¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

REFORMAEDUCATIVA

CNTE: Conflicto en extinción

J. Jesús Lemus

La Reforma Educativa se consolida, luego de que la mayoría de las secciones estatales de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) han comenzado a regresar a clases.

Oficialmente, de acuerdo a los reportes de los gobiernos estatales de Guerrero, Michoacán y Oaxaca, “la totalidad de los maestros disidentes, ya se encuentran en sus salones de clases”.


Sep 29, 2016
Lectura 11 min
portada post

20 De Guerrero

Desde el punto de vista de los maestros de la CNTE, el regreso a clases no significa el abandono de la lucha

Aurelio Nuño (…); su principal logro ha sido poder sentar al diálogo a las dirigencias de las secciones estatales de la CNTE, las que habían doblado a todos los anteriores secretarios de Educación, de esta y de la pasada administración”

- Rogelio Echeverría Díaz

Politólogo de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH)

https://youtu.be/idho4ln0aKM

La Reforma Educativa se consolida, luego de que la mayoría de las secciones estatales de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) han comenzado a regresar a clases.

Oficialmente, de acuerdo a los reportes de los gobiernos estatales de Guerrero, Michoacán y Oaxaca, “la totalidad de los maestros disidentes, ya se encuentran en sus salones de clases”.

Sólo en el estado de Chiapas, el gobierno de esa entidad ha reconocido que “aún falta que un reducido grupo de maestros asuman su compromiso con la educación”, a los que se les ha convidado a que retomen sus labores, “lo que podría suceder en los próximos días”, dijo el vocero de esa entidad.

Desde el punto de vista de los maestros de la CNTE, el regreso a clases no significa el abandono de la lucha. De acuerdo a la vocera de la sección 22 de Oaxaca, Isabel García, “la jornada de lucha no termina con el regreso a clases. Se seguirá insistiendo en la derogación de la mal llamada Reforma Educativa”.

Esa misma visión empata con las dirigencias de la CNTE en los estados de Guerrero y Michoacán, donde las dirigencias locales han decidido el retorno a clases, tras los primeros acercamientos de diálogo con el Gobierno federal, a través de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), donde se pactaron acuerdos para que más de un millón 337 mil alumnos no se retrasen en su ciclo escolar.

Los acuerdos que, tras ser consensados con las bases, han permitido el regreso de la mayoría de los maestros disidentes a sus labores académicas, se fincan principalmente en la posibilidad de que la Secretaría de Educación Pública (SEP) deseche su intención del despido de mil 900 profesores que no iniciaron el ciclo escolar como lo marca el calendario oficial.

Cabe recordar que la postura pública de la SEP, manifiesta por el titular de la dependencia, Aurelio Nuño Mayer, se expresó inamovible en cuanto a la intención de despedir a mil 200 maestros de Oaxaca, 500 de Chiapas, 80 de Michoacán y 20 de Guerrero, señalados de haber incumplido con su contrato de trabajo.

Sin embargo, en los primeros acuerdos establecidos en las mesas de diálogo ofrecidas por la SEGOB a las dirigencias estatales de la CNTE, llevadas a cabo con la participación del aún subsecretario de Gobernación, Luis Miranda Nava, se acordó dejar sin efecto la posibilidad del despido masivo magisterial.

El regreso paulatino de los maestros disidentes a las aulas para muchos significa que el sostenimiento de la Reforma Educativa posiciona al secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, como parte del equipo del presidente Enrique Peña Nieto que ayudó para la implementación de las reformas estructurales planteadas en esta administración federal.

En un comunicado oficial, la SEP reconoce que seguirá abierto el diálogo con los maestros inconformes, pero las mesas de negociación sólo serán “para asuntos administrativos locales, y no para abrogar ni cambiar la Reforma Educativa”.

Aunque se asegura que en los acuerdos secretos de la SEP y la CNTE, filtrados a la opinión pública por parte de algunos maestros disidentes, se establece que la oferta oficial sobre la Reforma Educativa es suspenderla, al menos en lo que resta de la actual administración federal, sobre todo en cuanto a exámenes de evaluación, promoción y permanencia, para todo el magisterio.

Los acuerdos secretos

La principal razón por la que los maestros regresaron a dar clases es por el compromiso del Gobierno federal de suspender el proceso de evaluaciones a los educadores

De acuerdo a fuentes de la dirigencia de la CNTE en Michoacán, la principal razón por la que los maestros opositores han optado por el regreso a clases es el compromiso del Gobierno federal para suspender el proceso de evaluaciones a los maestros en lo que resta del actual periodo de gobierno.

“La federación se ha comprometido a no continuar con los exámenes de evaluación y congelar los procesos de despido de los maestros señalados como faltistas, al menos durante lo que resta de este año y todo el 2017”, dijo un miembro de la dirigencia de la CNTE en Michoacán, que habló con Reporte Indigo.

También, la federación estableció el acuerdo con las dirigencias estatales de la CNTE en Michoacán, Oaxaca, Chiapas y Guerrero, para reconocer “la bilateralidad de las comisiones mixtas” en esas entidades, a fin de que sean los maestros de la CNTE y la SEP quienes hagan en consenso los ascensos, cambios, promociones, contrataciones, permutas, de todos los niveles escolares.

De la misma forma el Gobierno federal se comprometió a realizar pagos inmediatos “de adeudos a comisionados sindicales”, en donde los gobiernos estatales aceptaron aportar recursos propios para ello, reconociendo que se les habían congelado sus sueldos, en algunos casos, desde hace más de un año.

En lo que refiere a la entrega de plazas automáticas para los normalistas de los cuatro estados alzados, la federación se comprometió a revisar la solicitud de casi 6 mil puestos en esas entidades, a fin de que se reúnan representantes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) con los órganos recaudadores de los estados, para planear la creación de nuevos empleos.

En ese sentido, también se acordó “el pago inmediato del adeudo salarial que se mantenga del 2015 para los profesores de base”. El pago de esos salarios se hará con recursos de los gobiernos estatales, y posteriormente con dinero del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE)”.

También la federación aceptó la celebración de un examen universal para los normalistas que aspiran a una plaza de trabajo, que se realizará el 25 de octubre próximo, estableciendo que los que no aprueben el proceso de selección tendrán la posibilidad de continuar presentando la evaluación en una nueva fecha, con el apoyo de beca mensual de 7 mil pesos.

Los maestros de la CNTE también lograron recursos para mejorar la infraestructura educativa en los estados de Michoacán, Oaxaca, Guerrero y Chiapas, haciendo que el Gobierno federal destine a partir del año entrante un fondo de 480 millones de pesos para mejorar las escuelas primarias y secundarias.

Otro acuerdo sustancial es el que refiere el compromiso del Gobierno federal para la aportación retenida de los pagos para la caja de ahorro y fideicomisos, en donde cerca de 5 mil trabajadores de la educación se han visto afectados.

Pero sin duda, el acuerdo más importante pactado en las mesas de diálogo, que permitió el regreso a clases de los maestros en movilización, fue el que refiere a “limpiar todo el proceso jurídico iniciado contra los trabajadores de la educación, en lo que se refiere a actas administrativas por inasistencia laboral, expedientes jurídicos, carpetas de investigación y ordenes de aprehensión”.

Grupos disidentes

Pero aun cuando a nivel federal la CNTE ha asumido el compromiso para dejar la desmovilización, que no la lucha por la derogación de la Reforma Educativa, en los cuatro estados donde se centran las protestas del magisterio democrático no todos los maestros han regresado a clases; por lo menos 14 delegaciones se han negado a acatar la decisión de las dirigencias seccionales.

En Chiapas, según reconoce el propio Gobierno estatal, las clases no se han normalizado totalmente. Allí por lo menos ocho delegaciones son las que se niegan al regreso a clases, “hasta que los acuerdos ofrecidos por el gobierno se puedan observar”, dijo el profesor Rodolfo Duarte de San Cristóbal de las Casas.

Lo mismo sucede en Oaxaca, en donde al menos tres delegaciones de la CNTE no han acatado plenamente la directiva de regresar a clases; se argumenta que los acuerdos pactados con la federación tienen que ser consensados entre la base magisterial y los grupos de padres de familia y organizaciones sociales que respaldan el movimiento.

En el estado de Michoacán es una sola delegación magisterial, de las ubicadas en la zona de Tierra Caliente, la que no acepta el regreso a clases. El grupo, aunque mínimo, es el que ha llamado a las movilizaciones de los últimos días, las que se han manifestado principalmente con el bloqueo al paso del ferrocarril.

También en Guerrero existen grupos de la disidencia magisterial. En esta entidad se han reconocido a tres delegaciones de maestros que se niegan a regresar a clases, “hasta que los acuerdos pactados con la Secretaría de Gobernación se comiencen a cumplir”, dijo René Díaz, maestro de la zona de La Montaña.

En suma, de acuerdo a los datos proporcionados por funcionarios de los gobiernos estatales de Michoacán, Guerrero, Chiapas y Oaxaca, se estima que, a la fecha, pese al acuerdo del regreso a clases de los maestros, son por lo menos medio millar de maestros los que se niegan a la posibilidad del fin del conflicto.

Aurelio Nuño, el negociador

El acercamiento entre la SEP y la CNTE se dio cuando el secretario de Educación presentó el Nuevo Modelo Educativo como la esencia pedagógica de la Reforma Educativa, e invitó a los actores de la Coordinadora a enriquecer esa propuesta

Al secretario de Educación, Aurelio Nuño ya se le atribuye como un logro político el haber alcanzado la desmovilización de los maestros de la CNTE, lo que no sólo permite la sobrevivencia de la Reforma Educativa, sino que los maestros del ala democrática se sienten al diálogo con el Gobierno federal.

Para el politólogo Rogelio Echeverría Díaz, de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), el secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer, se ha convertido en el colaborador que ha dado mejores resultados al Presidente Enrique Peña Nieto, en cuanto a los secretarios encargados de defender las reformas estructurales de la administración.

“Aurelio Nuño ha saltado de ser prácticamente un desconocido, para convertirse en uno de los mejores operadores políticos del Presidente Enrique Peña Nieto; su principal logro ha sido poder sentar al diálogo a las dirigencias de las secciones estatales de la CNTE, las que habían doblado a todos los anteriores secretarios de Educación, de esta y de la pasada administración”, dijo el especialista en análisis político.

Desde su óptica, el secretario Nuño Mayer no sólo no ha cedido al reclamo de la CNTE para que se derogue la Reforma Educativa; “ha tenido la visión de incluir en la misma algunos puntos medulares del proyecto educativo democrático de la CNTE, al presentar el Nuevo Modelo Educativo”.

El propio secretario de Educación ha presentado el Nuevo Modelo Educativo como la esencia pedagógica de la Reforma Educativa, “a donde ha invitado a los actores de la CNTE a que se sumen al diálogo para enriquecer esa propuesta, que en términos es lo que ha permitido el acercamiento entre las dos partes”, explicó el especialista.

Eso es lo que ha hecho, dijo Echeverría Díaz, que el movimiento de la CNTE, principalmente en Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, “haya entrado a una etapa de serenidad”, que podría durar al menos hasta que concluya la actual administración federal, “en donde es claro que no habrá la derogación reclamada por los maestros democráticos”.


Notas relacionadas

May 15, 2019
Lectura 2 min

Abr 25, 2019
Lectura 2 min

Abr 16, 2019
Lectura 2 min

Abr 16, 2019
Lectura 4 min

Comentarios