A casi tres años de que los concejos de las alcaldías fueron creados, los concejales aún no tienen la incidencia esperada en la vida pública de la Ciudad de México, consideran especialistas.

Lo anterior, pese a que estas figuras cuestan en promedio al año más de cuatro millones de pesos a las alcaldías, según diversas solicitudes de información realizadas.

Los concejos fueron creados con la nueva Constitución de la Ciudad de México y, a partir de 2018, integran las alcaldías. Sus funciones son aprobar programas de gobierno y supervisar el gasto.

Especialistas consideran que, por una parte, se necesita definir mejor sus atribuciones para tener una verdadera representatividad y también que necesitan mayor autonomía para poder llevar a cabo su trabajo.

Los gastos

Durante 2019, los concejales de la Ciudad de México representaron un gasto en promedio por alcaldía de cuatro millones 387 mil 54 pesos, consta en diversas solicitudes de información tramitadas ante el Sistema InfomexDF para conocer la inversión de las demarcaciones territoriales en sus concejos.

Las peticiones de información con folio 04200000166220, 418000143520 y 0432000143920 señalan que Coyoacán, Azcapotzalco y Xochimilco son las tres alcaldías que más invierten recursos en los sueldos de concejales y sus asesores.

Según el documento, con folio 04200000166220, en 2019, Coyoacán erogó siete millones 936 mil 908 pesos en las nóminas de sus concejales y sus trabajadores de apoyo. Lo que la convierte en la administración local que más invirtió en su concejo.

Le sigue Azcapotzalco que, para el mismo fin, invirtió en el mismo lapso siete millones 468 mil 100 pesos, detalla la solicitud de información 0418000143520.

Mientras que Xochimilco pagó en salarios de los miembros de sus concejos y sus asesores en 2019 un monto total de cinco millones 734 mil 666 pesos.

Las dos alcaldías que menos gastaron recursos en sus concejos fueron Milpa Alta y Cuauhtémoc, quienes invirtieron durante ese año tres millones 114 mil 116 pesos y dos millones 577 mil 585 pesos, respectivamente.

Las demás alcaldías invirtieron entre cuatro y cinco millones de pesos en sus órganos de concejo.

Definir más la figura de los concejales

Para valorar si la inversión de las alcaldías mencionada es mucha o poca, se necesita primero definir mejor la figura para que pueda funcionar de manera eficiente, dice David Morales, especialista en Ciencias Políticas de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Tienen funciones de supervisión de gasto y de supervisión de obras, pero creo que tienen una incidencia muy limitada y no podemos decir si es mucho o poco, porque no tienen las suficientes capacidades para incidir más en las políticas de las alcaldías”, menciona.

Explica que el salario que reciben los concejales capitalinos es un salario intermedio en comparación con los de otras entidades, pero si no tienen una verdadera incidencia respecto al uso del presupuesto, como ha pasado hasta el momento, entonces no se puede evaluar si es caro o es barato.

Por otra parte, menciona que los concejales en la mayor parte de las alcaldías no son una figura conocida por la ciudadanía aún cuando su función es ser representantes de la población ante los gobiernos locales.


Las personas no están familiarizadas con ellos, pese a que son representantes populares y esto también reduce su impacto

David Morales

Especialista en Ciencias Políticas de la FES Acatlán, de la UNAM

Además, Morales indica que aún cuando los concejales pueden detectar irregularidades en el gasto, no existe ningún vínculo dentro de sus atribuciones con los órganos de control para que los puedan denunciar.

“En sus funciones quedan muy limitados, al final solo votan y opinan. Pero aquí el punto entonces es qué hacen y cómo influyen en las obras o el ejercicio de los recursos públicos; hasta el momento su trabajo no se ve reflejado, por lo que hace falta aclarar sus funciones, está estipulado que pueden votar y opinar, pero también deberían poder denunciar y generar investigaciones administrativas, que al final ayuden a mejorar las gestiones de los alcaldes”, explica.

Considera que se debe mejorar la difusión de la figura de los concejos para que la población conozca qué concejal los representa y cuáles son sus tareas.

Mayor autonomía

Para que los concejos funcionen de manera eficiente, se necesita que tengan más recursos asignados para que tengan mayor autonomía y no dependan de que el alcalde en turno los quiera apoyar, dice Artemisa Montes Sylvan, directora del Observatorio Mexicano de la Crisis y académica de la Universidad La Salle.

Actualmente, los concejales solo tienen por ley un sueldo. Sin embargo, las oficinas, sus gastos operativos y la infraestructura que necesitan no están contemplados dentro del presupuesto de la capital, lo que provoca que dependa de los titulares de las demarcaciones darles las herramientas necesarias para hacer su trabajo, dice.

“Muchos concejos están subordinados a los alcaldes por el tema de los recursos, los alcaldes, si quieren, les dan más recursos a los concejales pero muchas veces esto implica que hagan lo que el alcalde quiere”, detalla.

Por ello, desde la asignación del presupuesto por parte del Congreso a las alcaldías se les debe destinar más recursos, para que tengan más autonomía y sus gastos de operación no dependan de la voluntad de los titulares de las demarcaciones.

“En un estudio que hicimos sobre los concejos, notamos que los alcaldes cooptan de esa forma a los concejales a través de la disposición o restricción de los recursos. Por ejemplo, en el primer año de ejercicio, hubo concejos que no tenían ni oficinas y eso dificultó que esta figura despegara”, señala.

También puedes leer:Cambio apresurado de concejales en la CDMX