¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
MTY
imagen principal

MEDIOAMBIENTE

Contaminación golpea a usuarios de transporte público en Monterrey

Jesús Padilla

El Análisis de la contaminación en Monterrey realizado por el Centro Mario Molina revela que los usuarios de la Línea 2 y la Ecovía están expuestos a partículas PM2.5; empresas industriales contribuyen a esta vulnerabilidad


Sep 13, 2019
Lectura 5 min
portada post

Miles de usuarios de la Línea 2 del Metro y la Ecovía no sólo enfrentan un trayecto con deficiencias del servicio sino también a la contaminación, ya que cada vez que se trasladan por la mañana respiran cientos de partículas contaminantes de la industria dedicada a la producción de cemento y vidrio.

Este medio de transporte elevado es vulnerable a las partículas menores a 2.5 micrómetros (PM2.5), que circulan en el Área Metropolitana de Monterrey  (AMM), las cuales tienen un comportamiento equivalente al gas.

“Por el tamaño ultra microscópico de las partículas PM2.5, y aunque son de material sólido, su comportamiento responde a un esquema equivalente al de un gas, presentando flujos desde zonas de mayor concentración a otras menores”, explicó el biólogo Antonio Hernández.

Con el abrir y cerrar de las puertas de los vagones para bajar o subir pasajeros es suficiente para que estas partículas se introduzcan hacia el interior del Metro o el camión de la Ecovía.

La situación se agrava aún más cuando las ventanillas están abiertas, pues las concentraciones de partículas en el Metro y la Ecovía rebasaron el nivel permitido por la normativa ambiental.

El Análisis de la Contaminación por PM2.5 en la ciudad de Monterrey 2019, enfocado a la identificación de medidas estratégicas de control, realizado por el Centro Mario Molina, advierte también de la exposición a la contaminación industrial causada por empresas como Cemex, Cristales Mexicanos y Ternium.

Además, una planta de Cemex tiene sus instalaciones sobre la avenida Ruiz Cortines, por donde pasa la Ecovía, y existen varias plantas de fabricación de vidrio sobre la avenida Guerrero.

“Para el caso de la Ecovía las concentraciones máximas registradas también ocurrieron durante la mañana, cuando el transporte pasaba cerca de los mismos parques industriales centrales”, dice el documento.

Este organismo privado colocó estaciones de monitoreo de la calidad del aire en García, San Juan (Cadereyta) y Universidad (San Nicolás), y realizó un muestreo a bordo del Metro.

Los usuarios que esperan el Metro en las estaciones Niños Héroes y Universidad constantemente están respirando estos contaminantes.

El estudio refiere que cuando el tren comienza a acercarse a la estación Niños Héroes reporta altos índices de PM2.5, pero al llegar a la estación Universidad, en territorio nicolaíta, el monitoreo detectó una vulnerabilidad mayor.

Las concentraciones más altas ocurrieron en la Línea 2 del Metro, durante recorridos matutinos en Niños Héroes

“Los resultados obtenidos de las mediciones realizadas a bordo del transporte público mostraron que las concentraciones más altas de PM2.5 ocurrieron en la Línea 2 del Metro (Metrorrey), durante los recorridos matutinos, en el momento en que el tren se aproximaba a la estación “Niños Héroes”, en cercanía de parques industriales en el centro de la ciudad”, señala el estudio en poder Reporte Índigo.

El Centro Mario Molina presentó un avance de este estudio en el Museo de Historia Mexicana, donde atribuyó que la empresa Ternium contaminaba la zona de la estación Universidad.

Ésta se ubica sobre la calle Guerrero, en San Nicolás, a metros de la estación Universidad y Niños Héroes, parada de miles de estudiantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL). Ellos estarían en el rango crónico por respirar a diario PM2.5 de estas empresas.

“En Universidad las especies que predominaron fueron asociadas a origen geológico con un porcentaje de 24.8% con respecto a la masa total de PM2.5 atribuidas a fuentes de emisión con giros industriales dedicados a la producción de cemento y vidrio”, dice el documento.

El viento no sopla a favor

Habitantes de Santa Catarina y García respiran un conjunto de partículas contaminantes provenientes de la Refinería de Cadereyta, fuentes móviles y fijas del municipio de Monterrey por los vientos que soplan de Este y Sureste, revela el Centro Mario Molina.

“Los resultados de la modelación mostraron la predominancia de los vientos para un día en donde se llevaba a cabo la campaña de monitoreo, encontrando que los vientos a nivel regional soplan del sector Este y Sureste hacia el Noroeste, con lo cual, se puede asumir que las emisiones generadas en Cadereyta y centro del AMM (Área Metropolitana de Monterrey) son transportadas hacia el municipio de García”, dice el estudio de este organismo.

Por el tamaño ultra microscópico de las partículas PM2.5 y aunque son de material sólido, su comportamiento equivale al de un gas.

- Antonio Hernández

Biólogo

El análisis refiere que la colecta de partículas contaminantes en San Juan (Cadereyta), corresponde a carbono orgánico, originado al 100 por ciento de la Refinería de Cadereyta, que pasa por Santa Catarina y culmina en García.

Pero el municipio de García registra partículas contaminantes que corresponden a carbono orgánico, originado en 85 por ciento por pedreras.

“Resultando que la muestra correspondiente a García presentó un 15% de carbón elemental mientras que el resto correspondió a carbono orgánico (85%). Por su parte, en San Juan la muestra presentó 100% de carbón orgánico”, dice este organismo.

A la contaminación de estas partículas se suman la vehicular y de industrias que está en los límites de Santa Catarina con Monterrey.

TAMBIÉN PUEDES LEER: ¿REALMENTE CAYERON 68% LOS EMPLEOS REGISTRADOS ANTE EL IMSS?


Notas relacionadas

Oct 10, 2019
Lectura 2 min

Sep 5, 2019
Lectura 2 min

Jul 25, 2019
Lectura 2 min

Comentarios