Tras el colapso del puente El Quelite, en Sinaloa, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó que este se construía con recursos federales destinados al Gobierno estatal encabezado por Rubén Rocha. Así como que la causa de la fractura fue una falla estructural, por lo que se inició la investigación correspondiente para deslindar responsabilidades.

“Los recursos de este puente son recursos federales que se transfirieron al estado de Sinaloa, al Gobierno del estado, con el propósito de que se hiciera lo más pronto posible la obra porque este puente se dañó con los huracanes. Quedó interrumpida la carretera en este tramo y se decidió apoyar al Gobierno de Sinaloa”, dijo en su conferencia matutina de este martes.

El primer mandatario, AMLO mencionó sobre el incidente que “se quebró a la mitad, entonces van a hacer la investigación y se va a iniciar de nuevo. Desde luego, se fincan las responsabilidades. Afortunadamente, fue en la etapa constructiva, que no causó daño”. Siendo que el Gobierno de Sinaloa catalogó el incidente como un “error humano”.

En ese sentido, también señaló que la causa de la fractura en la obra fue que “hubo una falla estructural y se desplomó la parte de construcción que llevaban sobre el puente. Ya van a hacer el dictamen sobre lo que sucedió, qué fue lo que no se hizo bien, si fueron las bases, las estructuras prefabricadas”.

Como ya se reportó en Reporte Índigo, la administración de Rocha Moya otorgó el contrato por 48.2 millones de pesos a la empresa Grobson, originaria de Sonora y dedicada principalmente a labores como adoquinamientos y rehabilitación de calles. Siendo esta la obra más grande para la que han sido contratados, tanto por magnitud como por presupuesto destinado.