¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
GDL
imagen principal

SISTEMAANTICORRUPCIóN

Anticorrupción: recomendaciones entre cuates

Luis Herrera

El más reciente integrante del Comité de Participación Social (CPS) del Sistema Anticorrupción de Jalisco, Vicente Viveros, cubrió el requisito de la carta de postulación con una misiva elaborada por otro miembro del propio Sistema: Miguel Navarro; además recibió más de medio millón de pesos en sueldos del Gobierno estatal


Nov 6, 2020
Lectura 6 min
portada post

El nuevo integrante del Comité de Participación Social (CPS) del Sistema Estatal Anticorrupción de Jalisco, Pedro Vicente Viveros Reyes, fue postulado y recomendado para obtener el cargo por otro integrante del mismo sistema: Miguel Navarro Flores, de acuerdo con el expediente del caso.

La convocatoria que emitió la Comisión de Selección para elegir al nuevo miembro del CPS exigía en su disposición segunda, punto 1, la presentación de una “Carta de postulación”, sin embargo, la que entregó Viveros Reyes y con la cual obtendría el puesto fue elaborada por Navarro Flores, quien es funcionario del propio Sistema Anticorrupción.

En la carta de postulación que Miguel Navarro Flores emitió para Pedro Vicente Viveros Reyes se presenta como como secretario de la Academia Jalisciense de Transparenciay Acceso a la Información y no como funcionario de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Anticorrupción

Navarro Flores labora en la Secretaría Ejecutiva del Sistema Anticorrupción como titular de la Unidad de Transparencia, con un sueldo mensual de 30 mil 883 pesos, de acuerdo con la “Plantilla de personal vigente 2020” publicada por la institución.

Pese a ello, en la carta de postulación que Navarro Flores emitió para beneficiar a Viveros Reyes aquel no se presenta como funcionario de la Secretaría Ejecutiva, sino como secretario de una asociación civil de nombre: Academia Jalisciense de Transparencia y Acceso a la Información.

En dicha carta de postulación fechada el 14 de octubre de 2020, Navarro Flores señala: “Por medio de este conducto, en mi calidad de secretario de la Academia Jalisciense de Transparencia y Acceso a la Información (ATAIJalisco), hago llegar la presente carta de postulación a favor de Pedro Vicente Viveros Reyes, como candidato a integrar el Comité de Participación Social del Sistema Anticorrupción del estado de Jalisco”.

Y agrega: “Reconociendo su amplio trabajo y conocimiento en las materias de transparencia, derecho de acceso a la información, protección de datos personales y control documental, así como la rendición de cuentas y combate a la corrupción en sus actividades profesionales y académicas por lo que en la Academia no tenemos inconveniente en expedir la presente y con la finalidad de dar cumplimiento a lo señalado en las bases de la convocatoria en su punto segundo inciso 1) emitida por la Comisión de Selección del Sistema Anticorrupción del estado”.

La tolerancia de esta práctica al interior del CPS llama la atención pues una de sus principales líneas de trabajo se ha concentrado justamente en la eliminación de los esquemas de “compadrazgos” y de “cuates y cuotas”, mediante los cuales suelen asignarse los cargos públicos en Jalisco, como sucedió recientemente en el Consejo de la Judicatura del estado.

Designación en CPS del Sistema Anticorrupción cuestionada

La designación de Viveros Reyes como miembro del CPS ha ameritado múltiples cuestionamientos, debido a que se desempeñaba como funcionario estatal del Gobierno de Jalisco, por lo que se presume un potencial conflicto de interés desde su nuevo encargo público de combate a la corrupción.

Hasta antes de ingresar al CPS, Viveros Reyes laboraba en la Secretaría General de Gobierno que encabeza Juan Enrique Ibarra Pedroza, como secretario técnico G, con un sueldo mensual de 66 mil 873 pesos.

De hecho, el nuevo miembro del CPS recibió del gobierno del mandatario Enrique Alfaro Ramírez por concepto de sueldos más de medio millón de pesos entre el 5 de marzo de 2020 y el 22 de octubre pasado –en total, 572 mil 547.13 pesos-; mientras que su designación como integrante del CPS llegó el 27 de octubre pasado.

Viveros Reyes se mantendrá en ese órgano de combate a la corrupción durante todo el sexenio de Alfaro Ramírez, su antiguo empleador, pues el periodo para el que fue elegido comenzó este 1 de noviembre pasado y durará hasta el 31 de octubre de 2025.

Entre los múltiples cargos públicos que ha tenido Viveros Reyes y que lo vinculan con la clase política del estado figuran: Jefe de Gabinete y coordinador de Proyectos Especiales en el Ayuntamiento de Tlaquepaque; asesor de Regidores en el Ayuntamiento de Guadalajara; y secretario particular de Presidencia; director de Asesores, y oficial mayor de Padrón y Licencias en el Ayuntamiento de Zapopan.

Pese a esta larga trayectoria como funcionario público, y a que fue postulado por otro de los miembros del Sistema Anticorrupción, Viveros Reyes terminó siendo elegido por la Comisión de Selección, la cual está compuesta por: José Antonio Esquivias Romero, Raúl Frías Lucio, Héctor González Montiel, María Isabel Lazo Corvera, René Justin Rivial León, Marco Antonio Robles Morales, Ixchel Nacdul Ruiz Anguiano, Josefina Isabel Sepúlveda Campos y María Esther Avelar Álvarez.

Metamorfosis

El CPS continúa su proceso de transformación en un órgano con una presencia cada vez más marcada de exfuncionarios y miembros vinculados con la clase política del estado, justo lo contrario para lo cual fue diseñado: el fungir como un ente de ciudadanos independientes para vigilar el Sistema Anticorrupción en su conjunto.

Con cinco integrantes actuales, solo Annel A. Vázquez Anderson, Nancy García Vázquez y Jesús Ibarra Cárdenas tienen un perfil más académico e independiente de la clase política; a diferencia del nuevo elemento, Viveros Reyes, y de David Gómez Álvarez Pérez, quien incluso fue presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco.

El punto de inflexión para el CPS, empero, fue la llegada de David Gómez Álvarez Pérez en octubre de 2019, un personaje muy cercano a los poderes políticos de Jalisco.

El 24 de agosto de 2020, uno de los exmiembros de la Comisión de Selección que votó por Gómez Álvarez Pérez, Diego Petersen Farah, expuso en una publicación del diario El Informador que habían elegido al ex presidente del Instituto Electoral porque garantizaba “presencia pública” al Comité de Participación Social.

En 2019 el diagnóstico de la Comisión de Selección fue que, si bien el Comité estaba trabajando muy bien, le faltaba presencia pública. Se eligió entonces a Gómez Álvarez y, otra vez se incomodó al poder, lo cual de nuevo habla bien de la designación

- Miguel Navarro Flores

Carta de postulación fechada el 14 de octubre de 2020

En la convocatoria 2019 con la que se eligió a Gómez Álvarez Pérez, sin embargo, en ningún punto se señala que uno de los requisitos a cumplir fuera el ofrecerle “presencia pública” al CPS.

También puedes leer: Anticorrupción de Jalisco, la Torre de Babel


Notas relacionadas

Oct 7, 2020
Lectura 6 min

Sep 8, 2020
Lectura 5 min

Jul 24, 2020
Lectura 5 min

Jul 7, 2020
Lectura 6 min

Comentarios