A México le hace falta tener control sobre los hechos predecibles del futuro para adelantarse y evitar que agarren a las autoridades con los brazos cruzados, como pasó con la pandemia de COVID-19. Hoy la vacunación en el país es un tema de seguridad nacional al mismo nivel de relevancia que los fenómenos migratorios, la violencia criminal provocada por los grupos del narcotráfico o los levantamientos armados como las autodefensas.

Por lo que el gobierno mexicano a partir de lo aprendido de la pandemia, tendrá que tener muchas más previsiones ya que el tiempo para hacer esos cálculos sobre el futuro es hoy, asegura Ángel Martínez, experto en seguridad nacional y participante en el Seminario Hemisférico: La prospectiva estratégica como instrumento de anticipación y construcción de futuros para la seguridad nacional organizado por la Armada de México.

“La pandemia global de SARSCoV-2 ha magnificado no sólo los éxitos y fracasos de los sistemas de todos los sectores de forma abrupta. Nos ha mostrado la importancia de las alianzas estratégicas internas y externas con el foco dimensional y multilateral.


“La humanidad está desafiando estos retos, pero algo es claro, no será la única ni la última vez, por lo que debemos prepararnos y tener capacidad de resiliencia para recuperarnos rápido y simultáneamente, ese es el gran desafío para el futuro”

Ángel Martínez

Experto en seguridad nacional

El doctor Ángel Martínez es experto en estudios sectoriales de gran visión y actualmente desarrolla un sistema que a través de sistemas de inteligencia artificial permite la detección de riesgos para la aplicación de políticas públicas con la visión de identificar los desafíos en la toma oportuna de decisiones.

La pandemia está lejos de terminar y por ello la vacunación es importante para tener avances y recuperar la vida y la economía de antes.

“La meta a corto plazo son los esquemas de vacunación y esto va muy vinculado con la cooperación internacional. Esta pandemia no ha terminado. Latinoamérica ha sido de las regiones más golpeadas, la CEPAL acaba de informar el incremento muy significativo en pobreza y con un aumento continuo, progresivo, entonces esto va a continuar en los próximos años y tenemos que estar preparados”, asegura el especialista.

Para el país y el mundo hay bastantes amenazas que se tienen que tomar en cuenta en este presente para que en el futuro estemos listos, desde una guerra con otra nación hasta las repercusiones del cambio climático, la actividad del crimen organizado o el terrorismo.

De acuerdo con Ángel Martínez, las alianzas internacionales tienen que reforzar las relaciones y capacidades geoestratégicas para lograr una seguridad global saludable que garantice un mundo más seguro. Los estudios de prospectiva -predicción de escenarios futuros– son una de las alternativas.

“Considero que las decisiones que se toman hoy alteran nuestro futuro. Las decisiones de hoy serán los resultados del futuro. Muchos de los cuales se verán afectados totalmente por el presente. No hay más tiempo. Las decisiones se tienen que tomar hoy de manera asertiva con poco margen de error, pero al mismo tiempo tienen que ser multilaterales. Yo creo que nos estamos dando cuenta de todo esto”, sentencia el especialista.

Esta visión prospectiva permite la construcción de escenarios para la creación de estrategias y políticas públicas en el marco del contexto global, cuidando el uso eficaz de los recursos y con una evaluación del desempeño.

México tiene que aprovechar que el presente es idóneo para perfilar el país que se requiere para los ciudadanos del futuro.

“Nuestras capacidades de recursos naturales son amplias, tenemos una sociedad joven y también tenemos de alguna manera una zona con no tantos conflictos, y me refiero a operaciones militares en curso y movimientos civiles”, explica Martínez.


Las alianzas internacionales entre los países tienen que reforzar sus capacidades geoestratégicas para lograr una seguridad global saludable que garantice un mundo más seguro

Las amenazas a partir de ahora estarán en un escenario de complejidad y una muestra fue la pandemia, que si bien es un tema principalmente relacionado con la salud, ha impactado en el mundo de la tecnología, la migración y el desarrollo económico de las naciones.

“Hoy entendemos y todos tenemos claro que el COVID-19 es un catalizador, vino a demostrarnos cómo estábamos como sociedad y si en realidad estábamos haciendo las cosas bien. Muchas cosas sí. Y han continuado. El ser humano se adapta, pero tenemos que trabajar en conjunto para que todos nos adaptemos. El desafío global hoy son amenazas híbridas, no hay una lógica, y éstas irán cambiando y evolucionando con el tiempo”, afirma.

Continúa leyendo:

La pandemia marcó un antes y un después en la prevención