¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

Contaminación Ambiental

CDMX: ¿En qué consiste el nuevo programa de basura cero y economía circular de Sheinbaum?

Indigo Staff

El objetivo es reducir la disposición final de la basura de ocho mil 600 toneladas a sólo dos mil y reciclar el cascajo remanente de las construcciones, obligando de esta manera al gobierno y alcaldías a ser consumidoras del material.


May 26, 2019
Lectura 2 min
portada post

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, anunció en conferencia de prensa, junto con la titular de la Secretaría de Medio Ambiente, la implementación del programa Basura cero y Economía Circular del manejo de los residuos sólidos, con el objetivo de hacer de la ciudad una de las más sustentables a nivel mundial.

“Es un esquema donde buscamos que ya no se envíen residuos sólidos a los rellenos sanitarios, que todo sea aprovechable de diferentes maneras, avanzamos hacia economía circular, quiere decir que los residuos regresan a la economía” expresó la jefa de gobierno.

Destacó que el objetivo es reducir la disposición final de la basura de ocho mil 600 toneladas a sólo dos mil y reciclar el cascajo remanente de las construcciones, obligando de esta manera al gobierno y alcaldías a ser consumidoras del material.

“Se trata del Aprovechamiento de los materiales de la construcción, habrá una convocatoria de las próximas semanas para plantas procesadoras de cascajo...es una solución de un problema muy serio de la ciudad, aprovechando lo que en plantas de cascajo se genere”, añadió Marina Robles, titular de la Secretaría del Medio Ambiente.

A través de este programa, y en caso de manejar los residuos de forma adecuada, el gobierno capitalino podría ahorrar dos mil 800 millones de pesos que se gasta en la disposición de la basura.

Además, se promoverá el uso de nuevas tecnologías que ya se encuentran trabajando en conjunto con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Conacyt, el Fondo de Sustentabilidad Energética y el Instituto de Ingeniería de la UNAM para aprovechar de una mejor manera los residuos orgánicos y poderlos utilizar como carbón vegetal para incorporarlos a las carboeléctricas.

Comentarios