De las 182 áreas naturales protegidas del país, 39 corresponden a marinas y costeras. En dichas regiones que abarcan desde Baja California hasta Yucatán, la situación es crítica.

En el informe “ANP Marinas, insuficientes para proteger manglares y arrecifes ”, la organización medioambiental Oceana, reprobó el programa de manejo, prohibición de actividades dañinas, evaluación y desempeño, mejora pesquera, suficiencia presupuestaria y gobernanza de las Áreas Naturales Protegidas.

“El actual sistema de Áreas Naturales Protegidas ha demostrado no ser eficiente en la conservación de hábitats de importancia crítica para la vida marina como lo son los manglares y más aún en el caso de los arrecifes”, concluyó la organización.

Entre los motivos del declive de las zonas marinas, señaló Oceana, se encuentran los cambios ilegales del uso de suelo, la sobrepesca, el turismo masivo y la pesca ilícita.

La organización añadió que el problema en común entre las ANP analizadas es que las leyes no son suficientes porque hay una discrepancia entre los estudios técnicos sobre las áreas naturales y sus programas de manejo, que en muchos casos no tienen metas específicas ni medibles.

Para comenzar a solucionar el problema, Oceana México propone convertir a la CONANP en un órgano descentralizado para que pueda tener autonomía en su operación, presupuesto y pueda recaudar fondos.

Al respecto, Miguel Rivas, director de Hábitat en Oceana México, comenta que lo que realmente falta es una reestructuración institucional ya que existen Áreas Naturales Protegidas marinas, como Cabo San Lucas y las Islas del Pacífico de la Península de Baja California, que no tienen ni siquiera un plan de manejo.

“La pregunta que todos nos hacemos es si realmente las ANP son una estrategia de conservación. La respuesta es que son válidas y hay una necesidad de ellas, incluso debería de haber muchas más, pero debemos de ver cómo las mejoramos.

“Estamos ante áreas naturales protegidas que son decretadas en papel pero en la práctica dejan mucho qué desear. De qué sirve tener una ANP si ni siquiera tenemos objetivos ni elementos para evaluar, lo que encontramos es que no hay coherencia”
Miguel RivasDirector de Hábitat en Oceana México

Además, el entrevistado señala que la CONANP no tiene ni siquiera las atribuciones completas que debería de tener.

“La CONANP no tiene idea de lo que pasa en sus Áreas Naturales Protegidas. Cuando les preguntamos sobre la pesca, cuánto se pesca, quién pesca, quiénes les dan los permisos, la información que obteníamos era de ‘no nos corresponde’. A ellos les debería de tocar organizar sus propios territorios, pero no les corresponde dar los permisos, le corresponde a la Conapesca y ese es tan solo uno de los problemas”, agrega.

El principal hallazgo de la investigación de Oceana México, dice Miguel Rivas, es que se dieron cuenta de que tal y como están diseñadas y funcionan las ANP, son un sistema obsoleto.

“Nos dimos cuenta que las Áreas Naturales Protegidas no están haciendo bien su chamba, que es cuidar el medio ambiente y ecosistemas claves, son un sistema que está obsoleto. Encontramos un desmantelamiento de las instituciones ambientales, que ha sido progresivo, pero que cada vez tienen menos presupuesto y no alcanza para proteger al medio ambiente”, explica.

Finalmente, el entrevistado critica el discurso del presidente López Obrador, el cual se basa en descalificar a las organizaciones no gubernamentales y priorizar otros temas sobre el medioambiental.

“Para el presidente parece que el medio ambiente es lo menos importante. Pero cuando hablamos de ‘primero los pobres’ hay que poner un ojo en las Áreas Naturales Protegidas ya que 1.7 millones de personas viven en zonas rurales vinculadas con las ANP, y los efectos del medio ambiente no nos pegan a todos por igual, les pegan más a quienes menos tienen.

“También, en lo que va del sexenio, las organizaciones de la sociedad civil hemos sido estigmatizadas y calificadas de fifís y conservadoras. Desde Oceana queremos hacer todo lo contrario, buscamos la conservación por las personas, por las que viven por la pesca. Lo que queremos es ser un aliado del Gobierno federal ya que entre más Áreas Naturales Protegidas haya, mejor protegidas, y con una mejor estrategia de conservación, nos va a beneficiar a todos”, concluye.

También puedes leer:

Áreas Naturales Desprotegidas por recorte a CONANP

Crisis en Áreas Naturales Protegidas de Quintana Roo