¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

ELBRONCO

Cabalgará con, o sin el PRI

César Cepeda

El exalcalde de García, Jaime Rodríguez, no titubea cuando asegura que en la elección del 2015 su nombre estará incluido en la boleta de los candidatos que competirán por la gubernatura de Nuevo León.

“Es una decisión que ya tomé”, revela “El Bronco”.

¿Postulado por el PRI?, se le pregunta al priista.

“Estaré en la boleta, pero los colores quién sabe. Yo trabajaré en mi partido para lograrlo, pero si mi partido toma una decisión que no sea la adecuada yo tomaré la decisión que tendrá que ser en su momento”.


Jun 23, 2013
Lectura 8 min

"Espero que Rodrigo reflexione y tenga la paciencia, la cordura y la capacidad para que la decisión la tome en base a algo que beneficie al partido y que libere esa decisión. Pasaría a la historia como un hombre democrático”

- Jaime Rodríguez

Exalcalde de García

http://www.youtube.com/watch?v=M9LHlPhtDvA

"Creo que no estamos en tiempos de andar inventando políticos de televisión o de traje, o de corbata, o de falda u operadas o no operadas. Necesitamos gente que tenga capacidad”.

http://www.youtube.com/watch?v=oRbGKxXb-F8

El exalcalde de García, Jaime Rodríguez, no titubea cuando asegura que en la elección del 2015 su nombre estará incluido en la boleta de los candidatos que competirán por la gubernatura de Nuevo León.

“Es una decisión que ya tomé”, revela “El Bronco”.

¿Postulado por el PRI?, se le pregunta al priista.

“Estaré en la boleta, pero los colores quién sabe. Yo trabajaré en mi partido para lograrlo, pero si mi partido toma una decisión que no sea la adecuada yo tomaré la decisión que tendrá que ser en su momento”.

En entrevista con Reporte Indigo, Rodríguez opina que la situación crítica por la que atraviesa el estado no resiste más improvisaciones.

“Creo que no estamos en tiempos de andar inventando políticos de televisión o de traje, o de corbata, o de falda u operadas o no operadas. Necesitamos gente que tenga capacidad, experiencia para gobernar y no gente que quiera ser por ser”.

El exdirigente de la CNC dice que su intención de convertirse en el próximo gobernador de Nuevo León es real y genuina, y no una estrategia para conseguir espacios políticos para él y su grupo.

 “El PRI tendrá que medir y si estoy bien tendrá que decidir por mí. Yo trabajaré para ello. No habrá presión de mi parte hacia nadie. Yo no chantajearé a nadie. Creo que tendré peso para el día de la toma de decisiones en el partido. Si yo estoy medido, si tengo un peso mejor que cualquiera, el PRI me debe nombrar candidato”.

¿Y si no es así?, se le pregunta.

“Si no me nombra candidato, teniendo yo o cualquier otro un peso específico, entonces el PRI no tendrá una posibilidad de ganar la elección en la próxima contienda. Si yo tengo un peso, y por eso será mi trabajo en dos años, que tampoco me haré el harakiri, tampoco llevaré a mis seguidores al precipicio, pero si tenemos el peso de tener posibilidades buscaré cualquier partido. Esa es la circunstancia que está hoy en la ley”.

El “Bronco” está en campaña desde hace unas semanas. Todos los días le dedica cuatro horas a visitar a grupos de seguidores, encontrarse con amigos, políticos, comerciantes y estudiantes para ir formando una estructura que le permita posicionarse en la carrera por la gubernatura dentro de dos años.

Jaime impulsa su proyecto sin el consentimiento del PRI de Nuevo León y sin el del jefe político de los priistas, el gobernador Rodrigo Medina.

“Tengo una estrategia, tengo un plan, tengo un proyecto. Hay un objetivo, está todo listo para que podamos trabajar buscando la voluntad de los ciudadanos y podamos gobernar el estado”.

El exedil tricolor conoce el riesgo y las consecuencias que implica salirse de la disciplina del PRI y del control del gobernador en turno.

Pero asegura que está preparado para eso.

“Sé que lo que digo le va a doler a varios. Habrá problemas. Pero ojalá ese dolor que les causa se convierta en emoción y pasión para que ellos ayuden a mejorar las cosas y resuelvan el problema que tenemos.

“Sé que habrá patadas bajo la mesa, pisotones de callos, estiradas de orejas. Estoy preparado para eso”.

Lo que ofrece Jaime Rodríguez es lo que hizo en tres años en el municipio de García: enfrentar sin vacilar el problema de inseguridad provocado por el narcotráfico.

“Lo que pasa es que la raza no se dio cuenta porque decidimos no pagar un spot para decirlo. Pero hoy la gente de García lo sabe, lo siente y lo percibe. Hicimos lo que teníamos que hacer. En el estado haremos eso: yo tengo la capacidad y la experiencia para hacerlo. Hay que limpiar el estado”.

Se le comenta que García no es Nuevo León y que los problemas no son, para nada, iguales.

“Decía mi papá que el que sabe manejar un vocho sabe manejar un tráiler. Yo tengo mucha experiencia en el gobierno, conozco el gobierno de la cola al pico, conozco las tripas del gobierno, el corazón, el pulmón del gobierno”. 

La evaluación que el aspirante priista hace de la gestión del gobernador Rodrigo Medina es crítica y en su opinión el gobierno de Nuevo León ha eludido enfrentar el problema de la inseguridad.

 “No está agarrando el toro por los cuernos. 

“Rodrigo Medina y su gabinete descansaron en las acciones del gobierno federal al principio de la administración. 

“El Ejército tomó las riendas de la seguridad en el estado porque el gobierno no tenía la capacidad para atacar este problema”, explica.

En el 2010, este político bragado, de 56 años, acaparó los reflectores porque en su función de alcalde sobrevivió a dos atentados, ambos perpetrados en su contra por el grupo criminal de Los Zetas en el municipio de García.

En su primer día como munícipe de García, tuvo que enfrentar la ejecución de su secretario de seguridad, un general retirado.

 “Por estos eventos que yo he vivido y he pasado decidí dedicarle mi vida, mi servicio, de sacar adelante a la gente de donde está, del hoyo en el que estamos. No sé si lo logre, pero el intento lo estoy haciendo y lo haré al máximo”.

Jaime explica que él mismo está financiando, con la ayuda de amigos y de simpatizantes, su trabajo de posicionamiento entre los ciudadanos de Nuevo León.

“En el tema financiero no estoy gastando gran cosa. Yo tengo mi negocio, mis ingresos. Yo me dedico a la producción de planta de ornato y a las actividades agropecuarias que me dan lo suficiente para mantener a mi familia y me queda un poquito para que yo pueda gastarlo”.

El documental “Un Hombre Llamado Bronco”, que se estrenará este año y que es sobre su vida, será pagado con donaciones de  simpatizantes de su proyecto.

“En estos momentos llevamos recaudados alrededor de 900 mil pesos, que la gente ha ido depositando en la cuenta del director del documental”.

Jaime observa que tiene ventaja con respecto a sus compañeros priistas que también aspiran por obtener la candidatura del PRI a la gubernatura en el 2015.

 “Llevo ventaja porque no traigo ni cierre en la boca ni polainas en los pies. Traigo la libertad de decir, hacer”, asegura.

Tiene una petición para sus compañeros priistas.

“Todos ellos tienen una responsabilidad. Son gente que aspira, al igual que yo de buena fe, con la idea de sacar adelante al estado, pero yo les recomendaría que terminaran sus encargos. Eso le ha hecho daño al PRI, que seamos chapulines”.

-¿Crees que haya condiciones en el 2015 para que el gobernador Rodrigo Medina imponga, como Nati lo hizo en el 2009, al candidato del PRI a la gubernatura?

“Esa es una enfermedad que te da cuando eres gobernante. Espero que Rodrigo reflexione y tenga la paciencia, la cordura y la capacidad para que la decisión la tome en base a algo que beneficie al partido y que libere esa decisión. Pasaría a la historia como un hombre democrático. Si no lo tiene sería uno más que gobernó el estado”.

El discurso de “El Bronco” contagia cuando se le escucha. Conmueve y mueve. A diferencia del resto de los priistas, él tiene una historia qué contar a los electores.

Pero a veces su mensaje suena algo utópico.

“Mira el carro está jodido, está desvielado, no tiene llantas, la máquina no jala, los asientos están rotos. Y todo el mundo me pregunta si yo quiero subirme a ese carro. Y  sí quiero subirme a ese carro porque quiero que la máquina jale. Quiero que los asientos estén bien. Quiero que los que se suben a ese camión se sientan seguros de que el chofer está cuerdo y tiene posibilidad de llevarlos a un buen puerto. Es mi deseo. Si tú quieres es soñador. Si tú quieres es iluso. Pero yo necesito que el pueblo conozca mi deseo y mi sueño”.


Notas relacionadas

Jul 23, 2020
Lectura 4 min

Oct 6, 2017
Lectura 6 min

ELBRONCO

Licencia condicionada

Jesús Padilla


Oct 6, 2017 Lectura 6 min

Oct 5, 2017
Lectura 5 min

ELBRONCO

Se va, se va… y se fue

Jesús Padilla


Oct 5, 2017 Lectura 5 min

Ago 10, 2015
Lectura 5 min

ELBRONCO

El avión de la discordia

César Cepeda


Ago 10, 2015 Lectura 5 min

Comentarios