¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

CASOTELEVISA

Abogada: uno sí es empleado de Televisa

Raúl Tortolero

Mientras Televisa es cada vez más tajante al declarar que ninguno de los 18 mexicanos detenidos en Nicaragua es, o ha  sido empleado suyo, una abogada defensora de ese país alega que tiene pruebas de que uno de sus defendidos sí lo es.

La noche del miércoles 3 de octubre, Joaquín López-Dóriga mostró en su espacio televisivo imágenes de documentos de una de las detenidas, con lo cual probaría su verdadera identidad.


Oct 4, 2012
Lectura 5 min
portada post

"Existe la necesidad y la obligación de aclarar la situación de esa empresa (Televisa) en la supuesta relación que hay con estas personas, que dijeron desde un inicio y mantienen que son periodistas”

- Armando Juárez López

Inspector general Fiscalía General de Nicaragua

Mientras Televisa es cada vez más tajante al declarar que ninguno de los 18 mexicanos detenidos en Nicaragua es, o ha  sido empleado suyo, una abogada defensora de ese país alega que tiene pruebas de que uno de sus defendidos sí lo es.

La noche del miércoles 3 de octubre, Joaquín López-Dóriga mostró en su espacio televisivo imágenes de documentos de una de las detenidas, con lo cual probaría su verdadera identidad.

Raquel Alatorre Correa contaría con al menos cuatro identificaciones con nombres y datos diferentes, entre éstas, un pasaporte y dos credenciales del IFE. En el pasaporte No. G01077989, expedido el 3 de junio de 2008, aparece como Juana Raquel Alvarado Torres, nacida el 24 de octubre de 1971 y originaria de Cd. Madero, Tamaulipas.

Ante autoridades de Nicaragua, esta mexicana antes había presentado otro pasaporte, con el No. 8400011472, con dirección en “Calle 5, no. 21, Residencial Pensiones, Mérida, Yucatán. Habría entonces alegado ser “periodista, reportera presentadora y jefa de información” de Televisa.

Contrapuesto a eso se encuentran las declaraciones de la nicaragüense Johana Fonseca, abogada defensora del detenido mexicano Juan Luis Torres Torres, vertidas en el programa de Carmen Aristegui en MVS-radio.

Según las declaraciones de Fonseca al enviado de ese espacio radiofónico, Torres Torres habría respaldado su pertenencia a Televisa ante ella con tres argumentos: que Televisa le dio una credencial, uniforme y viáticos para ir a Nicaragua.

Además, Torres aseguró haber participado en grabaciones que sí habrían sido difundidas a través de canales extranjeros.

Johana Fonseca reconoció haberse podido comunicar en muy pocas ocasiones con su defendido, porque estaría incomunicado en la prisión. 

Sin embargo, la letrada aseguró que Torres le habría dicho que ya antes había viajado como chofer de Televisa, a Costa Rica y a Panamá.

Según MVS, Torres y otro detenido,  Rodolfo Jiménez Camacho, habrían trabajado antes en Águila Seguridad Privada SA de CV, empresa de Tamaulipas. Jiménez Camacho supuestamente sería paramédico y ofrecía cursos de primeros auxilios.

Reporteros, a juicio

El juicio por tráfico internacional de drogas, lavado de dinero y crimen organizado contra los 18 mexicanos que alegan ser periodistas de Televisa y fueron detenidos en Nicaragua con seis camionetas registradas a nombre de esa televisora, 9 millones de dólares y rastros de droga, será el próximo lunes 3 de diciembre.

Según ha declarado en los últimos días a la prensa Armando Juárez López, inspector general de la Fiscalía General de Nicaragua, hasta ahora nadie está exento de responsabilidad alguna.

“Aquí nadie está exento de nada. Existe la necesidad y la obligación de aclarar la situación de esa empresa (Televisa) en la supuesta relación que hay con estas personas, que dijeron desde un inicio y mantienen que son periodistas. 

“No basta decir que los vehículos no son míos y que ésos no son mis empleados”, dijo el funcionario a la agencia AP.

Juárez dijo también que a pesar de que Televisa ha presentado antes una denuncia en Managua por el presunto robo de sus vehículos, se debe investigar la verdad.

El inspector general admitió que aún no se ha solicitado la información suficiente en torno de las personas detenidas al gobierno de México. 

Pero, señaló, la supuesta usurpación de identidades debe ser aclarada. Se refiere a la postura de Televisa, empresa que ha declarado que ninguno de los mexicanos es, o ha sido, empleado suyo.

Las autoridades fiscales nicaragüenses podrían abrir una nueva investigación contra los detenidos, ahora por los presuntos delitos de falsificación, usurpación o alteración de marcas y patentes registradas.

Por su parte, la procuradora mexicana Marisela Morales, en un primer momento, apuntó que ella “sospechaba” que los mexicanos estaban relacionados con Los Zetas.

(Con información de Matilde Córdoba, de El Nuevo Diario)

‘Enviados’

Fue a las 10 de la mañana del 20 de agosto cuando las seis camionetas “Van” llegaron a territorio nicaragüense. En cada una eran transportadas tres personas. 

Alatorre Correa se presentó como la dirigente del grupo de mexicanos y aseguró ser “periodista, reportera, presentadora y jefa de información de Televisa”. 

Asumía los gastos de alimentación y hospedaje de los 17 hombres que iban con ella. Tenía en su poder “56 mil 500 pesos mexicanos, 14 mil 55 quetzales, 5 mil 911 dólares, 313 lempiras y 21 mil 920 córdobas”.

El equipo del que disponían los detenidos no es una improvisación. Las autoridades reportaron que las camionetas contaban con un total de “16 radios de comunicación marca Kenwood, dos cámaras profesionales de grabación con micrófonos de grabación ambiental, consolas de video, consola de audio con más de 15 canales y más de un monitor”.

A través de su oficina de prensa los Juzgados dieron a conocer que se trata supuestamente de una tecnología  capaz de “interceptar las comunicaciones de cualquier radio en varios kilómetros a la redonda”.


Notas relacionadas

Oct 8, 2012
Lectura 9 min

Comentarios