El Gobierno de la Ciudad de México informó que el servicio de la Línea 1 del Cablebús tuvo que ser suspendido temporalmente la mañana de este miércoles, esto debido a una falla eléctrica ajena al sistema de este nuevo transporte público.

La explosión de un transformador eléctrico ocasionó que las cabinas se detuvieran aproximadamente 10 minutos, lo que provocó la molestia de los pasajeros, quienes quedaron suspendidos en el aire.

“Cablebús Línea 1 informa que alrededor de las 11:00 horas de este día, en las afueras de la estación Ticomán, un transformador eléctrico que no pertenece al sistema explotó en la zona, lo que provocó la falta de suministro.

“Y una pausa en el servicio por un lapso de 10 minutos mientras se implementaba el protocolo de seguridad y el procedimiento para utilizar las plantas de energía propias del servicio”, explicó el gobierno capitalino en Twitter.

Además del paro de 10 minutos, el Cablebús tuvo que reducir su velocidad para llegar a las estaciones y desalojar a todas las personas a bordo de las cabinas para salvaguardar su integridad.

Las autoridades señalaron que, de acuerdo al protocolo, se procedió al desalojo momentáneo, pese a que no se presentó daño alguno en las instalaciones, físicas, mecánicas o eléctricas del sistema.

Lee también: No, no se fue la luz en el Cablebús; esta es la razón por la que se detuvo momentáneamente

“Al término de la revisión correspondiente por parte de los responsables de la operación de la línea, se restablecieron sin contratiempos”, concluye el comunicado.

El pasado 14 de julio, el Cablebús CDMX ya había señalado no tener problemas eléctricos y señaló que el servicio puede llegar a detenerse brevemente cuando accede una persona con silla de ruedas o por temas de comunicación.