Los dueños y abogados del casino Foliatti intentaron engañar a un juez federal para conseguir una suspensión en contra de la clausura que le impuso el Municipio de Monterrey.

Entrevistado ayer por Reporte Indigo, José Garza Gallardo, secretario de Desarrollo Urbano y Ecología de Monterrey durante la gestión del exalcalde Adalberto Madero, rechazó haber firmado el instructivo que la defensa del casino Foliatti mostró en su juicio de amparo como permiso municipal de uso de suelo para operar un casino en la Pulga Mitras.

Garza Gallardo aceptó haber autorizado durante el año que estuvo a cargo de la dependencia municipal entre “5 ó 6” licencias de uso de suelo a casinos, pero se desligó de la supuesta autorización al casino Foliatti.

“Es falso con la información que tú estás planteando y con la aseveración de la alcaldesa de que no está en los archivos y que se apoya en una ley vigente a posteriori”, aseguró el exfuncionario municipal.

“Esa Ley (la de Desarrollo Urbano) ni la conocíamos nosotros. Se publicó un mes antes de que yo saliera (octubre de 2009), pero entraba en vigor meses después. Es producto de una falsificación”.

Garza Gallardo fue nombrado en octubre de 2008 como secretario de Desarrollo Urbano de Monterrey por el entonces alcalde del PAN, Adalberto Madero.

El nombramiento de Garza Gallardo se hizo en medio de las denuncias por corrupción que hicieron las cámaras de desarrolladores y organismos privados por la congelación de trámites en la dependencia municipal.

Garza Gallardo sustituyó en el cargo a Sergio Ríos Rodríguez, quien fue denunciado penalmente por empresas constructoras que lo acusaron de pedir “moches” a cambio de liberar autorizaciones. 

En el año en que estuvo a cargo de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de Monterrey, Garza Gallardo firmó cinco licencias para que se instalaran igual número de casas de apuestas en la capital de Nuevo León.

En este tiempo el exfuncionario municipal firmó las autorizaciones municipales para el Gran Casino Cumbres, que opera el grupo Palmas, y la casa de apuestas que esta  empresa tiene en la avenida Miravalle.

También Garza Gallardo autorizó los usos de suelo para que abrieran sus puertas los dos casinos de la cadena rusa Hollywood, el ubicado en la colonia Obispado y el otro en la Carretera Nacional a la altura de La Estanzuela.

También el exfuncionario municipal, el 19 de junio de 2009, aprobó el permiso para que iniciara operaciones el Play City de Cumbres.

Dos autorizaciones de casinos avaladas por Garza Gallardo fueron firmadas también por Brisa Moreno Ibarra, su directora de Control Urbano.

“Los permisos venían de la Federación y oponerte legalmente lo perdías en cualquier tribunal. No había de otra. Si yo me negaba iba contra la ley porque el plan lo estaba permitiendo, porque estaba aceptado legalmente”, explicó ayer Garza Gallardo.

“Yo no tengo por qué oponerme a un casino si el casino viene bien apoyado con un buen proyecto y en el lugar adecuado. La ley lo permite”.

El martes el Municipio de Monterrey tuvo que retirar, obligado por un juez federal, los sellos de clausura impuestos al casino Foliatti.

Ese centro de apuestas fue uno de los 10 que el Municipio cerró el pasado 27 de febrero,durante un operativo, porque carecían de uso de suelo municipal.

En los permisos municipales aparecen como propietarios del casino Foliatti Raúl y Jesús Rodríguez Quintero, además de Laura Elizabeth González Lozano.

Pero la casa de apuestas funciona con un permiso federal a nombre de la empresa Comercializadora de Entretenimiento de Chihuahua, S.A. de C.V. (Comenchi), que obtuvo la autorización de la Segob gracias a una resolución judicial.

El 1 de marzo Antonio Ochoa Garza, quien aparece en la página de Segob como dueño de la empresa Comenchi, interpuso un juicio de amparo en contra de la clausura municipal.

Ese día el juez segundo de Distrito en Materia Administrativa en Nuevo León, Javier Rubén Lozano Martínez, concedió una suspensión provisional en base a una supuesta autorización municipal firmada por Garza Gallardo.

La alcaldesa Margarita Arellanes aseguró que en el municipio no existen antecedentes de esta supuesta autorización al Foliatti, así que la edil lo calificó como apócrifa.

El permiso que presentó la defensa del Foliatti se trata de un instructivo que trae la firma de  Garza Gallardo para autorizar una homologación y permitir así operar al casino en la Pulga Mitras.

Sin embargo, la facultad de homologar los usos de suelos no estaba prevista todavía en la Ley de Ordenamiento Territorial vigente cuando se firmó el supuesto permiso, sino meses después que entró en vigor la nueva Ley de Desarrollo Urbano del Estado.

El 3 de abril de 2009, día en que está fechado el resolutivo presuntamente firmado por Garza Gallardo, también autorizó el uso de suelo para el casino Hollywood de La Estanzuela.

Esta casa de apuestas actualmente funciona bajo el amparo del permiso federal de la empresa Comercializadora de Entretenimiento de Chihuahua, S.A. de C.V., la misma que maneja el casino Foliatti.

Garza Gallardo  negó que el exalcalde Adalberto Madero le haya pedido autorizar en particular alguna casa de apuestas.

“La verdad es que Madero sí intentó pedirme, pero nunca de casinos”, aseguró.

Juez lo valida hasta que Municipio pruebe lo contrario

Por Javier Estrada

Aunque la alcaldesa Margarita Arellanes asegura que el oficio que permite operar al casino Foliatti es apócrifo, el juez federal que concedió la suspensión a la casa de apuestas lo considerará como prueba hasta que el Ayuntamiento regio demuestre lo contrario.

“Si la autoridad municipal responsable estima que es ‘falso’ ese documento”, se lee en una tarjeta informativa del Poder Judicial, “es factible que la propia autoridad municipal en la incidencia del juicio y acorde de la normatividad aplicable, objete e impugne tal documento”.

El Ayuntamiento tenía que impugnar el oficio en una audiencia incidental que estaba programada para ayer, pero que fue postergada, o hasta la audiencia constitucional que se llevará a cabo dentro de tres meses mientras se integra el expediente.

“Evento que a la fecha (ayer) no acontece, esto es, el permiso de mérito no ha sido declarado falso o inválido por una autoridad judicial”, precisa la tarjeta informativa de la suspensión provisional, emitida por el juez de Distrito.

Según una fuente, el titular del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa se basa en los artículos 129 y 202 que suplen a la Ley de Amparo.

En estos ordenamientos se señala que los documentos tendrán “prueba plena” de los hechos afirmados, hasta que judicialmente se declaren que fueron simulados.

Este martes, Arellanes aseguró que el oficio supuestamente firmado por José Garza Gallardo, el ex secretario de Desarrollo Urbano y Ecología en el trienio del ex alcalde Adalberto Madero, era extemporáneo al fundamento legal.

La suspensión de la clausura impuesta por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de Monterrey (SEDUE) implicó la reapertura del casino casi una semana después de que fue clausurado, pero Protección Civil del Estado lo volvió a cerrar porque incumple con las medidas de seguridad.

Lozano Martínez ha otorgado con anterioridad suspensiones al mismo casino por clausuras y retiro de máquinas de apuesta en los amparos: 540/2012 y 579/2012, promovidos por Antonio Ochoa Garza y Foliatti México S.A. de C.V., respectivamente.