Una caravana migrante proveniente de Centroamérica se enfrentó con integrantes de la Guardia Nacional en Chiapas. 

El choque entre los extranjeros, los elementos de la Guardia Nacional y del Instituto Nacional de Migración (INM) ocurrió en el tramo carretero que une a las poblaciones de Pijijiapan y Tonalá. 

El enfrentamiento dejó varios heridos y arrestados.

El hecho sucedió la mañana de este jueves, cuando agentes federales descendieron de varios vehículos para implementar un operativo para contener a este grupo, de alrededor de 4 mil personas. 

Después de ver los automóviles del INM como de la Guardia Nacional, los integrantes de la caravana corrieron al ver que también había un equipo antimotines. 

Te sugerimos: Guardia Nacional acepta que disparó contra migrantes; hay un cubano muerto y 13 heridos

Al observar el avance de las fuerzas mexicanas y los agentes fronterizos, los migrantes comenzaron a lanzar piedras en contra de ellos. 

Alrededor de 10 minutos, los miembros de la Guardia Nacional y del INM, recibieron una lluvia de rocas y palos.


Al verse superados en número y fuerza, los uniformados abandonaron el enfrentamiento, subieron a sus vehículos; con muchas dificultades pues seguían recibiendo piedras y palos, y partieron del lugar. 

Tras la refriega, varios elementos policiacos quedaron lesionados. 

Después del enfrentamiento la caravana, que intenta llegar a la Ciudad de México para regularizar su situación migratoria, intentaron reagruparse y seguir su camino, no sin antes mostrar temor por una nueva redada, debido que a pesar de los resultados, hubo al menos 30 detenciones. 

El grupo, que lleva 10 días de camino, prosiguió después de que a principios de septiembre las autoridades mexicanas frustraran el avance de cuatro caravanas de migrantes que partieron desde Tapachula, municipio de Chiapas fronterizo con Guatemala.