Reporte Indigo

IZTAPALAPA

Choca ‘de prestado’


Valencia argumenta que no hay alguna ley que lo obligue a vivir en la demarcación que gobierna


Jesús Valencia Guzmán

Delegado en Iztapalapa


Iztapalapa es la delegación que recibió más recursos para destinarse a obras, acciones sociales e inversiones

Aturdido contestó el teléfono. “Estoy bien, los errores se pagan”, fue la primera frase que soltó el delegado en Iztapalapa, Jesús Valencia Guzmán, luego de chocar cerca de su casa en la colonia Jardines del Pedregal.

El jefe delegacional está sumido en la polémica: ¿De dónde compró la casa en Jardines del Pedregal? y ¿de quién es la lujosa camioneta Jeep Grand Cherokee que hizo pedazos?

Y se enreda más. La camioneta es propiedad de un amigo de Jesús Valencia, que es también uno de los proveedores de la delegación Iztapalapa.

“Luis Molleda es mi amigo y sí también es proveedor de la delegación”, reconoce.

RI-¿Proveedor de qué Jesús?

JVG: “Él provee diversas cosas, algunos juegos infantiles y me ayuda con los FAIS”.

Se refiere al Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) que se destina a las 16 delegaciones políticas del Distrito Federal. 

Este año, de los 673 millones 829 mil, Iztapalapa fue la que más recursos recibió para destinarse a obras, acciones sociales e inversiones para revertir el rezago de la zona.

Pero no abundó en detalles para aclarar en qué rubros específicos del FAIS le colabora su amigo y proveedor, que le prestó la lujosa camioneta que chocó.

RI-¿Es otro claro conflicto de interés?

JVG: “No, no compares, él (Luis Molleda) es mi amigo desde hace ocho años, desde que yo estaba al frente del DIF-DF. Lo mismo me la pudo prestar a mi que a cualquiera”.

Se dijo apenado con Luis Molleda, quien le prestó la camioneta por unos días para que la probara y decidiera si cambiaba la unidad blanca que usualmente usa. 

“Ustedes conocen la camioneta blanca en la que me transporto, así que este día que tenía un compromiso en el Camino Real decidí usar la que me prestó y se la choqué, ahora tendré que pagarle el deducible”.

La casa incómoda

¿Por qué un gobernante de Iztapalapa vive en el Pedregal? 

Esa es la pregunta para el delegado.

Igual que otros personajes sumidos recientemente en la polémica por la compra de lujosos inmuebles, como el expresidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Raúl Plascencia Villanueva, quien compró una residencia en Jardines del Pedregal y argumentó los altos ingresos económicos de su esposa, Jesús Valencia utilizó el mismo recurso.

El delegado explicó que la casa fue adquirida desde el 2009 por él y  su pareja sentimental, Margarita Darlene Rojas Olvera, presidenta de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, quien tiene ingresos mensuales superiores a los 120 mil pesos.

“Como tu sabes yo me ‘arrejunté’ con Darlene, con quien tengo un hija de apenas un año. La verdad ya vivíamos muy apretados y por eso compramos esa propiedad a la que nos mudamos hace apenas cuatro meses”.

Otra pregunta hecha al delegado es: ¿que vivas en el Pedregal y gobiernes en Iztapalapa no viola ninguna ley?

Al respecto, el jefe delegacional, que ingresó a la política de la mano de Manuel Camacho Solís, como él mismo lo describe y que fue por años uno de los personajes incondicionales del exjefe de Gobierno, Marcelo Ebrard Casaubón, argumenta que no hay ninguna ley que lo obligue a vivir en la demarcación que gobierna, aunque él tiene registrado un domicilio en Iztapalapa, donde aún vive su madre.

Mientras que los habitantes de Iztapalapa enfrentan batallas cotidianas por el agua y vivienda, la nueva casa de Jesús Valencia se localiza en Jardines del Pedregal, una de las zonas de más alta plusvalía en la capital del país.

Por no dormir…

La madrugada del miércoles 17 de diciembre  se desató el escándalo en las redes sociales y luego en los medios. El delegado en Iztapalapa chocó contra otro vehículo estacionado, luego de regresar de una fiesta.

El martes por la noche, Jesús Valencia y su familia habían acudido hasta Iztapalapa para encabezar el encendido del Árbol de Navidad.

Luego de convivir un rato, el jefe delegacional se trasladó solo a otro compromiso: una reunión en el Hotel Camino Real de Aeropuerto, donde se reunió con el secretario general del PRD, Héctor Bautista, para abordar algunos temas de agenda, según explicó.

Por la madrugada cuando salió de ese lugar, condujo a su domicilio bajo los efectos de una pastilla de activan, que según explicó, le recetó el doctor para tratar sus problemas de insomnio.

“Yo tengo el problema que duermo muy poco, escasas horas, y ahora con la situación de mi bebé aún más”, apuntó.

En el Gobierno del Distrito Federal (GDF) se rumora que incluso el jefe de Gobierno tuvo que intervenir para frenar el escándalo, ante los rumores de que los policías preventivos que lo auxiliaron durante el accidente encontraron más que pastillas para el sueño.

Exit mobile version