La modelo Cara Delevingne y la actriz Margot Robbie se encuentran envueltas en una polémica tras su visita al país de Argentina.

Y es que lo que iba a ser una cena tranquila entre dos amigas en un restaurante exclusivo de un barrio de Buenos Aires, se convirtió en un momento incómodo.

La noche del pasado sábado, Robbie y Delevingne se encontraban de viaje por la capital argentina cuando fueron sorprendidas cenando en un restaurante ubicado en el sur de la ciudad, un lugar exclusivo del barrio La Boca, en Buenos Aires.

Fue el paparazzi Pedro Peter Alberto Orquera quien las encontró cenando y las fotografió a la salida del establecimiento.

¿Qué pasó entre Cara Delevingne, Margot Robbie y el paparazzi?

Según TMZ, cuando salían del restaurante, un Uber les esperaba, pero la situación se volvió muy tensa.

El medio informa que un paparazzi las abordó invadiendo intensamente su espacio, mientras tomaba fotos.

Medios señalan que el conductor de Uber entró en pánico y arrancó con Cara en el coche, pero Margot no logró entrar, y cayó al suelo, mientras el paparazzi seguía tomando fotos.

Lee también: Cara Delevingne y Selena Gomez se besan en nueva temporada de ‘Solo asesinatos en el edificio’

Ante esta situación, sus amigos actuaron de manera agresiva, y golpearon al fotógrafo, que terminó hospitalizado con una fractura en el brazo y ensangrentado.

“Sufrí una encerrona terrible y después tuve una persecución, porque me corrieron. En un momento sentí como que alguien me pateó y me empujó. A toda velocidad fui a parar al piso y menos mal que caí con el brazo y no con la cabeza. Fue tremenda la pérdida de sangre que tuve, me quedó el hueso al descubierto, me rompí todo el brazo y la cámara voló por el aire“, dijo el paparazi Alberto Orquera al diario argentino La Nación.

El fotógrafo sufrió una fractura en el codo izquierdo y una herida en la cabeza a consecuencia de la agresión y está a la espera de ser operado.

Por este incidente, dos hombres están detenidos, identificados como Jac Rhys Hopkins y Josey MacNamara Callum.

Ambos están acusados por “lesiones graves”. Rhys Hopkins es productor de cine y amigo de Robbie; y Callum es un ayudante de cámara, los británicos acompañaban a las dos mujeres en la cena, según ha publicado el diario británico The Daily Mail.