Previo a anunciar su plan para garantizar el abasto de agua en la zona metropolitana de Monterrey, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) advirtió que el gran reto será lograr que el acueducto que conectará la presa El Cuchillo con la capital de Nuevo León esté operando para mediados del próximo año.

“Mañana firmaremos el compromiso con el gobernador de Nuevo León, Samuel García, para construir un acueducto y llevar más agua (cinco mil litros por segundo) de la presa El Cuchillo a Monterrey. El desafío es que los 106 kilómetros de tubería y plantas de bombeo operen para mediados de 2023“, publicó en sus redes sociales el primer mandatario.

Durante esta gira por el estado que se ha visto afectado por sequías en los últimos meses, López Obrador y García estuvieron acompañados por Adán López y el general Luis Sandoval, secretarios de Gobernación y Defensa Nacional, así como por Germán Martínez y Jorge Mendoza, directores de Conagua y Banobras, entre otros funcionarios federales y estatales.

En este proyecto, al que el Gobierno federal destinará un presupuesto de 10 mil millones de pesos según comentó López Obrador en su conferencia matutina de ayer viernes, “participarán empresarios, iglesias, ingenieros civiles y militares, técnicos y trabajadores. Todos juntos para no padecer por falta de agua”, agregó en una publicación secundaria.

Te puede interesar: Crisis del agua en Nuevo León: AMLO llama a priorizar consumo doméstico y no empresarial

Será mañana, domingo 14 de agosto, cuando las administraciones de López Obrador y García presenten el Plan de Agua para Nuevo León en el único acto público de la gira del Presidente por el estado y por la región de La Laguna en Durango. Dado que la mayor parte de su agenda fue dedicada a supervisión de infraestructura y reuniones con empresarios.