El gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, quien asumirá el cargo el próximo diciembre, confirmó que invitará a sumarse a su gobierno a la actual titular de la Contraloría General del Estado, Teresa Brito Serrano, quien podría así continuar en el cargo público que hoy desempeña aún tras concluir la administración estatal priista.

Este anuncio de Alfaro Ramírez, quien ganó la gubernatura bajo las siglas de Movimiento Ciudadano (MC), resultó sorpresivo pues Brito Serrano es hasta ahora el único elemento del gabinete del actual gobernador Aristóteles Sandoval Díaz, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que se integraría al próximo gobierno que tomará las riendas del Estado, además de que es un puesto central para las tareas anti-corrupción.

De acuerdo con el equipo de trabajo de Alfaro Ramírez, este “consideró que se trata de una mujer con una trayectoria profesional sólida y comprometida con el combate a la corrupción”.

Brito Serrano ha ocupado cargos de primer nivel en gobiernos tanto del Partido Acción Nacional (PAN), como la presidencia municipal de Juan Sánchez Aldana en Zapopan, donde fungió como secretaria general (2007-2009); del PRI, en la presidencia municipal de Héctor Robles Peiro, también en Zapopan, donde fungió como contralora (2012-2015), y también con el PRI en el actual gobierno de Sandoval Díaz, ahora en una responsabilidad estatal.


“A la contralora la he visto dos veces en mi vida, pero sé de su trabajo y  además sé de las presiones que tiene por todos lados. Confío, primero en que acepte la invitación, segundo en que no se vaya a dejar doblar, por que creo que es una mujer que cuando menos en lo que yo he visto ha demostrado entereza y firmeza”, dijo Alfaro Ramírez.

A este anuncio se sumó el de que la terna de candidatos que enviará Alfaro Ramírez al Congreso local para la designación del próximo fiscal general del Estado, serán evaluados  previamente por el Comité de Participación Social del Sistema Estatal Anticorrupción, esto con el fin de asumir las recomendaciones que emitió ese ente para garantizar una reforma de fondo a la Fiscalía General local.

“Además de estos (23) puntos que incluyen varias cuestiones de rediseño institucional, de manejo de recursos humanos, en términos de una reingeniería completa de la Fiscalía, me estoy comprometiendo también a que la terna que se va a enviar al congreso no será enviada hasta en tanto no haya cumplido un proceso de evaluación por parte del comité”, dijo Alfaro Ramírez.

Esta determinación, sin embargo, está recibiendo cuestionamientos pues precisamente una de esas 23 recomendaciones que había emitido el Comité junto a otras organizaciones ciudadanas, era que la terna para fiscal no fuera generada por el próximo gobernador, sino que fuera producto de una convocatoria abierta, lo que habría garantizado la autonomía plena de los perfiles a evaluar.