Estefanía Veloz, activista y militante activa del partido, decidió dejar las filas de Morena, debido a todas las víctimas de abuso sexual a las que no les han creído en el partido.

Después de participar en un video en el que exigían la renuncia de Félix Salgado Macedonio, abanderado de este instituto político para luchar por la gubernatura de Guerrero, Veloz decidió ir más allá y abandonar a Morena.

“En congruencia con mis principios, decido renunciar a Morena, porque mi lealtad y mi primera militancia no es con un partido, sino con las mujeres y con el feminismo”, escribió en redes.

Veloz compartió la carta dirigida al líder nacional del partido, Mario Delgado, en la que le expresó las razones para dejar al partido.

En ella le expresa que pese a la esperanza que trajo la llegada a la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, y que Moren ha dado cauce a las demandas de “diversos grupos sociales que por años fueron marginados por gobiernos corruptos”, su actuación ante el actual proceso electoral contradice su lucha social.

“En 2021, frente a un proceso electoral histórico en el que miles de cargos públicos se encuentran en disputa, la posibilidad de darle continuidad a la cuarta transformación se encuentra en entredicho. Y es que la candidatura de Félix Salgado Macedonio, acusado de violación y acoso sexual por varias mujeres, contradice totalmente la lucha social que le dio origen a Morena en más de un sentido”, explicó Veloz.

TE SUGERIMOS: Estefanía Veloz desata polémica en redes tras critica a Brozo

Según la activista, los principios bajo los que fue fundada Morena; no robar, no mentir, no traicionar al pueblo “han quedado cortos en ser la brújula de esta organización”, que fue impulsada por la esperanza de una sociedad justa y de tener un gobierno al servicio de la gente.

“Porque de nada sirve no robar si eso excluye despojar a las mujeres de su voluntad y libre decisión, poco dice no mentir si no hay explicaciones públicas sobre dudas razonables y nada significa no traicionar al pueblo si en ese mandato no está explícita una condena enérgica a la violencia de género”, mencionó.

Veloz acusó que el partido se ha puesto a favor de las estructuras políticas, sociales y culturales que tanto se han tratado de combatir para que ninguna persona “viva fuera de sus derechos ni por debajo del bienestar”.

“Soslayar a las víctimas y predicar el perdón para los victimarios no sólo no es ético, sino que es una vía a la perpetuación del dominio social de la misoginia, y una práctica que de volverse recurrente convertirá a Morena en enemigo de las mujeres y de sí mismo”, aseguró Veloz.

Debido a que la ruta que “gran parte de la dirigencia ha optado por transitar contraviene los ideales del feminismo”, Veloz expresó su renuncia al partido.

“Renuncio en solidaridad con todas las víctimas de abuso sexual a las que no les han creído”, escribió.

La activista reiteró su respeto y apoyo a aquellas compañeras de partido que quieran seguir realizando su lucha permaneciendo en el partido.

“Mi renuncia a Morena enardece más mi ánimo por construir un país justo donde exista una izquierda feminista. Todas y todos necesitamos un país en el que las mujeres tengamos plena autonomía de nuestros cuerpos y en pleno ejercicio de nuestros derechos porque no puede haber una regeneración nacional dejando a un lado a las mujeres”, concluyó.