¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

CáRTELES

No lo mató alguien de adentro.- Fasci

Jesús Padilla

El vocero de seguridad del Estado, Aldo Fasci, aseguró ayer que la ejecución del fiscal José Luis de León no fue ordenada por alguien de la Procuraduría del Estado. 

 

Sin embargo, el funcionario público no descartó que la muerte del fiscal haya sido producto de una vendetta, pero de la delincuencia y no de la Procuraduría estatal.


Feb 9, 2017
Lectura 5 min
portada post

Todo apunta que en el caso del fiscal la culpabilidad recaerá en el joven detenido, identificado como Juan Eduardo N de 24 años

El vocero de seguridad del Estado, Aldo Fasci, aseguró ayer que la ejecución del fiscal José Luis de León no fue ordenada por alguien de la Procuraduría del Estado. 

 

Sin embargo, el funcionario público no descartó que la muerte del fiscal haya sido producto de una vendetta, pero de la delincuencia y no de la Procuraduría estatal.

 

“¿Qué me quieres preguntar?, ¿que si lo mandó mandar matar alguien de adentro?, no, punto. Yo te estoy contestando que no lo mató alguien de adentro, lo mataron unos delincuentes, y hay detenidos con armas largas ¿ok? Y son delincuentes”, dijo el vocero.

 

Sin embargo, Fasci aseguró que existen varias líneas de investigación sobre el crimen del fiscal, y ante esto no descartó ninguna.

 

“No está descartada una venganza, pero hay que entender, hay un detenido, hay información que está fluyendo y hay líneas de investigación, no quisiera adelantar nada para no estropear las investigaciones. Lo que sí le digo, no está descartado ninguna situación”, señaló el vocero.

 

Fasci Zuazua reveló que el fiscal José Luis de León tenía meses que no estaba investigando casos, pero reconoció que anteriores ocasiones sí tenía averiguaciones por resolver.  

 

“Él ya no estaba investigando, tenía meses fuera de las investigaciones, sin embargo, en épocas anteriores sí, estuvo 19 años en la Procuraduría”, aseveró el funcionario estatal.

 

No obstante, fuentes estatales consultadas por Reporte Indigo, revelan todo lo contrario, pues aseguran que la ejecución del fiscal José Luis de León apunta a un posible ajuste de cuentas en el interior de la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León (PGJNL).

 

Incluso la presencia del subprocurador Bernardo González Garza, quien intenta una “limpia” de elementos con pasado oscuro en la Procuraduría de Justicia, no es muy agradable para muchos fiscales y agentes.

 

El fiscal fue ejecutado en su casa, en la colonia Contry Las Águilas en Guadalupe, se había incorporado hace un par de meses a la Subprocuraduría de Ministerios Públicos de la PGJ, que 

encabeza el procurador Roberto Flores.

 

En la PGJ existen tres grupos de poder que se disputan el control de la Procuraduría del Estado. 

 

Uno es encabezado por el procurador Roberto Flores. Uno más por el contralmirante Augusto Cruz Morales, director de la AEI, y el más reciente el que representa Bernardo González, designado hace tres meses como Subprocurador de Ministerios Públicos.

 

No informa avances

 

El vocero de Seguridad, Aldo Fasci Zuazua, informó que aún no se puede informar de los avances de las investigaciones del fiscal ejecutado José Luis de León, porque considera que podría estropear las pesquisas.  

 

“Él tuvo un evento dos años en Tamaulipas, que tiene que ver con un rancho, que fue agredido por la delincuencia organizada, entonces no se descarta ninguna línea. Pero también hay que ver que fue fiscal y llevó muchos casos”, dijo el vocero.

 

Recordó que cuando estuvo como subprocurador de Ministerios Públicos y secretario de Seguridad Pública en la administración del exgobernador Natividad González Parás, más de 20  agentes y policías fueron asesinados.

 

 “A mí me mataron 55… es normal que haya agresiones contra quienes persiguen los delitos… estamos todos expuestos, ¡55! compañeros míos fallecieron agredidos, claro balaceados en aquella época, y  vamos a dar con los responsables de la muerte del fiscal”, aseguró.

 

¿Resolverán caso de fiscal?

 

Resolver un caso de alto impacto contra un funcionario policial pareciera no estar en la lógica de la Procuraduría de Justicia, luego de que hasta el momento al menos tres asesinatos han quedado impunes.

 

Se trata de la ejecución de Carlos Arturo Valle Novelo agente de inteligencia de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), Javier Alejandro Rodríguez Rodríguez, agente activo de la corporación. 

 

Y ahora la ejecución del fiscal investigador José Luis de León está más con dudas, que certezas para resolver el crimen.

 

En su momento y a la fecha, el procurador Roberto Flores Treviño se negó a explicar la razón por la cual Valle Novelo, Rodríguez y Benito Villarreal habrían sido ejecutados, este último amigo muy cercano del exgobernador Jaime Rodríguez “El Bronco”.

 

Todo apunta que en el caso del fiscal la culpabilidad recaerá en el joven detenido, identificado como Juan Eduardo N de 24 años, integrante de la célula Cinco Puntos de los Zetas, en la colonia Independencia, operaba en la zona norte.

 

El vocero de Seguridad, Aldo Fasci Zuazua abrió la puerta para que Juan Eduardo sea vinculado a proceso por el homicidio del fiscal, pues aseguró que fue capturado con armas largas.


Notas relacionadas

Ene 25, 2018
Lectura 6 min

CáRTELES

El misterio de los tiburones

J. Jesús Lemus


Ene 25, 2018 Lectura 6 min

Oct 27, 2017
Lectura 6 min

CáRTELES

El imperio de los narcojuniors

J. Jesús Lemus


Oct 27, 2017 Lectura 6 min

Jun 18, 2017
Lectura 5 min

CáRTELES

Infiltra narco a Uber

Jesús Padilla


Jun 18, 2017 Lectura 5 min

Feb 14, 2017
Lectura 6 min

CáRTELES

Los narcos también aman

J. Jesús Lemus


Feb 14, 2017 Lectura 6 min

Comentarios