El agresor sexual de la actriz Fernanda Ostos, identificado como Jesús Uzziel Granados Castillo, quedó en libertad tras ser juzgado por Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX).

Tras la audiencia, en la que un juez de control calificó como legal la detención del sujeto, se determinó que como medida cautelar el agresor no podrá acercarse a la conductora, ni al lugar de los hechos.

Asimismo, tendrá que acudir al juzgado cada 15 días para realizar una firma periódica en el Ministerio Público.

Al salir de la audiencia, el joven de 26 años dijo que no se sentía como un criminal y que asumiría las consecuencias de sus actos.

Por su parte, Fernanda Ostos volvió a hacer un llamado a las mujeres para que hagan la denuncia correspondiente, en caso de ser agredidas sexualmente.

“Hay que presionar a las autoridades para que se cambien las leyes, porque cómo es posible que el cosificar a una mujer no sea un delito grave”, dijo.

“No me siento respaldada, la verdad. Porque ok, le prohibieron acercarse a mí, pero ¿y las demás mujeres que onda?”, agregó la actriz tras darse a conocer que sus agresor quedó en libertad

De acuerdo con Sulma Eunice Campos Mata, Fiscal Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales, el 13 de marzo, alrededor de las 18:15 horas, Fernanda Ostos caminaba por la calle Ámsterdam, casi esquina con Popocatépetl, cuando el hombre le tocó los senos.

Tras la agresión, el detenido trató de escapar, pero fue perseguido por Fernanda Ostos.

Calles adelante, la celebridad solicitó apoyo de policías capitalinos, quienes detuvieron al presunto acosador.

El lunes 19 de marzo se resolverá la situación legal de Jesús Uzziel Granados Castillo, y en caso de ser encontrado culpable del delito de abuso sexual, podría recibir una condena de 1 a 6 años en presión.