¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

Impuesto Digital

Impuesto digital, el costo del entretenimiento

Nayeli Meza Orozco

A partir del 1 de junio los usuarios de servicios digitales en México pagarán mayores tarifas por el impuesto digital, aunque la medida generó polémica, en realidad se trata de un cambio a la ley que se aprobó desde el año pasado para establecer un piso parejo entre todas las empresas tecnológicas que operan en el país


May 11, 2020
Lectura 8 min
portada post

La medida es impopular, pero justa. En medio de la cuarentena, Netflix anunció el incremento a sus tarifas en México  por el llamado impuesto digital provocando el descontento de millones de suscriptores, pues la plataforma de streaming se convirtió en una de las principales fuentes de entretenimiento durante “El Gran Confinamiento”.

El 1 de junio entrará en vigor el alza de 16 por ciento al Impuesto al Valor Agregado (IVA), que se aplicará también a otros servicios como PlayStation, Spotify, y Mercado Libre. En el caso de Uber, Amazon Prime y Apple TV no se trasladará el gravamen, ya que los usuarios ya lo pagan o en todo caso a sus socios se les cobrará.

La disposición llega en un momento complicado para la situación financiera de millones de mexicanos, ya que el Covid-19 generó una ola masiva de despidos y de reducción de sueldos, entonces por mínimo que sea el incremento desestabilizará su bolsillo.

El impuesto digital tiene dos motivaciones: aumentar la recaudación tributaria del Gobierno federal y establecer un piso parejo entre las empresas nacionales y extranjeras

Sin embargo, no se trata de una medida nueva o improvisada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), esta tiene su origen desde el año pasado, cuando el Senado aprobó una serie de cambios en las reglas de las empresas tecnológicas que operan en territorio nacional.

A finales de octubre de 2019 concluyó el proceso legislativo que reformó las disposiciones del Código Fiscal de la Federación y de las leyes del Impuesto Sobre la Renta (ISR), la del IVA y la del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

A pesar de que la publicación en el Diario Oficial de la Federación se informó en una primera instancia que entraría en vigor a partir del 1 de enero de este año, las plataformas digitales consiguieron una prórroga de seis meses, por ello este gravamen iniciará su vigencia a partir de junio.

El llamado impuesto digital tiene dos motivaciones: aumentar la recaudación tributaria del Gobierno federal y establecer un piso parejo entre las empresas nacionales y extranjeras.

En la actualidad, los ingresos tributarios representan el 16 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, es decir que México es las nación con el menor porcentaje dentro del bloque de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Desde hace años, el país es campo fértil para las multinacionales, pues, al igual que en otros, eluden sus compromisos fiscales generando un quebranto a las finanzas públicas.

Se estima que las pérdidas anuales por este tipo de acciones superan los 500 mil millones de dólares anuales, de acuerdo con cifras de Tax Justice Network. En los países que conforman la OCDE la evasión se ubica entre 100 mil y hasta 240 mil millones de dólares al año.

Al mirar hacia México, la cifra individual es alarmante, sobre todo por el número de empresas de este tamaño que operan en el país. Durante 2015, el SAT informó que dejó de recibir impuestos por más de 197 mil millones de pesos por parte de los gigantes tecnológicos.

Iván Benumea Gómez, coordinador del Programa de Justicia Fiscal de Fundar, considera que dentro de toda esta discusión lo que se debe recordar es que este tipo de empresas se registran en países donde pagan pocos impuestos como parte de su estrategia fiscal, pero esto genera un daño importante para los países donde operan.

Un mayor IVA en los servicios digitales se necesitaba porque no eran tratados de la misma forma. Si antes alguien hubiera querido crear una empresa como Netflix estaría sujeta a pagar impuestos, mientras que una empresa extranjera no estaría obligada. Entonces se trata de establecer condiciones iguales para todos

- Iván Benumea Gómez

Coordinador del Programa de Justicia Fiscal de Fundar

También puedes leer: Netflix subirá sus precios en México por impuesto digital

Mal tiempo para los cambios

Netflix construyó un imperio en todo el mundo. Al cierre del primer trimestre sumó 182.8 millones de suscriptores, con lo que mantiene la corona en la industria del streaming.

Tan solo de enero a marzo de este año se registraron 15.7 millones de nuevos usuarios y la curva se aceleró cuando las restricciones sanitarias de los gobiernos entraron en vigencia para evitar una mayor propagación del Covid-19, de acuerdo con su reporte financiero.

Diversas firmas especializadas en investigación de marketing en Internet coinciden en que el uso de las plataformas de streaming se disparó hasta 300 por ciento desde que comenzó la pandemia, resultado de que las personas están en su casa, por lo tanto buscan opciones para entretenerse.

Elena Estavillo Flores, socia directora de AEQUUM, entiende la molestia de los consumidores, sin embargo, explica que el anuncio ya estaba programado, solo que se dio en un mal momento para los usuarios mexicanos.

“Es una medida razonable porque implica que estos servicios digitales cumplirán con sus obligaciones fiscales en México, el problema es que la noticia se dio en plena cuarentena, pero fue circunstancial, ya que esto se aprobó desde el año pasado; lamentablemente ahorita millones de familias hacen un mayor uso de las plataformas”.

Impuesto digital para unos cuantos

Mirar series durante todo el día se convirtió en uno de los pasatiempos favoritos de los usuarios de servicios digitales, sin embargo, no todos los mexicanos en cuarentena pueden acceder a una serie o película a cualquier hora.

Aun cuando en el país hay 18.3 millones de hogares (52.9 por ciento del total nacional) que disponen de conexión a Internet, la infraestructura está ubicada mayormente en áreas urbanas, mientras que en las rurales aún existen grandes vacíos en materia de telecomunicaciones, de acuerdo con el Inegi

Prueba de ello es que el 73.1 por ciento de los usuarios se ubican en las grandes urbes y el 40.6 por ciento en zonas donde, a pesar de tener Internet, no cuentan con un dispositivo móvil, ya sea teléfono o tableta.

A la fecha, México se encuentra entre los primeros tres mercados más importantes para Netflix, con más de siete millones de suscriptores.

Aunque la cifra es cuantiosa y supera a la de muchos países de América Latina, como Brasil, o de Asia, al tomar en cuenta que la población en el territorio nacional asciende a más de 120 millones de personas, el número de usuarios solo de la plataforma fundada en California, Estados Unidos, aún es bajo.

Al respecto, Elena Estavillo Flores, quien también es presidenta de la organización Conectadas, asegura que el impuesto digital solo golpeará a los usuarios de los servicios digitales, aunque no por eso deja de ser relevante.

El impacto negativo por el incremento al IVA también dependerá de la cobertura que hay de las plataformas de streaming, porque no podemos olvidar que aún hay millones de familias de bajos ingresos en México que no tienen ni acceso a Internet y por lo tanto sus ingresos no se verán afectados por la medida

- Elena Estavillo Flores

Presidenta de la organización Conectadas

Sobre la posibilidad de que ocurra un éxodo masivo por el alza del impuesto digital, Estavillo Flores ve complicado que esto suceda, ya que, aun con todo el gravamen, los usuarios no dejarán de usar Netflix o Spotify, aunque esto les implique un mayor desembolso.

También puedes leer: Morena propone cobrar impuestos a Google, Amazon, Facebook y otras plataformas digitales

Equilibrar la balanza

México es un país de contrastes: 3 mil 790 personas en el país concentran más de 600 millones de pesos, mientras que aproximadamente el 55 por ciento de la población vive en condiciones de pobreza, según Oxfam.

El aumento del 16 por ciento al IVA generó desconcierto entre los usuarios, pero para igualar las condiciones tributarias de otros países, México aún se queda corto, en especial al momento de exigir que los más ricos cumplan con sus obligaciones ante el SAT.

El especialista Iván Benumea Gómez opina que con el impuesto digital se corregirá un error y no implica la creación de un nuevo tributo fiscal, ya que éste siempre ha estado presente, aunque una mayor parte debería enfocarse a quienes cuentan con más recursos.

“México necesita más impuestos, pero para los ingresos de las personas más ricas que son quienes suman una mayor riqueza y que son tratadas favorablemente por el sistema tributario”.

A la fecha, México se encuentra entre los primeros tres mercados más importantes para Netflix, con más de siete millones de suscriptores


Notas relacionadas

May 21, 2019
Lectura 3 min

Impuesto Digital

SAT y apps hacen las paces

Nayeli Meza Orozco


May 21, 2019 Lectura 3 min

May 15, 2019
Lectura 7 min

Impuesto Digital

Sacudida fiscal

Nayeli Meza Orozco


May 15, 2019 Lectura 7 min

Comentarios