Las acciones que ha emprendido el Gobierno de México contra el tráfico ilegal de armas en el plano internacional no solo podrían ser útiles para reducir el poder de fuego de los grupos criminales sino también para avanzar en la erradicación de la violencia de género, según informes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Aunque los vínculos entre ambos fenómenos son raramente expuestos, la ONU asevera que el tráfico ilegal de armas puede “exacerbar” la violencia de género; por ello, el Informe titulado “Repercusiones de las transferencias de armas en los derechos humanos”, de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet Jeria, contiene dicha advertencia.

“El desvío y las transferencias ilícitas o no reguladas de armas pueden tener repercusiones relacionadas con el género en los derechos de las mujeres y las niñas a la vida y a la seguridad personal porque impulsan a la comisión de actos de violencia de género contra la mujer.

“La alta comisionada subrayó que el número de mujeres víctimas de homicidios cometidos en el hogar era muy superior al de los hombres, y que las mujeres en cuya casa había un arma eran desproporcionadamente más vulnerables a ser víctimas de asesinatos relacionados con el género”
Informe de la ONU

Dicho documento publicado el 19 de junio de 2020 complementa: “El Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer ha expresado su preocupación por las repercusiones que las transferencias no reguladas de armas y la proliferación de armas pequeñas y armas ligeras tienen en la seguridad física de las mujeres. La relatora especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias también ha indicado que las armas de fuego no reguladas exacerban la violencia contra la mujer”.

Una modalidad de violencia contra la mujer que es particularmente potenciada por el tráfico ilegal de armas es la de índole sexual, lo que deriva en violaciones y en actividades de trata de personas, según la alta comisionada.

“La violencia de género contra las mujeres y las niñas facilitada por el desvío y las transferencias ilícitas o no reguladas de armas suele dar lugar a violaciones y otras formas de violencia sexual, lo que afecta aún más a la integridad física y mental de las mujeres y las niñas.

“Los grupos armados y delictivos suelen utilizar armas desviadas para obligar a las mujeres y las niñas a someterse a la esclavitud, incluida la esclavitud sexual”
Informe de la ONU

Acciones de México

En la “Resolución 2616 (2021)” contra el tráfico de armas que impulsó el Gobierno de México ante el Consejo de Seguridad de la ONU, y que fue aprobada este 22 de diciembre de 2021, se hace mención de este vínculo entre esa actividad ilícita y la violencia de género.

“Instando a los Estados Miembros a que, en los procesos de formulación de políticas y ejecución de programas para combatir el tráfico y el desvío ilícitos de armas y material conexo de todo tipo, en contravención de los embargos que ha decretado, transversalicen perspectivas que tengan en cuenta el impacto desproporcionado que los flujos de armas procedentes del tráfico ilícito tienen sobre las mujeres y los niños.”

Unos meses antes de que se aprobara la “Resolución 2616 (2021)”, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon, anunció que el Gobierno de México había demandado a fabricantes y distribuidores de armas en Estados Unidos por los daños que el tráfico ilícito de sus productos le han ocasionado al país.

Así lo informó esa Secretaría el 4 de agosto de 2021: “El argumento central del litigio es que, desde hace varias décadas, las empresas demandadas son conscientes de que las armas que comercializan son traficadas y usadas en actividades ilícitas en México, inclusive en ataques en contra de las autoridades. Sin poder ignorar el uso que se da a esas armas en México, los demandados promueven su venta al público en general destacando sus características militares, permiten ventas múltiples a un solo comprador y facilitan las ventas entre particulares, en las que no se efectúan revisiones de antecedentes del comprador o del origen del arma”.

Los roles culturales son un factor importante en las agresiones, que se hacen más peligrosas con el acceso a las armas ilegales, indica la ONU

Control de armas y género

Debido a este nexo entre el tráfico ilegal de armas y la violencia contra las mujeres, el secretario general de la ONU, António Manuel de Oliveira Guterres, ha señalado que los países deberían articular su política de control de armas con la del combate a la violencia de género.

Así está expuesto en su Informe titulado “Armas pequeñas y armas ligeras”, rendido el 30 de septiembre de 2021 ante el Consejo de Seguridad: “Sería útil que el Consejo de Seguridad alentara a que los Estados integraran sus esfuerzos en materia de control de las armas pequeñas y las armas ligeras con los relativos a la agenda sobre las mujeres y la paz y la seguridad y a la violencia sexual relacionada con los conflictos”.

Y agrega: “La facilidad de acceso a las armas pequeñas desempeña un papel especialmente grave a la hora de mantener las normas sociales dominadas por los hombres, y constituye un elemento facilitador y multiplicador del poder que en muchos casos contribuye a la violencia contra las mujeres y las niñas”.

En el Informe de la alta comisionada, sin embargo, también se repara en los aspectos culturales y en la prevalencia de modelos de masculinidad que, junto con el acceso a las armas, estarían creando un caldo de cultivo propicio para la violencia de género.

“El secretario general ha destacado que la posesión y la utilización de armas están estrechamente vinculadas a expresiones específicas de masculinidad relacionadas con el control, el poder, la dominación y la fuerza”, se indica.

“La violencia por razón de género contra la mujer está arraigada en factores relacionados con el género, como la ideología del derecho y el privilegio de los hombres respecto de las mujeres, las normas sociales relativas a la masculinidad y la necesidad de afirmar el control o el poder masculinos, imponer los papeles asignados a cada género o evitar, desalentar o castigar lo que se considera un comportamiento inaceptable de las mujeres”, añade el documento.

También puedes leer: Nombran a Ebrard y Gobierno de AMLO “persona del año” por demanda contra fabricantes de armas