La Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) dio a conocer que se realizó el aseguramiento de droga “más significativo” en lo que va de la administración de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), pues incautaron 5 mil 800 kilogramos de metanfetamina en Culiacán.

El aseguramiento de la droga se realizó el pasado 27 de enero al sureste de la capital de Sinaloa, en un predio del poblado de Carboneras y fue luego de un trabajo previo de inteligencia que las autoridades dieron con la narco bodega.

Así, la Sedena señaló que el aseguramiento fue un trabajo en conjunto de la Guardia Nacional y la Fiscalía General de la República (FGR) y que el inmueble en el que se incautó la droga sería usado como centro de acopio.

“Derivado de trabajos de inteligencia, el personal del Ejército mexicano se trasladó a un predio ubicado en el poblado de Carboneras, municipio de Culiacán, Sinaloa, en donde presuntamente se almacenaba droga”, explicaron en un comunicado.

Además, detallaron que los soldados establecieron un cerco de seguridad periférica en las inmediaciones y que posteriormente cumplieron con la orden de cateo en lo que sería el almacén.

En este sitio localizaron 3 mil 907 kilos de metanfetamina sólida, así como 2 mil 408 kilos más en estado líquido. Sobre esta última cantidad, la Sedena explicó que se tomó en cuenta para estimar su volumen, no obstante, se espera que se confirme el peso ministerial.

Esta institución también adelantó que el líquido al cristalizarse podría llegar a tener un peso de mil 926 kilogramos, por lo que la droga sintética alcanzaría las casi dos toneladas.

Te puede interesar: El mayor golpe a Culiacán en la historia se da en gobierno de AMLO con decomiso de Sedena

Finalmente, la Sedena señaló que tanto el inmueble como la droga habían sido puestas a disposición de las autoridades correspondientes y que “estas actividades se realizaron con estricto apego al estado de derecho y con pleno respeto a los derechos humanos”.

Este aseguramiento supera los 118 kilogramos de fentanilo en pasta que se decomisaron el noviembre pasado en Sinaloa, el cual fue el aseguramiento de este tipo de droga “más grande de la historia”.