Ante la reapertura de cines en la Ciudad de México, al igual que otros recintos culturales como teatros y museos, el Gobierno encabezado por Claudia Sheinbaum lanzó una serie de medidas que deberán implementarse en estos establecimientos para reducir la probabilidad de contagios de COVID-19.

Entre estas destacan la promoción de la salud; representada en la colocación de información en espacios visibles para promover el lavado de manos, uso de cubrebocas, gel, observación del distanciamiento social, entre otros consejos sanitarios.

En todo momento, el personal que labora al interior de las salas de cine y en todo el complejo deberán portar cubrebocas y otro tipo de equipo de protección sanitaria que consideren necesario para preservar su salud y la de los visitantes.

TE SUGERIMOS: Cines, teatros y otros recintos culturales también reabren sus puertas en Edomex

Respecto al público asistente, los anfitriones deberán exigir el uso de cubrebocas durante todo el tiempo mientras se permanezca en las instalaciones.

También se instalará un filtro sanitario por el que el público pasará obligatoriamente y en el cual se registrarán datos como la temperatura del espectador, si presenta síntomas como tos seca, malestar corporal o dolor de cabeza. Si un caso sospechoso es detectado, se impedirá el paso a la persona y se notificará al Gobierno de CDMX acerca del caso.

Todos aquellos que ingresen al recinto deberán recibir gel antibacterial para desinfectar sus manos, este deberá cumplir con un porcentaje mínimo de alcohol del 70 por ciento.

El mobiliario y espacios de los cines, como baños, vestíbulos, pasillos, entre otros sitios, deberán ser desinfectados constantemente, además de que los sanitarios estarán equipados con jabón, gel antibacterial y toallas desechables para manos.

Se recomendará al público guardar silencio durante su permanencia en el complejo, para evitar la dispersión de gotículas que puedan causar contagios.

Sólo se permitirá un aforo de 20 por ciento en las salas, por lo que el cine deberá implementar las medidas necesarias para evitar la ocupación de espacios vedados y para que la distancia sea respetada.

Las medidas para la reapertura de cines serán aplicables, según sea el caso, a trabajadores y visitantes.