Lo que comenzó hace 40 años como una casa para ayudar a los mexicanos que recién llegaban a trabajar y vivir en nueva York, ahora es un proyecto con miras a convertirse en un partido político que busca el empoderamiento de los migrantes.

Jaime Lucero llegó en 1975 a Nueva York, como miles de mexicanos que emigran a Estados Unidos, comenzó a trabajar en labores de servicio, lavando platos; hoy en día es uno de los empresarios textiles más importantes de la Costa Este.

“Todos sabemos que la necesidad económica fue lo que nos hizo salir de nuestro país y buscar un mejor futuro en Estados Unidos, nuestro país nos negó las oportunidades de crecer y poder sostener a nuestras familias, aquí (México) no pudimos tener una vida digna y esto es una paradoja porque México es un país muy rico”, dijo don Jaime Lucero desde su natal Puebla en un discurso con el que oficialmente presentó su Agrupación Política Nacional.

En 1978, Jaime Lucero y su hermano Julio fundaron Casa Puebla en Nueva York, un lugar donde los migrantes mexicanos comenzaron a organizarse para apoyarse, capacitarse e integrarse.

En aquel entonces había pocos mexicanos viviendo en Nueva York, ahora en toda la Costa Este hay cerca de 2 millones 700 mil, un millón de ellos provenientes de Puebla, la mayoría, al igual que don Lucero, llegaron de la Mixteca poblana.

Ante este aumento de población, las necesidades cambiaron y Casa Puebla tuvo que evolucionar y dar a luz a Fuerza Migrante, una Agrupación Política Nacional desde el 31 de enero del 2017.

“Fuerza Migrante es un regalo de Casa Puebla hacia toda nuestra comunidad para que participe en el proceso político, tanto de aquí como de Estados Unidos, es un gran movimiento que esperemos que sus frutos traigan el cambio real a México y que empoderen a la comunidad en ambos lados de la frontera”, agregó el empresario mexicano.

Fuerza Migrante cuenta actualmente con 11 mil afiliados en Puebla, Chiapas, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz.

Becas para migrantes

Uno de los pilares que cree necesarios Jaime Lucero para el bienestar y el empoderamiento del migrante es la educación.

“Don Jaime hizo una crítica al gobierno de México por el apoyo que daba la Secretaría de Relaciones Exteriores para la educación de los migrantes, tan solo 40 mil dólares, por eso Jaime Lucero decidió doblar el presupuesto, de su bolsa extendió un cheque similar”, comentó Avelino, uno de los integrantes de Fuerza Migrante.

Y no sólo eso, el empresario de origen mexicano logró un acuerdo con la Universidad de Nueva York para que los mexicanos pagaran las mismas cuotas que los ciudadanos norteamericanos.

El proyecto inició con 10 jóvenes becados, actualmente hay 50 estudiantes con subsidios del 100 por ciento. El pasado año escolar se acaba de graduar la primera generación de indocumentados en dicho campus universitario.

Proteccionismo contra Trump

“Lo que busca don Jaime es el empoderamiento político y económico de la comunidad mexicana por medio de la educación. Ya estaba lo económico y la educación, faltaba la política”, explicó Avelino Meza.

Por eso decidieron formar Fuerza Migrante, para que la comunidad de mexicanos en Estados Unidos no sean utilizados solamente como carnada política por personas que sólo buscan la foto con ellos y no su beneficio, además de convertirse en un respaldo político ante las amenazas del gobierno de Donald Trump.

“Hoy con la administración de Trump nos enfrentamos en Estados Unidos a un peligroso clima antiinmigrante y racista que a través del terror intenta negar y borrar lo que muchos han dado a ese país, las deportaciones, las dolorosas separaciones familiares están aumentando, tenemos que enfrentar este clima de miedo y proteger a los más vulnerables”, explicó Jaime Lucero.

Para blindar a los connacionales, Fuerza Migrante cree que deben de promover el voto para 2018 ya que en un futuro planean convertirse en un partido político para ser la representación real del empoderamiento de los migrantes, y Jaime Lucero quiere formar parte de esto.

“Él no quiere ni pretende ser candidato de nada, solo formar parte de la transformación”, finalizó Avelino.