Así como el Gobierno federal abrió la residencia oficial de Los Pinos al público, este fin de semana el Gobierno de Michoacán encabezado por Alfredo Ramírez Bedolla abrió las puertas para que la ciudadanía en general pueda ingresar a la Casa de Gobierno (hoy convertida en Casa Michoacán).

Por la ubicación de la residencia, en la zona sur de la capital michoacana y ante la falta de lugar de estacionamiento, el sitio carece de infraestructura para recibir visitas masivas. En tanto, la gente puede llegar en transporte público y se prevé que el sitio sea un lugar para conferencias y charlas, algo parecido a un centro de convenciones.

En Casa Michoacán el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla mantendrá la costumbre de ofrecer a principios de semana una conferencia de prensa para dar a conocer asuntos de la administración pública estatal.

“Cuándo llegamos aquí encontramos los espacios muy deteriorados, se veía que habían pasado bastantes meses, les faltaba mantenimiento tanto a jardines como a otras áreas de la casa. Personal de limpieza hizo lo que pudo pero lo que sí se notó fue el deterioro de la casa en cuanto a mantenimiento”, explica Cristian Torres Barreto, encargado de infraestructura y mantenimiento de Casa Michoacán.

En la casa hay un edificio conocido como Diamante, en donde los últimos gobernadores han habitado. En el lugar se encuentra una habitación que se conoce como el “búnker”, en la que habitaba el entonces mandatario Silvano Aureoles Conejo.

Las puertas de la habitación están talladas a mano y tiene rasguños de perros. El exmandatario y sus hijas tenían animales con sobrenombres de cómicos mexicanos como “Cantinflas” y “Resortes”. Es apreciable un blindaje montado tras la puerta.

En el llamado “búnker” hay una parte para el cuidado personal de la imagen del habitante, cuenta con regadera, sanitario, área de vapor, una bañera y un área de barbería. Todo esto puede ser visitado por la gente que ingrese a la Casa Michoacán.

En los días previos a la inauguración se realizaron reparaciones porque el presupuesto de la casa se centralizó en la atención a la zona conocida como Diamante, en detrimento de las otras áreas patrimonio histórico de la residencia.

“Se le reportó al gobernador (Ramírez Bedolla), hicieron una visita. Se entró a ver. No habíamos detectado el botón, posteriormente se detectó y volvimos a dar un recorrido. Desde que entró el gobernador, él ya tenía pensado qué Casa Michoacán iba a ser abierta al público, que él no iba a vivir aquí”.

El inmueble tiene un pasadizo oculto tras un mueble que da salida a una cancha de basquetbol.

Para Mario Pavel Díaz Román, especialista en seguridad pública y profesor de posgrado en seguridad pública de la UNAM, esta estrategia de condena del pasado al mostrar el búnker está vinculada con hacer ver a los anteriores políticos como ‘traidores al pueblo’.

“Este sábado (11 de diciembre) estará abierta Casa Michoacán para todos aquellos que quieran conocerla, ya que será un centro de encuentro de las y los michoacanos”
Alfredo Ramírez BedollaGobernador de Michoacán

“A mi juicio, lo que se busca con este tipo de acciones es mostrar un peso simbólico del presente frente al pasado.Básicamente de lo que se trata es de desenmascarar y generar una nueva imagen, esto es, por ejemplo: nosotros actualmente somos un gobierno austero, que promete ser un gobierno eficiente, no solamente un gobierno eficiente sino acorde con la propia narrativa de gobierno va a atacar directamente las distintas causas de las distintas problemáticas sociales en oposición a un gobierno anquilosado”, explica el experto.

Considera que en política hay que discernir los planos, el netamente fáctico y otro que es el simbólico.

“No es que la apertura de este tipo de situaciones, este tipo de ubicaciones, cambie por completo la dinámica política porque claramente no lo va a hacer. Esto se tiene que leer de manera directa en un espectro, en un escenario de lo simbólico y en este peso de lo simbólico es en el cual se genera un mensaje, y el mensaje es que ‘somos distintos, austeros y podemos ser eficaces y eficientes’”, explica.

Hay muchos casos en que los Gobiernos que emanan de las izquierdas hacen esta exhibición del lujo y dispendio de sus antecesores, incluso en Nicaragua con el caso de Somoza y muchas otras situaciones, lo mismo en México con la llegada de Morena al poder habilitó Los Pinos como un centro de cultura para las familias, en aprovechamiento de su cercanía con el Bosque de Chapultepec.

“Si te pones a pensar en la historia de América Latina en los últimos 30 años, digamos que ha habido un ascenso y descenso de las izquierdas. Y ese ascenso y descenso de las izquierdas pasa por fórmulas políticas de los famosos frentes amplios, que son distintos a los frentes populares. Esos frentes amplios lo que aglutinan son distintos sectores de oposición que se nuclearon en torno a distintas causas en el tiempo, y en el caso de Morena emula a esa estructura, la estructura de un frente amplio qué básicamente lo que hace es capitalizar todas las demandas sociales y las resignifica bajo un nuevo discurso”, expresa.

El especialista considera que los búnkers de protección son parte de un modelo en desuso, ya que hoy existen otras formas de mantener la protección permanente de un inmueble, por ejemplo, a través de videovigilancia conectada con los centros de mando conocidos como C-5.

“Con dispositivos de videovigilancia, con drones, con equipos tácticos muy específicos y muy especializados. Este alto costo al erario de mantener estos grandes búnkers se terminan desvinculando o se termina desvaneciendo su funcionalidad tal cual, porque existen otros mecanismos que te garantizan la misma seguridad con un mayor nivel de eficiencia”, explica el experto.

“Con los sistemas de circuito cerrado de videovigilancia tú puedes tener una locación bastante grande con uno o dos grandes guardias o sin guardia, siempre y cuando esté conectado a grandes centros de comando y control. Eso hace que se abaraten por completo los costos.

“En el caso de este tipo de búnker yo no le veo vería como tanta utilidad pero sí tiene una utilidad simbólica y esa utilidad simbólica es una utilidad política: ‘Nosotros somos ajenos, nosotros somos distintos a todo el mundo’”
Mario Pavel Díaz RománEspecialista en seguridad pública

También puedes leer: Silvano Aureoles habría saqueado Michoacán: Gobierno denuncia fraude por 5 mil 186 mdp