La administración de Sinaloa, que encabeza Rubén Rocha Moya, otorgó a la empresa Grobson el contrato más grande en el que haya participado: la reconstrucción de la segunda etapa del puente de El Quelite, por 48.24 millones de pesos, el cual colapsó en una parte.

Grobson, ubicada en Sonora, se ha dedicado principalmente a obras más pequeñas como adoquinamientos y rehabilitación de calles.

Ayer, José Luis Zavala Cabanillas, secretario de Obras Públicas de Sinaloa, informó que el colapso en el puente el Quelite se debió a un choque entre vigas que ocasionó un efecto dominó y descartó que se deba a problemas de calidad.

“Al colocarse una viga golpeó a las otras vigas y fue lo que ocasionó el colapso del tramo dos-tres del puente.

“Este puente tiene 11 claros de 40 metros y uno de ellos fue el que colapsó, no fue todo el el puente, es un pedazo del puente lo que colapsó”.

El funcionario estatal aseguró que se trató de un error humano y que las trabes que colapsaron serán sustituidas.

“La empresa ya se va a hacer totalmente responsable sin costo al estado, es un trabajo que ellos tienen garantizado que deben hacer y se tiene que hacer con prontitud para reponer el tiempo perdido”, sin detallar cuánto tiempo puede demorar la conclusión de la obra que estaba proyectada a entregarse en enero del próximo año.

“Nada más es reponer los trabajos, no es un problema de calidad, lo que sucedió fue que la viga no pudo con su propio peso y colapsó.

“La calidad está garantizada por la empresa Trabis, que es la encargada de suministrar las vigas y esperemos que prontamente tengan un puente seguro para que la población pueda transitar del sur de Sinaloa y de todo el país que pasa por ahí mucha mercancía, por la carretera México 15”.

Zavala Cabanillas resaltó que solo hubo pérdidas materiales. “No hubo heridos ni decesos que lamentar”.

La licitación para la construcción del puente El Quelite II, en la carretera Mazatlán-Culiacán, en Sinaloa, fue ganada por la empresa Grobson S. de R.L. por 41 millones 587 mil 720 pesos; sin embargo, el seguimiento y control de la obra fue otorgado a Grupo Torres Desarrolladores de Obra Civil Ingeniería y Tecnología por tres millones siete mil 810 pesos, de acuerdo con una búsqueda en Compranet.

La Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) publicó el 26 de mayo de 2022 un convenio de coordinación con el Gobierno de Sinaloa para reasignación de recursos en el que estableció 178 millones 194 mil pesos para la ejecución del Puente Río Quelite I y II. El contrato otorgado a Grobson S de RL representa el 23.3 por ciento de ese monto.

De acuerdo con el contrato, al que Reporte Índigo tuvo acceso, Grobson quedó obligada a responder por los defectos, errores y vicios ocultos y cualquier “otra responsabilidad” en los términos señalados por el Código Civil de Sinaloa y todo el país. La contratista aceptó trabajar con una fianza equivalente a 10 por ciento del monto total ejercido de la obra en caso de fallas.

Por su parte, Trabis solo señala en su sitio web que la reconstrucción de este puente “permitirá reactivar el paso de vehículos de carga, particulares y mercancía de todo tipo que transita sobre la carretera libre Culiacán-Mazatlán”, sin confirmar su participación en la obra.

De acuerdo con la Secretaría de Obras Públicas del estado, al 30 de noviembre pasado la obra llevaba 78 por ciento de avance físico.

Te puede interesar: VIDEO: Tras derrumbe de paredón en Los Pilares de Cuernavaca, rescatan a cuatro personas