La organización Unión Mujer, de la mano con un grupo de investigadoras, analizó los protocolos de universidades nacionales e internacionales en caso de que se presenten en sus aulas episodios de violencia sexual, acoso y hostigamiento, en los cuales acusó un rezago.

Según los hallazgos de la investigación, los protocolos actuales son una respuesta reactiva a los casos mediáticos de violencia sexual que se han presentado en las instituciones.

En México, a diferencia de países como Estados Unidos, la legislación no obliga a las universidades a reportar los casos registrados al interior de sus planteles.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Unión Mujer presentó su informe en el que resalta que 6 de cada 10 víctimas de acoso, hostigamiento y violencia sexual no denuncian el hecho por creer que se trata de un hecho común.

Paulina Amozorrutia, coordinadora nacional de Unión Mujer, lamentó que las universidades en México no cuenten con protocolos de prevención y atención a la violencia sexual, pues la inmensa mayoría solo reaccionan ante las denuncias publicadas en redes sociales.

La investigación realizada por la organización revela que las universidades en México se encuentran en desventaja respecto a otros países que ya implementan protocolos de atención, estrategias de investigación e indicadores de evaluación.

Te puede interesar: Presumen avances en erradicar la violencia contra las mujeres

Por ello Amozorrutia afirmó que es de vital importancia erradicar la violencia de cualquier tipo hacia la mujer, principalmente la violencia y el acoso sexual dentro de las universidades, que deberían ser espacios seguros.

“Es una problemática que se debe de abordar desde la investigación científica, propositiva e integral, entendiendo las diferentes aristas, contextos, enfoques y herramientas a nuestro alcance para lograr una verdadera cultura de prevención en el entorno educativo”, afirmó.