Extorsionadores, más allá de los cárteles del narco

Además de las bandas delictivas, otro tipo de grupos que van desde cacicazgos locales y asociaciones gremiales hasta empresas extranjeras, pueden estar involucradas en el cobro de piso

Además de las bandas delictivas y cárteles, otro tipo de grupos que van desde cacicazgos locales y asociaciones gremiales

Además de las bandas delictivas y cárteles, otro tipo de grupos que van desde cacicazgos locales y asociaciones gremiales

Comparte esta nota

Si bien se suelen asociar las actividades de extorsión como el cobro de derecho de piso con organizaciones criminales, sean estas grandes cárteles o pequeñas bandas locales, especialistas entrevistados por Reporte Índigo plantean que esta clase de conductas también son perpetradas por figuras ajenas a estos grupos.

Juan Manuel Aguilar, investigador del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia, explica que las condiciones específicas de estos grupos cambian de región a región, pues “no es lo mismo cómo extorsionan en Veracruz, que cómo extorsionan en Sinaloa o en Nuevo León”.

Si bien señala casos de organizaciones policiales municipales o estatales, también destaca el papel de los caciques que ejercen poder en ciertas localidades del país. Puesto que este “es un tema muy, muy profundo en el ámbito de las provincias de México. El caciquismo puede llegar a hacer cobros de piso”.

Incluso retoma la investigación “Bajo el yugo narco-minero”, del diario sinaloense El Noreste, respecto a la alianza del Cártel de Sinaloa con mineras canadienses en la región del llamado triángulo dorado.

“Ciertas comunidades de municipios son como pueblos fantasma porque los abandonaron por esa intimidación conjunta entre las mineras y el Cártel de Sinaloa”.

Manuel Vélez, subdirector de investigación del Observatorio Nacional Ciudadano, agrega que “es bueno explorar la dimensión política de la extorsión. Cuando tienes a alguien pidiendo renta sobre las unidades económicas, también está ejerciendo poder y es un poder que se va a manifestar de muy diversas maneras”.

Particularmente, destaca el control territorial mediante el cobro de piso, algo en lo que no solo incurre el crimen organizado, sino “otro tipo de actores que pudieran estar detrás de extorsiones y que tienen una estructura territorial. Pensemos, por ejemplo, en grupos sindicales u otras asociaciones gremiales”.

También puedes leer:

Cobro de piso a grandes y pequeñas empresas asfixia la economía nacional

Extorsión omnipresente y en aumento en todo el país

Salir de la versión móvil