¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

PRESIDENCIA2018

Osorio y Meade entre dos

Indigo Staff

Después de los cambios realizados ayer en el gabinete federal, la carrera en el PRI rumbo a la sucesión presidencial en el 2018 se despeja y se clarifica.

 


Sep 7, 2016
Lectura 15 min
portada post

Luis Enrique Miranda Nava, amigo del presidente, estará a cargo de una de las carteras más importantes para la administración pública, la Sedesol

El hoy secretario de la Sedesol es uno de los hombres cercanos del presidente, con quien se dice gusta de jugar golf

José Antonio Meade ha sido un funcionario lejano a la polémica y es visto con buenos ojos por algunos opositores

José Antonio Meade es el primer funcionario que repite en la SHCP en dos administraciones distintas y de diferentes partidos. El ahora secretario de Hacienda tiene ante sí, el desafío de presentar el paquete Económico 2017

(…) que frente a la volatilidad que hoy vive el mundo, México sea para los mercados un espacio de certidumbre y de conducción responsable”

- José Antonio Meade

Secretario de Hacienda

El esfuerzo necesario para garantizar la estabilidad macroeconómica deberá ser a cargo de un ajuste en el gasto público de la Federación; es decir, le tocará al Gobierno de la República apretarse el cinturón, no a las familias, ni a las empresas de México” 

- Enrique Peña Nieto

Presidente de México

https://youtu.be/CeWymxNE6OI

Después de los cambios realizados ayer en el gabinete federal, la carrera en el PRI rumbo a la sucesión presidencial en el 2018 se despeja y se clarifica.

 

Si bien es cierto que los ajustes realizados por el presidente Enrique Peña Nieto fueron principalmente en el sector económico, los cambios en sí fortalecen las aspiraciones y los proyectos políticos de Miguel Ángel Osorio Chong y de José Antonio Meade.

 

Tuvo que venir el magnate Donald Trump a México y provocar un tsunami político para prácticamente sacar de la sucesión presidencial a Luis Videgaray, el hasta ayer poderoso secretario de Hacienda y Crédito Público y uno de los hombres con más influencia en el presidente Peña Nieto.

 

La salida de Videgaray ocurre en medio de la crisis política que provocó la visita la semana pasada del candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump.

 

Una visita calificada como error político y que derivó en fuertes críticas a la administración federal.

 

La salida de Videgaray del gabinete federal pondrá al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en la antesala para conseguir la candidatura del PRI y contender en el 2018 por la presidencia de la República.

 

Pero también coloca en la misma carrera a José Antonio Meade, exsecretario de Desarrollo Social, que regresa a la cartera que encabezó en el sexenio pasado en el gobierno del panista Felipe Calderón.

 

Ayer el presidente llamó públicamente a Meade “Querido Pepe”, cuando le agradeció sus servicios prestados en Sedesol.

 

El otro cambio no menor es la designación de Luis Enrique Miranda, quien se desempeñaba como subsecretario de Gobernación, como secretario de Desarrollo Social. 

 

Miranda –amigo personal de Peña Nieto- se hará cargo de la estructura social para operar desde esa dependencia la elección federal de 2018.

 

Con Meade se manda un mensaje de tranquilidad a los mercados financieros –en medio de la turbulencia financiera – y será él quien enfrente la crítica situación por la que atraviesan las finanzas del país.

 

La carrera por la candidatura tricolor a la presidencia ayer entró prácticamente en la recta final con únicamente dos corredores.

 

El tsunami Trump

 

La visita del candidato republicano a la presidencia de EU ‘tumbó’ al hombre más poderoso del gabinete presidencial: Luis Videgaray

 

Luis Videgaray Caso, uno de los hombres más cercanos al presidente Enrique Peña Nieto, presentó ayer su renuncia como secretario de Hacienda, saliendo así del Gabinete presidencial.

 

Su salida se da un día antes de la presentación del Paquete Económico 2017 al Congreso de la Unión, en el que se prevé haya un recorte importante en los recursos disponibles en el Presupuesto de Egresos para el 2017.

 

Se dio también exactamente una semana después de la visita de Donald Trump, de la que se dijo, fue el artífice principal.

 

Medios extranjeros como The New York Times o BBC de Londres se refirieron a la salida de Videgaray como la del ministro que operó la visita de Trump a México.

 

Al frente de la Secretaría de Hacienda fue nombrado José Antonio Meade, quien ha encabezado tres secretarías en lo que va del sexenio –Relaciones Exteriores, Desarrollo Social y ahora Hacienda-; y 

dos –Energía y Hacienda- durante el periodo del expresidente Felipe Calderón.

 

El lugar de Meade en la Secretaría de Desarrollo Social lo ocupa ahora Luis Enrique Miranda, quien era subsecretario de Gobierno, de la Secretaría de Gobernación y muy cercano a Peña Nieto desde que era gobernador del Estado de México.

 

‘Querido Pepe’

 

El presidente Enrique Peña Nieto dio a conocer los cambios en un mensaje ofrecido ayer en la Residencia Oficial de Los Pinos.

 

Al anunciar que había aceptado la renuncia de Luis Videgaray como secretario de Hacienda, el mandatario reconoció el servicio del funcionario al Gobierno federal y particularmente a él en la Presidencia.

 

Le reconoció haber participado en las reformas fiscal y financiera, y en las demás reformas que se han aprobado por el Congreso de la Unión en el actual sexenio.

 

Horas más tarde anunciaron también su renuncia Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda; y Aristóteles Sandoval, titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

 

Al otorgar el nombramiento a José Antonio Meade, el presidente Peña Nieto le reconoció su última encomienda, la Sedesol, donde tuvo a su cargo la política de combate a la pobreza.

 

“Doctor José Antonio Meade Kuribreña, querido Pepe, muchas gracias por el esfuerzo desplegado en la Secretaría de Desarrollo Social, mi más grande reconocimiento y gratitud”, expresó el mandatario.

 

Como titular de la Sedesol fue nombrado Luis Enrique Miranda, cuyo logro más reciente fue desactivar el conflicto con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

 

Apretarse el cinturón

 

A su ‘querido Pepe’, el primer mandatario hizo una serie de encargos de cara a la entrega y discusión del paquete económico del 2017.

 

La principal indicación fue que una eventual reducción en los recursos deberá ser asumido por el Gobierno.

 

“El esfuerzo necesario para garantizar la estabilidad macroeconómica deberá ser a cargo de un ajuste en el gasto público de la Federación; es decir, le tocará al Gobierno de la República apretarse el cinturón, no a las familias, ni a las empresas de México.

 

“En este sentido, refrendo mi firme compromiso de que no habrá nuevos impuestos, ni aumentos a los existentes. Insisto, el ajuste recaerá en el Gobierno y no en la ciudadanía”, expuso Peña Nieto.

 

Le pidió, además, procurar el superávit primario, contener la deuda y mejorar la calidad del gasto público.

 

Meade se enfrentará a una de las negociaciones más complicadas del Presupuesto de Egresos de la Federación por lo limitado de los recursos y la exigencia de programas sociales, educativos y de obra pública.

 

Por otro lado, a las condiciones del tipo de cambio no han mejorado y el Banco de México ha recortado su pronóstico de crecimiento para este año en varias ocasiones.

 

Ven movimientos electorales

 

Legisladores de oposición señalaron que los nombramientos realizados por el presidente Enrique Peña Nieto tienen un trasfondo político rumbo a la sucesión presidencial y a la elección en el Estado de México.

 

Fernando Herrera, coordinador de los senadores del PAN, acusó que los movimientos en el gabinete ya se hacen con miras a las elecciones por venir.

 

“El presidente está tomando decisiones y él no tiene más que dos caminos: comportarse como un estadista, un estadista que relance su Presidencia de la República en los últimos dos años, o comportarse como coordinador de campaña del PRI.

 

“Esperemos que en lo sucesivo, si es que hay más enroques, tengan un replanteamiento de estadista y no de coordinador de campaña”, acusó Herrera.

 

Los panistas aplaudieron el nombramiento de José Antonio Meade, pero cuestionaron la llegada de Luis Antonio Miranda a la Secretaría de Desarrollo Social, a quien acusaron de haber sido operador político electoral del PRI en el Estado de México.

 

“Me parece muy claro que su designación como secretario de Desarrollo Social (…) no es un ascenso gratuito, obedece más bien a la elección de gobernador que tendremos en el Estado de México el año que entra.

 

“El mensaje que recibimos los mexiquenses por parte del presidente de la República es que no dudarán en usar los programas sociales para intentar ganar la elección de gobernador del año que entra; esto es un mensaje muy preocupante”, afirmó Laura Rojas, senadora mexiquense por el PAN.

 

Los senadores del PRD señalaron que Miranda es un operador político del tricolor y su nombramiento no puede ser una decisión inocente.

 

“Su llegada a la Sedesol es encargar la operación electoral desde la Secretaría de Desarrollo Social. 

 

Los cuatro años que estuvo en Gobernación fue el manejo de todo lo oculto, de todo lo que no se sabe”, sentenció Luis Barbosa, coordinador de los senadores del PRD.

 

Luis Miranda trabajó en el gobierno del Estado de México durante los sexenios de Arturo Montiel y Enrique Peña Nieto.

 

En el 2010, el PRD del Estado de México pidió su renuncia como secretario de Gobierno de la entidad luego de que se conociera que Miranda había participado en la negociación y la firma como testigo –junto con el entonces secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont- de un acuerdo signado por Beatriz Paredes (PRI) y César Nava (PAN) para que Acción Nacional no hiciera alianza electoral con el partido del Sol Azteca para la elección estatal del 2011.

 

El tigre hacendario

 

José Antonio Meade Kuribreña se sacó la rifa del tigre. Toma la Secretaría de Hacienda y Crédito 

Público a unos días de presentar el paquete Económico 2017.

 

Ha sido secretario de Energía, Relaciones Exteriores y de Desarrollo Social, y con su nuevo nombramiento se convierte en el primer funcionario que repite como titular de la SHCP en dos administraciones distintas, pues vuelve al despacho después de cuatro años.

 

Es licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y cuenta con una licenciatura en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

Desde 2012 trabajó como secretario de Relaciones Exteriores, pero en el último año de la administración del panista Felipe Calderón Hinojosa ocupó la cartera de Hacienda y Crédito Público una vez que salió Ernesto Cordero. Antes, desde enero, también con el gobierno calderonista, fue secretario de Energía.

 

Se dice que entró en el Gabinete de Enrique Peña Nieto por recomendación directa de Luis Videgaray -colaborador y amigo personal del mandatario- a quien conoció en el ITAM y con quien comparte estudios en economía y experiencia en la docencia, ámbito en el que ha desarrollado sus conocimientos en economía y derecho.

 

Meade Kuribreña tiene un doctorado en Economía en la Universidad de Yale, en Estados Unidos, y ha impartido cursos de Microeconomía y Macroeconomía, introductoria e intermedia, así como cursos sobre análisis económico del Derecho.

 

Antes de llegar a puestos en el Gabinete, en la administración pública tuvo cargos como director general de Planeación Financiera en la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar); secretario adjunto de Protección al Ahorro Bancario en el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB) y director general de Financiera Rural.

 

Meade Kuribrena toma el timón de las finanzas nacionales un día antes de que se presente el Paquete Económico 2017, del que dijo que será serio, responsable y con profunda sensibilidad social.

 

Reconoció que llega a ocupar la Secretaría de Hacienda en un contexto complicado que obliga a cuidar la salud de las finanzas públicas.

 

Meade apuntó que el Paquete Económico de 2017 que entregará hoy al Congreso de la Unión, cuidará en lo fundamental las variables de responsabilidad que en un entorno complicado tiene que mandar México, y lo más importante es que tendrá un superávit primario.

 

“Con ello se mandará una señal clara del compromiso que tiene México frente a la incertidumbre que enfrenta, que México sea un espacio de certidumbre, que frente a la volatilidad que hoy vive el mundo, México sea para los mercados un espacio de certidumbre y de conducción responsable”, argumentó.

 

Lejos de la polémica

 

Meade sido un funcionario lejano a la polémica y es visto con buenos ojos por algunos opositores.

 

Ayer, el coordinador del PRD, Luis Miguel Barbosa Huerta, calificó como “natural” el relevo de Meade Kuribreña en la Secretaría de Hacienda, ya que es el “único que tiene el perfil para eso. Economista distinguido, influyente en los circuitos financieros internacionales y aceptado por los mercados”.

 

El senador Fernando Herrera Ávila dijo que es un funcionario probado e institucional al margen de los colores partidistas.

 

Y todos coinciden en que llega en un momento complicado para las finanzas nacionales.

 

Un cercano en la primera línea

 

Luis Enrique Miranda Nava, amigo del presidente Enrique Peña Nieto, ya está en la primera línea del Gobierno federal.

 

Miranda Nava estará a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), una de las carteras más importantes para la administración pública. El encargado de Sedesol tiene la encomienda de que los pobres de México se superen del rezago y tengan acceso a los programas sociales.

 

El abogado mexiquense, quien se desempeñaba hasta ayer como subsecretario de Gobierno de la Segob, es amigo del Presidente de la República y está relacionado también con Arturo Montiel Rojas. Fue director Jurídico, subsecretario de Asuntos Jurídicos y secretario de Administración y Finanzas durante la gestión de éste, de 1999 a 2005.

 

En 2006 compitió por la alcaldía de Toluca, la capital del Estado de México, pero la perdió ante el panista Juan Rodolfo Sánchez Gómez. Después participó de nuevo en el gobierno del Estado de México, primero como subsecretario de Gobierno estatal, y tras la renuncia de Humberto Benítez Treviño como secretario hasta el fin de la administración estatal peñista.

 

En la transición del Gobierno federal ocupó el cargo de vicecoordinador político del equipo de transición, y en diciembre 2012 fue nombrado como el número dos en la Secretaría de Gobernación, después de Miguel Ángel Osorio Chong.

 

Desde iniciada la administración federal priista, se había desempeñado como subsecretario.

Su vinculación con la política y la función pública la tomó desde su crianza. Su padre, Luis Miranda Cardozo, fue expresidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México.

 

En la Segob, a Miranda Nava le tocó atender algunas mesas de la negociación con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), así como con el grupo de Los 400 Pueblos y otras organizaciones, como las demandas del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

 

Asimismo, se encargó de implementar en algunas entidades de la República las estrategias de coordinación en materia de seguridad, como la adhesión de los gobiernos locales al Programa Nacional de Prevención del Delito, entre otros.

 

Nacido en Jocotitlán, Estado de México, es abogado por la Universidad Isidro Fabela y tiene una marcada afición por los Diablos Rojos del Toluca y la Selección Nacional. Ha dejado de publicar en Twiter, donde además de fotografías de momentos de trabajo llegó a publicar fotos en compañía de sus hijos. Su última publicación, hasta ayer, era del 6 de mayo pasado, cuando recordó la efeméride de la Batalla de Puebla.

 

Miranda Nava es uno de los hombres cercanos al Presidente. Junto con Luis Videgaray -hoy fuera del Gobierno federal- y el secretario de Educación Aurelio Nuño Mayer, son de los amigos del mandatario mexicano. Se dice que Miranda Nava y Peña Nieto gustan de jugar al golf.

 

En el Estado de México se desempeñó como operador político, lo cual quedó demostrado cuando se supo que fue quien negoció, en la Secretaría de Gobernación, entonces con Fernando Gómez Mont como encargado de la política interna del gobierno mexicano, que en el Estado de México no habría una coalición entre PAN y PRD, y a cambio el PRI apoyaría el paquete económico de Felipe Calderón.


Notas relacionadas

Sep 12, 2017
Lectura 6 min

PRESIDENCIA2018

‘El Bronco’ tiene a su sucesor

Jesús Padilla


Sep 12, 2017 Lectura 6 min

Mar 23, 2017
Lectura 11 min

PRESIDENCIA2018

El pacto inconfesable

Carlos Salazar


Mar 23, 2017 Lectura 11 min

Sep 29, 2016
Lectura 4 min

PRESIDENCIA2018

Arropa cúpula panista a Anaya

Jesús Padilla


Sep 29, 2016 Lectura 4 min

Sep 5, 2016
Lectura 7 min

PRESIDENCIA2018

Graco: Seguimos adelante

Imelda García


Sep 5, 2016 Lectura 7 min

Comentarios