En caso de que la gente siga en la calle en la fase 3 y no acate las recomendaciones de permanecer en su casa, la Guardia Nacional (GN) podría colaborar con la seguridad pública si los gobiernos requieren de su apoyo, así lo afirma el experto en fuerzas armadas Juan Ibarrola.

“¿Qué va a pasar si se declara una fase 3 o una fase 4 en la que se obligue a la ciudadanía a quedarse en casa? No quiero llamarlo toque de queda porque no lo es, un toque de queda es solamente en situaciones de un golpe de Estado, pero vamos a hablar de que se genere un aislamiento obligado. ¿Quién va a generar ese orden?”, cuestiona.

Ibarrola asegura que las fuerzas armadas tienen preparación para ayudar en estas operaciones. También se les requeriría en caso de que en los penales, tras un brote de coronavirus, haya un amotinamiento, por ejemplo.


Si un penal tiene capacidad para mil 100 personas y ahorita viven 3 mil, ¿cómo los segmentas, cómo les das sana distancia? Se va a necesitar en un determinado momento el apoyo de las fuerzas armadas

Juan Ibarrola

Experto en fuerzas armadas

La GN realiza un resguardo de los materiales que se utilizan para la atención hospitalaria en esta pandemia, ya que se corre el riesgo de que delincuentes quieran ingresar a los hospitales.

Protección a nosocomios en Fase 3

En la fase 3 de la pandemia habrá más enfermos en los hospitales y es necesario disipar la presencia de familiares en las zonas cercanas. La Guardia Nacional también colaboraría con la seguridad pública para evitar las aglomeraciones a petición de las autoridades sanitarias.

Una de las medidas en los hospitales es que los parientes de los enfermos solo reciban información por vía telefónica.

En Ciudad de México se han presentado agresiones por parte de personas cercanas a los enfermos contra personal médico, en la fase 3, con el resguardo militar, se garantizaría que los familiares no puedan entrar.

También podrían ayudar a evitar el acaparamiento de productos básicos, sobre todo en zonas rurales donde algún vendedor grande decidiera venderlos más caros.

“Son todos los escenarios previsibles donde vas a necesitar a las fuerzas armadas”, explica Ibarrola.


Hasta ahora la indicación es que los militares resguarden 19 hospitales Covid, pero no se descarta su presencia en clínicas privadas

También puedes leer:

Incertidumbre ante la fase 3 del coronavirus