La mala calidad del aire  en la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM) ha alertado al sector de la medicina. El director del Hospital Universitario, Edelmiro Pérez Rodríguez, revela que la alta contaminación está relacionada con el cáncer y ha generado a niños y jóvenes conjuntivitis, asma y otras dificultades respiratorias.

“Con cáncer hay una relación (con la contaminación), por ejemplo, cáncer de pulmón. Hay gente que no tiene tabaquismo y tiene cierta disposición a los contaminantes aéreos, personas con problemas asmáticos, conjuntivitis, tienen mucho que ver con la contaminación del aire, más que nada en niños o gente joven”, dijo Pérez Rodríguez en entrevista con Reporte Índigo.

En el Hospital Universitario ha habido casos de pacientes que tienen cáncer de pulmón pero no son fumadores.

“Se considera que hay ciertos contaminantes que pueden causar cáncer de pulmón, hoy en día la contaminación del aire es muy importante reducirla. Por ejemplo, si vemos en Google qué nos marca en Monterrey, ahorita tenemos dióxido de azufre”, explicó el director del Hospital Universitario el 4 de enero.

La contaminación en la ZMM está generando problemas de salud pública irritativos y neoplásicos, resultado de alteraciones de la función celular a través de diferentes sucesos. Estos cambios son característicos del cáncer.

Asimismo, un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) pone en evidencia el daño que la mala calidad del aire causa a la salud de miles de jóvenes.

En su tesis para obtener el grado de subespecialista en alergia e inmunología clínica, el doctor Octavio Gabino Mancilla Ávila revela que jóvenes encuestados de 11 escuelas de la ZMM de nivel secundaria acudieron a los servicios de urgencias por síntomas respiratorios una ocasión por año.

Asimismo, presentaron síntomas de sibilancia general y de rinitis alérgica tales como estornudos, rinorrea y congestión nasal.

Importante reducir la contaminación

El director del Hospital Universitario, Edelmiro Pérez Rodríguez, explica que se tiene que identificar y reducir la contaminación en la ZMM para evitar más afectaciones de salud de los neoleoneses.

“Hoy en día la contaminación en el aire es muy importante reducirla y a la larga va a afectar al ser humano, primero con problemas respiratorios, luego irritativos y neoplásicos con el tiempo. Las ciudades más contaminadas del mundo tienen esos problemas, irritativos y neoplásicos. ¿Qué hay que hacer? Hay que identificar a la fuente que está contaminando”, señala.

El especialista acusa a las pedreras de la contaminación en la entidad.

“Aquí en Nuevo León se identifican a las pedreras, así como otros que utilizan el dióxido de azufre, lo que necesitamos es que las medidas, tales como filtros para que no se emitan esas partículas, hay que ver cómo esas emisiones sean las mínimas”, considera Pérez Rodríguez.

Por su parte, Guillermo Martínez Berlanga, presidente del Comité Ecológico Pro-bienestar, acusa que la Secretaría de Medio Ambiente, a cargo de Alfonso Martínez Muñoz, esconde el índice de contaminación, falsea los lectores y desconecta las estaciones de monitoreo ambiental.


“Se deben tener 10 estaciones más de las que tienen, así como cuatro móviles para emergencias ambientales. Monterrey ya es la ciudad del cáncer, lo puedes checar con los amigos del Hospital Universitario y del Hospital San José”

Guillermo Martínez Berlanga

Presidente del Comité Ecológico Pro-bienestar

El 6 de enero se activó la primera alerta ambiental por altas concentraciones de partículas menores a 10 micrómetros (PM10) en la ZMM. Estas emisiones fueron generadas por las fuentes vehiculares, industriales, fuentes de área de construcción, obra pública, entre otros.

Las autoridades recomendaron evitar actividades al aire libre y, a grupos sensibles como niñas, niños y adultos de la tercera edad, mantenerse al interior del hogar.

También puedes leer: Contaminación de Nuevo León dañina para jóvenes