Casinos: industria del juego contenida por la 4T

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha reiterado que su gobierno no emitirá nuevos permisos para la instalación de más casinos en el país, sin embargo, aun sin seguir expandiéndose, esta industria genera ingresos económicos para sus propietarios por casi 70 mil millones de pesos al año

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha reiterado que su gobierno no emitirá nuevos permisos para la instalación de más casinos

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha reiterado que su gobierno no emitirá nuevos permisos para la instalación de más casinos

Comparte esta nota

Aunque el Gobierno de la auto-denominada Cuarta Transformación ha señalado que no se autorizarán nuevos casinos en ningún lugar del país, las dimensiones que ya ha alcanzado esa industria en México les garantiza a sus propietarios ingresos económicos anuales por cerca de 70 mil millones de pesos.

La Ley Federal de Juegos y Sorteos establece que es facultad de la Segob la reglamentación, la autorización, el control y vigilancia de los juegos cuando en ellos medien apuestas de cualquier clase

En distintas ocasiones, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se ha pronunciado en contra de que la industria de los casinos continúe su expansión en el territorio nacional, por lo que incluso le ha girado instrucciones a la Secretaría de Gobernación para que se abstenga de emitir nuevos permisos.

Sin embargo, la revisión que hizo en la materia la Auditoría Superior de la Federación (ASF), y en específico sobre los “Aprovechamientos por Participaciones Previstas por la Ley Federal de Juegos y Sorteos”, arrojó que los ingresos obtenidos por los permisionarios de casinos en el ejercicio 2019 ascendieron a 69 mil 618 millones 066 mil 800 pesos.

En dicha auditoría sobre la Dirección General de Juegos y Sorteos (DGJS), de la Secretaría de Gobernación (Segob), conclave 2019-0-04100-19-0006- 2020, dentro de la Cuenta Pública 2019, la ASF mostró cuáles son las dimensiones actuales de esa industria en México, al menos las que constan en los registros oficiales de las autoridades.

“Al respecto, se comprobó que en la página de internet de la DGJS se publicó la relación de permisionarias autorizadas para la operación de centros de apuestas remotas y salas de sorteos de números, en la cual se identificó a 36 sociedades mercantiles (empresas) con un total de 50 permisos otorgados”.

Con base en ello, la cantidad de Establecimientos de centros de apuestas remotas o casinos, autorizados por la Segob hasta el año 2019 ascendía a 433 en todo el país, una cifra que no debería presentar aumentos en este año 2021, ante la determinación presidencial por frenar ese tipo de actividades

“Las empresas con más permisos autorizados fueron Pur Umazal Tov, S.A. de C.V. y Operadora Cantabria, S.A. de C.V., que tuvieron 6 y 4 permisos, respectivamente. Asimismo, se identificó que la empresa que tiene el mayor número de establecimientos autorizados fue Administradora Mexicana de Hipódromo, S.A. de C.V., que operó 60 establecimientos en territorio nacional”.

La ASF también detalla que “de los 36 permisionarios se identificaron a tres que no reportaron ingresos ni aprovechamientos pagados (Promociones e Inversiones de Guerrero, S.A.P.I. de C.V. (Frontón); Disco Promociones Premier, y Superjuesgos Robin S.A. De C.V.)”, por lo que los ingresos totales citados conciernen solo a los 33 permisionarios restantes.

Ley sin cumplir

Con su investigación, la ASF descubrió que de acuerdo a la Ley Federal de Juegos y Sorteos, los impuestos que recaba el Gobierno federal por la operación de los casinos deberían estarse invirtiendo en un fin en específico.

“Artículo 5: en los permisos que conceda, independientemente de los impuestos que al efecto determinen las leyes fiscales correspondientes, la Secretaría de Gobernación señalará la participación que, de los productos obtenidos por el permisionario, deba corresponder al Gobierno federal. Esta participación será destinada al mejoramiento de los establecimientos de Prevención Social y de Asistencia, dependientes de las Secretarías de Gobernación y de Salubridad y Asistencia, que se expresen en los permisos que se otorguen”.

En el ejercicio 2019 los aprovechamientos pagados por los permisionarios ascendieron a mil 168 millones 335 mil 600 pesos; por ello, y ante el mandato de la Ley, la ASF indagó si la recaudación derivada de los casinos se está destinando a los establecimientos de Prevención Social y Asistencia, de las Secretarías de Gobernación y de Salubridad y Asistencia (hoy Secretaría de Salud).

Sin embargo, los resultados no fueron buenos: la DGJS respondió que “desconoce el destino final de las participaciones”; también se le consultó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a través de su Unidad Política de Ingresos no Tributarios, pero esta “no realiza ni aplica procedimiento alguno” con ese objetivo; y sus Direcciones Generales de Programación y Presupuesto “A” y “B” “tampoco contaban con información”.

“En el análisis de lo informado por la DGJS y la SHCP, se observó que ninguna de las entidades ha realizado actividades para que se destinen a los establecimientos de prevención y asistencia social los recursos provenientes de aprovechamientos, por concepto de Participaciones al Gobierno Federal por la emisión de permisos en materia de juegos y sorteos, por lo que no se está dando cumplimiento al artículo 5 de la Ley Federal de Juegos y Sorteos”, informó.

Rechazo presidencial a casinos

En su conferencia matutina del 16 de octubre de 2020, y ante un cuestionamiento sobre los casinos en México, el presidente López Obrador señaló enfático: “Lo que planteas de los casinos, la instrucción es: ni un registro nuevo, ninguna autorización nueva”.

Unos meses antes, el 7 de enero de 2020, ante otra pregunta sobre los casinos, el presidente López Obrador, ya había mostrado su rechazo a esa industria.

“Tenemos muy presente cómo se empezaron a autorizar estos casinos en la época que se llamó gobierno del cambio. Ahí se los dejo de tarea. Entonces, no vamos a caer en lo mismo, sería lamentable hacer lo mismo. (…) O sea, nada de casinos, que quede claro. (…) En todo el país, o sea, no somos lo mismo, hubo un cambio, la gente votó por un cambio”
Andrés Manuel López ObradorPresidente de México

Ese mismo día 7 de enero de 2020 la titular de la Segob, Olga Sánchez Cordero, emitió un posicionamiento ante supuestas reformas legales estatales que estarían intentando instalar más casinos.

“La Ley Federal de Juegos y Sorteos establece que es facultad de la Segob la reglamentación, la autorización, el control y vigilancia de los juegos cuando en ellos medien apuestas de cualquier clase. Esto significa que es solamente a nivel federal que se pueden dar estas autorizaciones y, en este sexenio, como lo indicó el señor presidente, no ha habido una sola autorización para abrir un solo casino”.

También puedes leer: En Puebla se permiten eventos sociales y operación de casinos con 20% de aforo

Salir de la versión móvil