Las elecciones celebradas el pasado domingo han sido de las más vigiladas de los últimos tiempos en México, pues contaron con una cantidad de observadores electorales que fue incluso superior a la que tuvo la del año 2018, no obstante que en esta estuvo en juego la Presidencia de la República.

Aunque las elecciones intermedias suelen despertar un menor interés en la ciudadanía que aquellas en las que se elige al presidente de la República, los registros más actualizados del Instituto Nacional Electoral (INE) muestran que en estos comicios fueron aprobados cerca de 6 mil observadores electorales para seguir el desarrollo de la jornada democrática.


Para ser observador electoral se requiere ser ciudadano mexicano en pleno goce de sus derechos civiles y políticos

El INE publicó en mayo de este año el “Informe sobre el seguimiento a la acreditación de las y los observadores electorales que participarán en las entidades con Proceso Electoral 2020-2021” en el que se informa sobre las solicitudes que aprobó cada año para observadores.

“Respecto de las solicitudes aprobadas, con fecha de corte al 14 mayo de 2021, se registraron en los procesos electorales: local 2015-2016 un número de 8 mil 705, en 2016-2017 mil 607, en el concurrente 2017-2018 fueron 5 mil 720, local 2019-2020 con 98 y concurrente 2020-2021 con 5 mil 989”, dice el informe.

La observación independiente de la jornada electoral para verificar que se desarrollara de forma legal, recayó en mayor medida en mujeres.

”Siguiendo con el análisis de las solicitudes aprobadas, se identificó que 3 mil 082 (51.8 por ciento) correspondieron a mujeres, y las restantes 2 mil 907 (48.2 por ciento) a hombres”, agrega.

Este activismo electoral, sin embargo, no se encuentra distribuido con la misma intensidad en toda la República, por ello, hubo entidades federativas que contaron con cientos de observadoras y observadores, mientras que en otras hubo apenas algunas decenas.

“Del total de solicitudes aprobadas corresponde el mayor número de registros al Estado de México con 655, Ciudad de México con 544, Oaxaca con 420, Chiapas con 384, Coahuila con 366, Puebla con 335, Veracruz con 314, Tamaulipas con 313, Tabasco con 300. En contraste las entidades con menor número de registro son: Guerrero con 92, Tlaxcala con 73, Hidalgo con 70, Michoacán con 67, Sonora con 54, Colima con 44, Zacatecas con 44, Morelos con 42, Sinaloa con 38, San Luis Potosí con 36, Campeche con 23, Nayarit con 14 y Baja California 11”.

Lo cierto es que incluso el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quedó satisfecho con la manera en que se desenvolvieron los comicios, según lo dijo el 7 de junio.


“Primero, enviar un mensaje a todo el pueblo de México, de agradecimiento por la jornada del día de ayer. Se reafirmó el camino a la democracia. Eso es fundamental, el que se puedan dirimir las diferencias por la vía electoral, por la vía pacífica, ayer se dio un paso importantísimo, es una elección histórica. Ha habido pocas elecciones como las de ayer, y digo esto porque las elecciones de ayer fueron libres, limpias, cómo no sucedía en otros tiempos”

Andrés Manuel López Obrador

Presidente de México

Solicitudes para observar

En realidad, el INE y los Institutos Electorales estatales (Organismos Públicos Locales) recibieron más de 30 mil solicitudes de ciudadanos que deseaban fungir como observadores de esta elección, sin embargo, se aprobó sólo una quinta parte (19.5 por ciento) debido a que en su gran mayoría no cumplieron con los requisitos que fija la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Desde esta fase del proceso se volvió evidente que había más mujeres que hombres interesadas en participar en la vigilancia de la elección.

“A la conclusión del plazo legal para la recepción de solicitudes, se presentaron un total de 30 mil 677 solicitudes, de las cuales se tiene que 28 mil 118 (91.7 por ciento) fueron ingresadas por el INE y 2 mil 559 (8.3 por ciento) por los OPL. (…) Según su sexo, se tiene que 15 mil 713 (51.2 por ciento) fueron mujeres y 14 mil 964 hombres (48.8 por ciento)”.

En este caso, la elección de 2018 que ganó López Obrador tuvo un mayor número de estas solicitudes que la celebrada este domingo.

”Al verificar la información sobre las solicitudes que se recibieron en los procesos electorales anteriores, con fecha de conclusión del plazo para la recepción en cada uno de los años electorales pasados; se tiene que, en el proceso local 2015-2016, en dicha fecha se habían registrado 10 mil 855, seguido de 2016-2017 con 8 mil 734, en el concurrente 2017-2018 con 38 mil 353, local 2019-2020 con 924 y concurrente 2020-2021 con 30 mil 677”.

En el Acuerdo del INE del 4 de septiembre de 2020, en el que se emitió la convocatoria para ser observador electoral en el Proceso Electoral 2020-2021, se señala que el objetivo de la observación electoral consiste en imprimir un elemento más que dote de certeza el desarrollo de los procesos electorales, a partir de una evaluación imparcial e independiente, la que puede ser realizada por cualquier persona ciudadana mexicana, que solicite y obtenga su acreditación para realizar la observación electoral.

“Estas labores, sirven para presenciar y vigilar todos los actos que se desarrollan en el proceso comicial”, dice la convocatoria.

Observadores internacionales

El Artículo 217 de la Ley General citada señala que los ciudadanos que deseen ejercitar su derecho como observadores electorales deberán sujetarse a requisitos como “ser ciudadano mexicano en pleno goce de sus derechos civiles y políticos”.

Sin embargo, las elecciones de México también tienen vigilantes extranjeros; por ejemplo, el INE reportó este 7 de junio, que integrantes de diversas misiones de observación electoral de visitantes extranjeros en México, reconocieron la labor, capacidad técnica y operativa de las autoridades electorales y la participación de la ciudadanía como elementos fundamentales de una jornada electoral exitosa.

José Miguel Insulza en su calidad de Presidente de la misión de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (COPPPAL), refirió que a los observadores internacionales no les corresponde posicionarse sobre los resultados de una elección, sino si estos fueron obtenidos de forma pacífica y democráticamente y en el caso de México así fue.

También puedes leer: Observadores extranjeros vigilan elecciones en CDMX