Tres líneas del Metro son los principales focos rojos de todo el sistema de transporte por el alto número de fallas que han registrado en este 2021.

Datos obtenidos a través de una solicitud de información pública revelan que de enero –cuando se incendió el Puesto de Control Central 1 (PCC 1) del Metro– a octubre pasado, las fallas en el servicio han aumentado más de 400 por ciento y la mayoría se concentran en las líneas 5, 9 y B.


Falta de mantenimiento mayor, desinterés gubernamental y un gremio que obstaculiza las acciones de las autoridades son las causas de las fallas del Metro

Especialistas afirman que la problemática se debe a que el Metro es un sistema antiguo y que no se ha renovado de manera integral en más de 50 años.

Además, el PCC 1 del Metro no está en operaciones desde que se incendió el 9 de enero pasado.

El Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro es el modo de transporte público más importante de la capital que mueve a aproximadamente 4.6 millones de personas al día.

El crecimiento

En enero de 2021, las 12 líneas del Metro registraron 45 fallas, según la respuesta del Metro a la solicitud de información 010973721000111 tramitada ante la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

En ese mes también ocurrió el siniestro que dejó sin funcionar el PCC 1, que controlaba los trenes y el tránsito de las líneas 1, 2 y 3; mientras que a las 4, 5 y 6 solo les afectó de manera parcial.

Desde entonces, las fallas en el sistema aumentaron: para el mes de mayo se registraron 219 anomalías en la red, 318 por ciento más que en enero, revela la respuesta del Metro que está fechada el pasado 8 de noviembre.

Para el mes de octubre, el modo de transporte alcanzó 226 fallas, 3 por ciento más respecto a mayo y 402 por ciento más en comparación con enero.

Los puntos de alarma

En total, de acuerdo con la fuente citada, de enero a octubre de ese año el Metro presentó mil 831 fallas en sus 12 líneas, un promedio mensual de 183.

De esa cifra, 3 líneas concentran el 84 por ciento de los desperfectos documentados: la 5, la 9 y la B.


La Línea 5, que cubre el trayecto de Pantitlán al Instituto Politécnico Nacional, es la que más ha presentado fallas en el periodo mencionado al acumular 972, 52 por ciento

Esta ruta es una de las que tuvo que cerrar por el incendio de la subestación de Buen Tono, pero el problema no se alargó más de tres días porque solo dependía del PCC 1 de manera parcial.

Posteriormente, se encuentra la Línea B, que va de Ciudad Azteca a Buenavista, y acumuló en los 10 meses 329 fallas.

Por último está la Línea 9 del Metro que tiene sus terminales en Pantitlán y Tacubaya: en el lapso señalado ha padecido 255 fallas.

Metro, Sistema longevo

El Metro tiene una obsolescencia de más de 50 años, en los que no ha tenido mantenimiento mayor, ha padecido el desinterés gubernamental y un gremio que obstaculiza las acciones de las autoridades, por ello es que presenta tantas fallas, dice Víctor Alvarado, gerente de Movilidad Eficiente y Cambio Climático en el Poder del Consumidor.


“Son consecuencia de la falta de mantenimiento y de la obsolescencia de ser un sistema con más de 50 años”

Víctor Alvarado

Gerente de Movilidad Eficiente y Cambio Climático en el Poder del Consumidor

Sin embargo, considera que aunque el Metro presenta múltiples fallas, se debe precisar que no todas ponen en riesgo la operación.

“Las fallas pueden ser internas como que se va la luz, el tren tuvo un contratiempo; o externas como que se cayó algo a las vías o que un usuario bloqueó la entrada al Metro”, declara.

Por lo cual, afirma que lo importante es que las autoridades del Metro respondan de manera oportuna cuando se registran.

“Lo relevante es la capacidad de respuesta para solucionarlas y esta nueva gestión de Guillermo Calderón ha cumplido en lo general bien”, comenta.

Guillermo Calderón fue nombrado director del STC Metro el pasado 28 de junio en sustitución de Florencia Serranía, quien estuvo en el cargo desde el año 2018; su salida fue ocasionada por su actuación tras el colapso de una trabe de la Línea 12 el 3 de mayo de 2021.

Operación disminuida

El pasado 15 de noviembre, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aceptó que las líneas 1, 2 y 3 del Metro estaban operando al 70 por ciento de su capacidad por el incendio del 9 de enero en la subestación del Buen Tono.

“Estamos trabajando muy fuerte con Comisión Federal de Electricidad (CFE) para restablecer toda la capacidad de las líneas 1, 2 y 3 del Metro, que hoy no están a toda su capacidad por el problema que tuvimos en enero de este año”, dijo.

4.6

millones de personas utilizan diariamente el Metro en la Ciudad de México

Actualmente, las 3 líneas mencionadas funcionan por medio de centros de control provisionales y con el uso de la telemetría para la localización de los trenes.

No obstante, debido al incendio que consumió a uno de los dos cerebros del Metro, se emprendió un proyecto de renovación.

La mandataria local dio a conocer que el nuevo PCC 1 estará en funcionamiento en el mes de marzo de 2022.

“Se está trabajando muy fuerte para restablecerlo. Entonces, nosotros esperamos que, para alrededor del próximo mes de marzo, ya esté al 100 por ciento”, declaró.

El PCC1 del Metro era el puesto que controlaba el tránsito de las líneas 1,2 y 3 de manera total y parcial de las 4, la 5 y la 6. Tras el incendio de enero, las primeras tres rutas cerraron aproximadamente un mes, mientras que de la 4 a la 6, solo dejaron de prestar servicio durante 3 días.

También puedes leer: Sheinbaum reconoce que líneas 1, 2 y 3 del Metro trabajan al 70%; quedará resuelto en 2022