Organizaciones señalan que la Ciudad de México es un ejemplo a nivel nacional en cuanto a participación ciudadana en materia de salud.

El pasado 17 de noviembre, el Instituto para el Desarrollo Democrático y la Competitividad (IDdeco) junto con la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIFF) presentaron los resultados del estudio “Mecanismos de Participación Ciudadana en el Sector Salud”, en el que se halló que la capital del país es la entidad que más promueve que la sociedad se involucre en las políticas públicas en esta materia.

Según el estudio, a nivel nacional, en las 32 entidades y la administración federal se hallaron 250 mecanismos de participación ciudadana en el sector salud, de los cuales, 22 (8.8 por ciento) se encuentran en la Ciudad de México.

El informe presentado detalla que las instituciones públicas que operan los 22 mecanismos en la capital son el Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, el Gobierno de la Ciudad de México, la Secretaría de las Mujeres local y la alcaldía Miguel Hidalgo.

El caso de la capital

En la Ciudad de México se encontraron mecanismos de participación ciudadana en temas muy específicos como la nutrición, acceso a la atención médica, información sobre enfermedades de transmisión sexual, lactancia materna y perspectiva de género, dice Claudia Guzmán, presidenta regional para Latinoamérica y el Caribe del IDdeco.

“La perspectiva de género en los mecanismos de la Ciudad de México fue catalogada dentro del rango de muy buenas prácticas”, indica la presidenta del Instituto.

Añade que en la Ciudad de México la mayoría de los mecanismos, el 78 por ciento, relacionan a los ciudadanos con el diseño de las políticas públicas.

También afirma que la capital del país es la entidad de la región centro que más destaca en transparencia en los mecanismos de participación ciudadana.

“El mayor nivel de participación en la Ciudad de México es en el Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, ellos tienen varios mecanismos que atienden a consejos de salud y establecen rutas de trabajo muy concretos”, declara.

Asimismo, Guzmán menciona que la Ciudad de México también destaca por la cantidad de consultas de datos abiertos sobre salud.

Y menciona que los resultados del estudio revelan que es necesario regular a través de la Ley General de Salud los mecanismos de participación ciudadana a nivel federal.

“Se debe crear una ley que institucionalice los mecanismos de participación ciudadana a nivel federal, estados y municipios”, indica.

La presidenta regional del IDdeco considera que lo anterior promovería la creación de reglamentos, sistemas y normas en todos los ámbitos gubernamentales para que exista un catálogo homologado para que instituciones, estados y municipios los apliquen.

Otros resultados en salud de la CDMX

El estudio presentado por IDdeco y la AMIIF señala que 59.6 por ciento del total de los mecanismos encontrados en entidades y en la Federación son de democracia participativa; mientras que el 24 por ciento son de evaluación y control de la gestión pública; 16 por ciento son mecanismos no institucionalizados; y .4 por ciento son de democracia directa.

Respecto a la transparencia, el estudio encontró que en la región sur del país existe disparidad en cuanto a la cantidad de mecanismos encontrados entre entidades y que hay baja transparencia en la información accesible.

Lo anterior, en contraste con la región centro, donde se encontró un buen desempeño en el acceso a la información en la mayoría de las entidades y en la región norte el mapeo dio resultados más equilibrados en cuanto al número de mecanismos identificados por entidad.

A su vez, en el eje de inclusión la investigación reveló que los mecanismos de participación ciudadana se centran en personas con discapacidad en las regiones sur y norte; y comunidades indígenas y adultas mayores en la región centro.

En el eje de equidad de género, en la región sur destacan los estados de Oaxaca con el tema de mortalidad materna e infantil, y Yucatán y Veracruz con observatorios de violencia. En la región centro existen varios mecanismos con dimensión de género, pero sin una cuota establecida. Sin embargo, sobresale Michoacán en cuanto a derechos sexuales y reproductivos, y en la región norte destacan Durango en cuanto a embarazo adolescente, y Tamaulipas con temas de mortalidad materna e infantil.

A su vez, sobre buenas prácticas, en la región sur sobresalen Jalisco y Veracruz con plataformas digitales de consulta; en la región centro los estados de Aguascalientes, Querétaro, Estado de México y Ciudad de México cuentan con información accesible, y en la región norte no se observaron hallazgos relevantes.

Sobre el eje de temas prioritarios, se encontró que las tres regiones están alineadas con la agenda federal en los temas de sobrepeso y obesidad, diabetes, Virus de Inmunodeficiencia Humana Adquirida (VIH), adicciones, salud mental, oncología y bioética.

En la región sur destaca Quintana Roo con el tema del medio ambiente; y en las regiones centro y norte existen mecanismos respecto a calidad y acceso a servicios de salud.

Te puede interesar: Cartas a distancia: el documental mexicano que expone cómo se vivió la pandemia desde el sector salud