Por redes sociales, una pareja de mujeres ha sufrido una agresión de género por un grupo de vecinos del sector Valle Verde, en Monterrey.

Patricia del Carmen Ortiz Miranda, víctima de este ciberataque, contó que se ha manchado su imagen por Facebook, por la petición de sus vecinos que se oponen a que viva con su pareja en esta colonia.


“Están incitando a la violencia, porque dicen que no puede haber lesbianas asquerosas y que no saben si somos hombre o mujeres, y que ese tipo de machorras no deben de existir en la colonia.

“Todo lo subieron a Facebook y pedían que lo compartieran para que nos fuéramos de la colonia. Nosotras hemos tenido otras agresiones, la otra vez vinieron dos pelados a gritarnos en un carro: machorras al panteón”, recordó Patricia del Carmen.

La mujer acudió ante el Agente del Ministerio Público Orientador, adscrito al Centro de Orientación y Denuncia de la Fiscalía General para poner la denuncia por agresión de género, pero no fue recibida en ese sentido.

El agente solo autorizó que fuera realizada por lesiones y difamación, dijo Patricia del Carmen.


“Nada más te la voy a tomar por lesiones y difamación me dijo el agente, destruyeron mi imagen y mi reputación en las redes sociales y eso no tiene límite, y lo que temo es por mi vida y por la de mi esposa”, agregó.

La afectada relata que esta agresión inició porque solicitó a su vecino de nombre Juan Pablo, que moviera su vehículo, que obstruía su cochera, la cual cuenta con estacionamiento para discapacitados otorgado por el Municipio de Monterrey.

El joven le contestó con una seña obscena, y esto desató la molestia de la mujer, quien encaró a su vecino con un machete. Éste la grabó con un celular y subió la molestia de Patricia a redes sociales, acusándola de ser una lesbiana asquerosa.

“Iba a salir de mi casa, cuando salgo me dio cuenta que estaba estacionado el vecino entre la cochera y el lugar exclusivo, cuando le digo que se quite para salir, él me hace una seña obscena con la mano.


“No se quita, me dirijo al lado del conductor, y apenas voy, arranca la camioneta y me tumba… me levantó embravecida, le voy hacer honesta, soy ser humano, me meto a la casa, y tenía un machete en la mano y salgo a la calle”, señaló.

El vecino, dice la mujer, que se regresa de reversa y ya mero la atropella.

“Y le digo me quieres grabar, pues grábame joto, ya estoy hasta la madre, le tumbo el celular porque me escupió la cara, por eso le tumbé el celular”.

“El problema es que tiene como 20 carros, y solo hay dos lugares para ellos, pero se vienen a parar en mi lugar, y me dicen que mi exclusivo, es de mentiras, que mi esposa no está enferma, que son puras mentiras y que somos machorras”, señaló.