La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDHNL),  a cargo de Olga Susana Méndez, exhortó al Sistema Integral de la Familia de Nuevo León (DIF), a garantizar el derecho a la intimidad de los menores, tras la divulgaciones de imágenes por parte de la titular de la Oficina Amar a Nuevo León, Mariana Rodríguez.

El escrito va dirigido al Director del DIF, Miguel Ángel Sánchez Rivera,  no a la esposa del gobernador, quien también es funcionaria, y por ende tiene responsabilidad sobre divulgar las imágenes.

Se informó que que este  organismo defensor de derechos humanos inició una queja de oficio por la salida de un menor de edad del DIF Capullos, Emilio,  para conocer detalles del procedimiento aplicado por la dependencia estatal.

“Que se implementen los mecanismos pertinentes para que todas las áreas a su cargo cumplan con la protección de la imagen, privacidad e intimidad de los menores”, mencionó el exhorto.

“Esto con el fin de prevenir posibles violaciones a derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes”.

Lee también: Mariana Rodríguez se graba llorando tras entregar al bebé que ‘adoptó’ un fin de semana

“Que se vigilen los procedimientos y formas de intervención de las personas servidoras públicas que atienden a niñas, niños y adolescentes, específicamente la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, invariablemente observen el marco legal aplicable, a fin de garantizar el respeto a sus derechos humanos”, dice el comunicado de la CEDHNL.

El interés superior de las niñas, niños y adolescentes debe ser prioridad para las instituciones públicas o privadas de bienestar social, tribunales, autoridades administrativas u órganos legislativos, de acuerdo con el artículo 3 de la Convención de los Derechos del Niño.

La CEDHNL solicitó a la dependencia estatal adoptar medidas pertinentes, tendentes a garantizar el derecho a la intimidad y a la protección de los datos personales de los menores de edad que se encuentran en guardia y custodia del DIF.

EL comunicado añadió que deberían adoptar un Programa de Capacitación para las personas servidoras públicas que laboran directamente en espacios donde son atendidos los menores de edad, sobre el respeto a los derechos humanos.