https://www.youtube.com/watch?v=bhPc9LErgvU

El camino fácil y cómodo era pactar con cualquier partido político para ser postulados como candidatos a un puesto de elección popular. 

Su inclusión en la boleta electoral era casi un trámite y una tarea que no representaba mayores complicaciones. 

En México si hay algo que sobran son partidos políticos que alquilen sus franquicias al mejor postor.

Las ventajas por esta vía eran más que tentadoras: acceso a financiamiento público, spots de televisión y de radio y quizás hasta a una estructura electoral que apoyara la campaña.

Pero estos hombres y mujeres dijeron no a la tentación de los partidos políticos y se fueron a las calles.

Estos ciudadanos –algunos exmilitantes de partidos políticos y otros activistas de la sociedad civil- optaron por transitar por el complicado camino de construir una candidatura desde la calle.

Las candidaturas independientes debutarán en la próxima contienda electoral que se realizará en México el 7 de junio.

Es una figura que no existía legalmente en México desde los años 30.

A nivel federal existen 52 ciudadanos que en estos momentos intentan conseguir las firmas para validar su registro como candidatos  independientes a diputados. 

Más de la mitad de los que mostraron interés han abdicado ya. El 27 de febrero concluye el plazo para la entrega de las firmas, rúbricas que los organismos electorales validarán todavía para definir si aceptan o no las candidaturas. 

Se calcula que existen al menos 17 personas que –sin el apoyo de ningún partido político- tienen intenciones de registrarse como candidatos independientes al puesto de gobernador en las 9 entidades donde habrá elección.

En los últimos dos meses estos aspirantes han regresado a realizar campañas como lo era antes de que llegara la televisión.

Se fueron a las calles, los mercados, los centros comerciales, las oficinas públicas y hasta las cantinas para cumplir con el requisito de la recolección de firmas y poder registrarse en la contienda electoral.

En Nuevo León, a Jaime Rodríguez las autoridades le exigieron juntar 100 mil firmas para dejarlo participar en la próxima contienda por la gubernatura de ese estado.

“El Bronco”, como se le conoce a este expriista, consiguió casi 400 mil firmas de apoyo por parte de ciudadanos de Nuevo León.

“Estos no se dieron cuenta, pero nos hicieron un gran favor con lo de las firmas”, dice Manuel Clouthier, hijo del excandidato presidencial panista Manuel J. Clouthier, “Maquío”, que busca ser diputado federal independiente en Culiacán, Sinaloa.

“A la gente le encanta verte en la calle, quiere verte en la calle, le encanta que le pidas las firmas, que los salude. Es un fortalecimiento con la sociedad”.

La cancha no está pareja. Ellos lo saben. Si los aspirantes ciudadanos logran su candidatura participarán en una contienda inequitativa con respecto a los recursos y los spots que dispondrán sus contrincantes postulados por los partidos políticos.

El financiamiento público al que tendrán acceso es peor que migajas y el riesgo de ser exhibidos y que su candidatura quede en lo anecdótico es muy grande.

Pero como quiera intentarán dar el primer golpe en contra de la partidocracia.

Sigue leyendo…

> Un ‘Bronco’ encabronado Por Félix Córdova

> ‘Haga lo que tenga que hacer’ Por César Cepeda

> Lagrimita, con la sonrisa borrada Por Mauricio Ferrer

> En Michoacán van contra corriente Por J. Jesús Lemus