La dirigencia del PAN de Nuevo León, diputados locales y electos demandaron a los magistrados del Tribunal Estatal Electoral, Gastón Enríquez y Eduardo Bautista por no llevar a cabo la sesión que ratificaba el triunfo de Felipe de Jesús Cantú y de Pedro Garza Treviño a las alcaldías de Monterrey y Guadalupe, respectivamente.

Los papistas acudieron al Centro de Orientación y Denuncia (CODE) de la Fiscalía General de Justicia para interponer una demanda en contra de los magistrados.

Además, en la denuncia se incluye al Secretario de Estudio y Cuenta, Tomás Mata Sánchez, por presuntamente actuar en contubernio con los magistrados.

“Este es un paso más que estamos dando en busca de que se haga justicia y que se respete la voz de los ciudadanos que votaron el 1 de julio, estamos presentando una denuncia contra los magistrados y el secretario de cuenta”.

“Ellos cometieron un delito en el proceso al no realizar la votación de ese dictamen, cometieron una ilegalidad y consideramos que es un delito”, dijo Mauro Guerra, dirigente del PAN estatal.