Llega nuevo contingente de militares a Quintana Roo, buscan frenar ola de ejecuciones en ciudades como Cancún, en donde la violencia ha obligado en este año a cerrar sus puertas a ocho establecimientos por su propia seguridad, la de sus clientes y colaboradores.

En contraparte, este año Tulum encabeza las estrategias de seguridad positivas, que están resultando en una sensible disminución del 50% en delitos de alto impacto, como homicidios.

El General de Brigada Diplomado de Estado Mayor, Roberto Pérez Ceja, comandante de la 34 zona militar con base en Chetumal, señaló que 100 efectivos serán enviados a la zona hotelera de Cancún, a regiones como Villas Otoch Paraíso y Rancho Viejo.

Hasta el momento, entre efectivos militares y elementos de la Guardia Nacional, hay más de 4 mil uniformados en el estado.

El general hizo un llamado a la ciudadanía para que confíe en los uniformados que estarán patrullando las calles de la ciudad, y además que denuncie cualquier hecho de violencia de manera anónima para que sea atendido.

La llegada de los uniformados, es parte de las estrategias de seguridad para combatir al crimen organizado; el general reconoció que la ola delictiva que se vive en Quintana Roo es fuerte debido a la disputa entre las bandas criminales.

Cabe recordar que en el mes de mayo el gobierno del estado, que encabeza Carlos Joaquín, ante el incremento de ataques a bares de Cancún, emitió un decálogo que de 10 puntos, entre los que se contemplaban: Fomentar estratégicamente la denuncia bajo un mecanismo específico que garantice el anonimato para integrar permanentemente mapas de riesgo sobre la extorsión y narcomenudeo.

Conoce más: En Querétaro se reconoce el valor de las y los militares: Mauricio Kuri

Así como la revisión a todos los vehículos y motocicletas que no estén debidamente regularizados, exploración en cercos de seguridad en las inmediaciones de bares y restaurantes e implementarán el uso de vehículos tácticos denominados Rinos.

Según el gobernador Carlos Joaquín que actualmente, con el C5QuintanaRoo, el complejo de seguridad más moderno de Latinoamérica, se ha logrado disminuir un 15.42% los homicidios dolosos el último año.