Crónica de Ciudad Juárez: así apagaron la voz del locutor Allan frente al Little Caesars

Allan y tres de sus compañeros en Megaradio promocionaban un baile frente al Little Caesars de Ciudad Juárez; los cuatro fueron asesinados

Así apagaron la voz del locutor Allan frente al Little Caesars

Allan y tres de sus compañeros en Megaradio promocionaban un baile frente al Little Caesars de Ciudad Juárez; los cuatro fueron asesinados

Comparte esta nota

“No olvides que vamos a estar aquí hasta en punto de las 9:00 de la noche, tus amigos de la radio positiva Switch 105.9. Así es que te seguimos esperando, te seguimos esperando, estamos en Ejército Nacional frente a Little Caesars.

Ese fue uno de los últimos controles remotos que hizo el locutor Allan. Minutos después de dar ese mensaje, su voz fue apagada para siempre. Cayó muerto junto a tres de sus compañeros del grupo radiofónico Megaradio.

Todos fueron baleados el jueves pasado durante una jornada violenta provocada por integrantes de un grupo delictivo que estuvo disparando de forma indiscriminada y provocó incendios en diversos negocios de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Los cadáveres del locutor Allan Izaskun González Escobar; Lino Flores, de promociones; Armando Guerrero, gerente de operaciones; y Manuel Alejandro Arriaga, escolta, quedaron tirados debajo de la carpa que se instaló afuera de un restaurante de pizzas para un control remoto donde promocionaba el primer baile al aire libre para “chavorucos”, en el que se esperaba romper un récord de asistencia pues las actividades se retomaban tras el COVID-19.

“Allan estaba directamente a mi cargo. A mediados de los 90 entró a Megaradio, empezó precisamente en los controles remotos, instalando antenas y acomodando señales. Luego entra a cabinas en 860 Noticias, fue locutor de Romance 105.9; locutor de Magia Digital 107.5 y los últimos cuatro años estuvo en Switch 105.9, caracterizado siempre por su afición al rock, él era el experto en rock, cuando se trataba de rock él era quien cubría o daba la nota o hablaba de eso”, recordó Mario Romero, director de Switch.

Después de la pandemia, cuando los trabajadores de Megaradio también perdieron a compañeros queridos, la estación Switch estaba muy enfocada en celebrar la vida. Se trata de una radio con programación familiar, su slogan es “Switch la radio positiva”.

Te puede interesar: ¿Quiénes son ‘Los Mexicles’, presuntos responsables de la violenta jornada en Ciudad Juárez?

Otras de las víctimas mortales, Armando Guerrero y Mario Romero, estaban enfocados a llenar la primera pista de baile al aire libre, con base a los boletos distribuidos esperaban a mil 600 personas y la noche del ataque las hoy víctimas estaban promocionando el evento. Todo fue cancelado, el dolor y la indignación prevalecen entre los trabajadores de Megaradio.

“Nos sentimos muy mal, porque no estábamos haciendo nada malo sino todo lo contrario. No estábamos trayendo caos, estábamos tratando de traer alegría después del COVID-19, cuando también perdimos compañeros; la estación estaba volcada a celebrar la vida y todo volvía a la normalidad, por eso el baile y estábamos todos contentos porque todo estaba normal otra vez”, expresó Mario sin poder evitar una lágrima.

Después del homicidio de las cuatro empleados de la estación –hecho en el cual resultaron lesionadas otras tres personas, al parecer dos de ellos repartidores de comida y una clienta de la pizzería–, el grupo Megaradio suspendió su programación habitual en todas sus estaciones, salieron del aire todas las voces de los locutores y de conductores de espacios informativos y solo emitieron música para cumplir con la regulación de la Secretaría de Comunicaciones.

“Apagaron no una sino cuatro voces de nuestra empresa, pero jamás nos callaremos ante la impunidad. Seguiremos siendo eco de la sociedad en nuestras diferentes estaciones radiodifusoras para que las autoridades puedan exigirse un poquito más”, señaló José Loya, director de Noticias del Grupo Megaradio.

Los afectados consideraron que el ataque en contra los empleados de la estación fue incidental y a la vez deliberadamente se hizo en contra de un medio de comunicación para llamar la atención de las autoridades.

El saldo total de la jornada violenta que vivió Juárez, el jueves pasado, fue 11 personas asesinadas. María del Refugio Gómez Ramírez, de 54 años y Zaira Janet de Santiago Castro, de 18 años, murieron al quedarse atrapadas en el incendio ocurrido en una tienda de conveniencia ubicada en las calles Hiedra y Cártamo de la colonia Infonavit Juárez Nuevo, que fue provocado con una bomba molotov.

Christian Omar Zúñiga Morales, de 13 años, resultó lesionado en un ataque ocurrido en una tienda de conveniencia de la cadena comercial “Circle K” de las calles Reforma y Juan de la Barrera, y horas más tarde falleció.

Un hombre fue asesinado en la avenida Teófilo Borunda cruce con bulevar Oscar Flores, identificado como José Manuel Balderas Ruiz, de 54 años de edad. Así cómo un hombre asesinado en calles de la colonia Parajes de Oriente, no identificado; los dos internos del penal Kevin Alan Campos Aguilera y Raúl Abraham Sepúlveda Olivas y las cuatro víctimas de la estación.

Salir de la versión móvil