La contaminación química que afecta los cuerpos de agua en el Área Natural Protegida (ANP) del Bosque La Primavera sigue siendo un misterio, luego de que el primer peritaje presentado por Petróleos Mexicanos (Pemex) descartara que la sustancia detectada sea gasolina o diésel.

Días atrás, el Gobierno de Jalisco confirmó que Pemex finalmente respondió a sus llamados para atender la contingencia ambiental en el Bosque La Primavera, ante el hallazgo de químicos en el cauce del Río Caliente, así como en el balneario “Los Chorros”.

Aunque las autoridades de Jalisco presumían que las sustancias químicas en los cuerpos de agua eran hidrocarburos que se estaban fugando de los ductos de Pemex, la empresa estatal ha comenzado a aportar pruebas que indicarían que la contaminación la está causando una fuente distinta.

Este 18 de marzo del 2022, el Gobierno de Jalisco reportó avances sobre este caso que ha suscitado preocupación, por tratarse de un Área Natural Protegida de gran relevancia para el Área Metropolitana de Guadalajara.

“En los estudios que se llevaron a cabo del 1ro de marzo al 16 del mismo mes, destaca que el poliducto Salamanca-Guadalajara cumple con hermeticidad y está en buenas condiciones para su uso. Conforme a seguimiento de los acuerdos, Pemex acudió a instancias debidamente acreditadas, como el Instituto Politécnico Nacional, quienes fueron los encargados de elaborar un dictamen pericial por tercero, especialista en materia de transporte de hidrocarburo, concluyendo que los químicos encontrados en los cuerpos de agua no corresponden en composición a la fórmula química de la gasolina o diésel”, informó.

Las autoridades de Jalisco aseguraban que la contaminación la estaba causando Pemex e incluso ya le estaban exigiendo un plan de saneamiento ambiental del ANP

Cambio de planes en La Primavera

Hace apenas un mes, las autoridades de Jalisco se mostraban convencidas de que la contaminación química del Bosque La Primavera la estaba causando Pemex, por lo que incluso ya se le estaba exigiendo a la empresa estatal que emprendiera un plan de saneamiento ambiental del ANP.

“Desde que se presentó la situación el pasado 13 de octubre del 2021, se comenzaron con las acciones de medición, muestreo, monitoreo de atmósferas explosivas, contención de partículas aceitosas, remoción de tierra, etc., por dependencias de los tres órdenes de gobierno”, expuso el Gobierno de Jalisco el 19 de febrero del 2022.

“Hasta el momento, se continúa con la presencia de hidrocarburos en el lugar, por lo que es imprescindible que además de continuar con monitoreo y vigilancia de la zona se inicie un plan de saneamiento del área por parte Pemex, a fin de dar certeza y seguridad a la población de sus bienes y entorno; así como asegurar la protección a la flora y fauna de la región y de los cuerpos y corrientes de agua subterráneos y superficiales”, agregó.

Por el contrario, en el comunicado del 18 de marzo del 2022, las autoridades locales ya no responsabilizan directamente a Pemex de lo que está ocurriendo en el Bosque.

No obstante, se informó que Pemex ahondará en la evaluación de su infraestructura para descartar algún desperfecto o falla:

“Pemex continuará con los trabajos en la zona, en los próximos días harán un análisis detallado del sistema de transporte, para el cuál utilizarán un artefacto robotizado llamado ‘Diablo Instrumentado’, el cual realizará un recorrido dentro del ducto, para su análisis y revisión”
Gobierno de Jalisco

Las instancias de los tres niveles de gobierno se coordinarán para continuar con los trabajos de investigación y monitoreo de la zona para encontrar la fuente contaminante.

Reclamos crecientes

Hasta antes del peritaje que presentó Pemex y que podría exonerarla de la contingencia ambiental que se presenta en el Bosque La Primavera, las autoridades de Jalisco estaban elevando el nivel de sus reclamos hacia la empresa, por considerarla omisa en la atención de esta problemática.

El 3 de marzo del 2022, por ejemplo, el Gobierno de Jalisco había aseverado que Pemex recibió el 2 de marzo el oficio de petición oficial dirigido al ingeniero Octavio Romero Oropeza, director general de la instancia, para que se responsabilice y atienda de manera urgente la contingencia ambiental.

Ante la falta de respuesta por parte de la paraestatal que prevalecía en ese momento, el 22 de febrero de 2022, el gobernador, Enrique Alfaro Ramírez, cuestionó fuertemente a la empresa: “Pemex no tiene vergüenza, esa es mi posición, porque con la historia que hay en nuestro estado de su negligencia que le costó la vida a personas en Analco (por las explosiones ocurridas en Guadalajara el 22 de abril de 1992, causadas por combustibles en el drenaje), pues es increíble que no hay una respuesta de Pemex. Nosotros ya lo hicimos por escrito, ya lo hicimos de todas las maneras posibles, pero son unos irresponsables”.

Las instancias de los tres niveles de gobierno se coordinarán para continuar con los trabajos de investigación y monitoreo de la zona para encontrar la fuente contaminante

Y agregó que “ojalá el director (de Pemex, Octavio Romero Oropeza) tenga la decencia de dar la cara al pueblo de Jalisco y explicar qué es lo que está pasando ahí y por supuesto corregirlo porque eso es responsabilidad de ellos pero como siempre pues actúan con una soberbia que ya le costó mucho a Jalisco en algún momento de la historia. Ojalá haya una respuesta pronto, estamos insistiendo a través de Secretaría de Gobierno en ese sentido”.

También puedes leer: La sordera de Pemex a la fuga en Bosque La Primavera