¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

GRUPORUDO

Aquí no investigan, en EU los detienen

Hugo Gutiérrez

Al menos dos homicidios que fueron cometidos en el corazón de San Pedro, no fueron solucionados por las autoridades y coinciden con el asentamiento de los Ledezma en este municipio.

Ambos crímenes fueron ligados al Cártel de Los Beltrán Leyva por el control que tiene esa organización en San Pedro, mientras Jesús Gerardo Ledezma Cepeda y su hijo, Ledezma Campano, operaban en ese municipio.

Y los Ledezma precisamente son vinculados a ese cártel por las autoridades estadounidenses, luego de que los detuvieron por el crimen del abogado Juan Guerrero Chapa.


Sep 11, 2014
Lectura 6 min

Al menos dos homicidios que fueron cometidos en el corazón de San Pedro, no fueron solucionados por las autoridades y coinciden con el asentamiento de los Ledezma en este municipio.

Ambos crímenes fueron ligados al Cártel de Los Beltrán Leyva por el control que tiene esa organización en San Pedro, mientras Jesús Gerardo Ledezma Cepeda y su hijo, Ledezma Campano, operaban en ese municipio.

Y los Ledezma precisamente son vinculados a ese cártel por las autoridades estadounidenses, luego de que los detuvieron por el crimen del abogado Juan Guerrero Chapa.

Allá, en Texas, los investigadores estadounidenses sí hicieron su tarea y rastrearon a los Ledezma.

Pero aquí, aunque los dos asesinatos en el corazón de San Pedro fueron ligados a Los Beltrán Leyva, y desde 2010 se publicó que los Ledezma estaban relacionados a esa organización, las autoridades ni siquiera los investigaron.

Mientras operaban los Ledezma en ese municipio del área metropolitana de Monterrey, ocurrió el levantón y asesinato de David Villarreal en pleno cruce de Vasconcelos y Calzada San Pedro.

También, un mes antes del asesinato en Dallas, Texas, del abogado Guerrero Chapa, fue victimado en San Pedro el abogado Eliseo Martínez Elizondo.

Y hay características muy similares en los homicidios.

Similar modus operandi

No sólo coinciden los homicidios en San Pedro con el tiempo en que los Ledezma operaban en este municipio.

También hay aspectos muy similares en los crímenes.

De hecho, el 3 de junio de 2013, Reporte Indigo publicó que fuentes consultadas en ese entonces ligaron los homicidios, en abril y mayo, de los abogados: Eliseo Martínez Elizondo, asesinado en San Pedro, y Juan Jesús Guerrero Chapa, ejecutado en Dallas, Texas.

Eliseo fue ultimado el 26 de abril de 2013 en los límites de San Pedro Garza García, Nuevo León, y Juan Jesús el 22 de mayo en Southlake, suburbio de Dallas.

Los dos abogados fueron asesores jurídicos o defensores de gente ligada a cárteles de la droga y cuando dejaron de litigar, o defender a narcotraficantes, los dos se dedicaron al negocio de los casinos.

Ambos abrieron varias empresas en Texas, incluso, pese a sus antecedentes habían tramitado la residencia en Estados Unidos, y el que les hubieran abierto las puertas en el vecino país se explica porque hay versiones que indican que eran informantes de la DEA.

El abogado Eliseo Martínez Elizondo defendió por su profesión, desde muy joven, los intereses de gente de El Cártel del Sinaloa.

Y luego, con la escisión de esa organización entre los clanes de los chapos y de los Beltrán Leyva, fue ligado a la defensa de los intereses de éstos últimos.

Grupo que precisamente controla el municipio de San Pedro, donde Martínez Elizondo fue privado de su libertad y luego asesinado.

Incluso, notas periodísticas del 2005 indican que autoridades de Estados Unidos habían detenido a un presunto narcotraficante del Cártel de Los Beltrán Leyva.

Según la información, se trató de José Francisco Rodríguez Fuentes alias “El Paco”, aprehendido a bordo de un avión registrado a nombre de Eliseo Martínez Elizondo.

Reporte Indigo difundió esa información en mayo de 2012, ligando al abogado con su socio Carlos Téllez Bortoni, yerno del entonces candidato de PRI a la Alcaldía de San Pedro y extesorero estatal, Othón Ruiz Montemayor.

De tal manera que en aquella ocasión Martínez Elizondo contactó a esta publicación para desligarse de la aeronave confiscada en los Estados Unidos, la avioneta Cessna 210.

Acudió a Reporte Indigo y adelantó que mostraría un documento de la Policía de Texas para demostrar que él no tuvo nada de qué ver con la aeronave. Sin embargo, nunca proporcionó esa información.

Por otro lado, el abogado originario de China, Nuevo León, Juan Jesús Guerrero Chapa, era el asesor jurídico de Osiel Cárdenas Guillén cuando éste gozaba de libertad y dirigía el Cártel del Golfo.

Incluso, Guerrero Chapa fue detenido por la PGR en una ocasión, cuando salía del penal de máxima seguridad La Palma, en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Entonces Osiel, detenido en 2003, estaba en libertad y Guerrero Chapa habría acudido como abogado al penal para entrevistarse con Gilberto García Mena “El June”, lugarteniente del Cártel del Golfo.

Pero a la salida fue interceptado, junto a otros dos abogados, por personal militar y de la PGR, que trataban de amedrentarlo para obtener información.

Lo detuvieron pero no pudieron levantarle cargos y así salió libre para seguir operando muy cerca del Cártel del Golfo.

Luego, ambos abogados entraron al negocio de las casas de apuestas por distintas vías.

En el corazón de San Pedro 

Otro homicidio ligado al cártel que controla la plaza en San Pedro y al que relacionan a los Ledezma detenidos Texas, es el de David Villarreal.

Este hombre fue levantado el 7 de septiembre de 2012, mientras viajaba en una camioneta Tacoma junto con Sebastián Odriozola Canales, hijo de Susana Canales, hermana del ex gobernador panista Fernando Canales. Así como con Bernardo Garza Fernández, sobrino en segundo grado del alcalde Mauricio Fernández.

Ordiozola Canales y Garza Fernández fueron privados de su libertad y liberados en el transcurso de esa mañana, pero días después Villarreal fue encontrado sin vida en el arroyo El Capitán.

Aunque Villarreal Fernández era arquitecto y constructor, trabajó también en la administración municipal de Monterrey con el ex alcalde Adalberto Madero, misma en la que estuvieron los Ledezma.

Ledezma, quien seguramente conoció a Villarreal en aquella Dirección de Alcoholes, dejó la municipalidad regia en 2009 para entrar a trabajar el siguiente año en la administración sampetrina de Mauricio Fernández. 

Era el encargado de escuchar y espiar a policías y a otros personajes.

Elementos que no siempre eran sospechosos de trabajar para el cártel, sino precisamente de divulgar la falta de honestidad de sus compañeros que sí recibían dinero del crimen organizado.

Y estaba a las órdenes directas de Luis Cortés Ochoa,  asesinado en febrero de 2011 en San Nicolás, que fue el primer subsecretario de Seguridad de San Pedro y coordinador del Grupo Rudo cuando inició la administración de Mauricio Fernández.

Los Ledezma no fueron investigados por este crimen, pese a todos los indicios. Pero en Texas los detuvieron por el crimen de Guerrero Chapa y podría tener mucha información sobre estos crímenes en San Pedro.


Notas relacionadas

Abr 28, 2016
Lectura 2 min

Mar 10, 2016
Lectura 6 min

GRUPORUDO

Exhibe EU a la justicia regia

Jesús Padilla


Mar 10, 2016 Lectura 6 min

Nov 26, 2015
Lectura 6 min

GRUPORUDO

Libran ‘Rudos’ pena de muerte

Jesús Padilla


Nov 26, 2015 Lectura 6 min

Sep 10, 2014
Lectura 5 min

GRUPORUDO

El cazador cazado en Texas

César Cepeda


Sep 10, 2014 Lectura 5 min

Comentarios