Los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) dieron a conocer este lunes que no es posible verificar las capturas de pantalla integradas por la Comisión de la Verdad y Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa (Covaj).

Cabe señalar que el informe del caso Ayotzinapa, presentado en agosto por el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, se basa en el análisis de mensajes intercambiados por personajes clave en la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa “Isidro Burgos”.

En un mensaje a medios, Francisco Cox Vial, integrante del GIEI, informó que tras realizar un análisis de los ficheros se determina que no es posible garantizar la credibilidad de los mensajes que fueron capturados en imágenes.

“No se puede determinar mediante el estudio de la metadata de los ficheros su autenticidad, no es posible verificar la fecha de creación del mensaje(…) Tampoco es posible verificar el tipo de dispositivo celular donde se encuentra registrada la cuenta de Whatsapp”, dijo.

Lee también: Caso Ayotzinapa: Detienen al exsecretario de Seguridad de Guerrero por desaparición de los 43

Entre los aspectos hallados se determinó que también existencia “diferencias en la forma de escritura” y que existe un doble check azul en algunos mensajes capturados en octubre de 2014, cuando esta opción de la red social fue incorporada el 20 de noviembre de 2014

“Se puede evidenciar que hay mensajes omitidos en enero de 2015 (…) no existe confiabilidad en la imagen (…) y los mensajes analizados no pueden considerarse como una prueba digital“, explicó.

Lo presentado por el GIEI se da tras pedir una prórroga para extender su participación en la investigación y analizar las capturas de pantalla presentadas por la comisión.

Previamente, el GIEI dio a conocer que contaba con una versión distinta de los chats que intercambiaron integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos sobre lo ocurrido en Iguala el 26 de septiembre de 2014, a la presentada por la comisión.

Y que aunque muchas de las conclusiones a las que llegó el informe de la Covaj se lograron gracias al material que trabajaron en conjunto, los mensajes de texto y capturas de pantalla se conocieron apenas el 23 de septiembre.

“Al GIEI le gusta tener certeza sobre los elementos que incorpora, porque no da ninguna noticia que no tenga comprobada”, dijo la especialista criticando el informe de la Covaj y de Alejandro Encinas.

¿Qué decían los mensajes de Whatsapp de la investigación de Ayotzinapa?

En septiembre de este año, la periodista Peniley Ramírez publicó un hilo de Twitter en el que compartió lo que halló después de que el informe del caso Ayotzinapa, sin censura, fuera filtrado.

Te puede interesar: AMLO considera que se pueden reponer órdenes de aprehensión en caso Ayotzinapa

Un total de 467 capturas de pantalla y 37 conversaciones de cinco teléfonos fueron analizadas. Dichas conversaciones sucedieron entre 36 actores y 35 más solo fueron mencionados.

“Hay allí números identificados como que pertenecían a los criminales, sus parejas, funcionarios del gobierno municipal de Iguala, sus familiares y militares. El informe reconstruye los hechos a partir de lo que esas personas hablaron por mensajes de texto y WhatsApp”, revela Peniley Ramírez.

Los mensajes constatan que seis de los estudiantes siguieron con vida hasta el 30 de septiembre de 2014, en una bodega de Pueblo Viejo, y que miembros del Ejército tuvieron en custodia a los estudiantes.

Otro de los implicados menciona que aunque le pidieron que disolviera 10 cuerpos en ácido, solo contaba material para “cocinar” a cinco.