A pesar de la pandemia que cambió la vida y el rumbo del mundo, cuatro amigos comenzaron una banda en el condado de Yorkshire del Oeste, en Inglaterra, en diciembre de 2019. Pese a que iniciaba el confinamiento, ellos continuaron adelante con su sueño, con un espíritu insurgente.

Se autonombraron Yard Act, que en español sería Ley de patio, en una traducción literaria. El cuarteto conformado por James Smith en la voz, Ryan Needham como bajista, Sam Shjipstone en la guitarra y en las percusiones Jay Russell, realmente parece estar forjando sus propios preceptos musicales.

The Overload está compuesto por 11 temas completamente nuevos

La banda se considera parte del movimiento post-punk; se burla de la ultraderecha británica con personajes históricos como Margaret Thatcher; tiene el respaldo de Elton John, quien los elogió en una entrevista con la revista musical de Reino Unido NME, y ahora están lanzando su disco debut The Overload, bajo el sello de Island Records.

Courtney Barnett nos ha inspirado musicalmente a nosotros y tiene una canción llamada ‘Small poppies’, y nosotros tenemos una que se llama ‘Tall poppies’, pensé que de ahí lo habías tomado, James”, pregunta Needham.

A lo que responde, entre risas y con tono burlón, Smith: “¡No, yo tomé eso de Margaret Thatcher! Es un término australiano que ella usó una vez”.

“¿Cuál es tu álbum favorito de ella, James? Es donde ella es DJ y se hace llamar Margaret Scratcher”, revira Smith.

Además de la influencia de Barnett, mencionan que músicos como Artic Monkeys, Pulp, Gorillaz, Blur, Oasis, y gran parte del movimiento britpop de los 90 los impregnó para crear Yard Act, que a su manera es contestatario con la sociedad actual; además, están en contra de las políticas conservadoras del actual primer ministro.

“Me molesta decir su nombre en voz alta, porque siento que es como invocar a Lord Voldemort, se me eriza la espina dorsal solo de decirlo, pero están 10 veces peor ahora que en 2009, y eran detestables entonces. Impiden la vida de muchas personas en su día a día y nos explotan a los contribuyentes en la manera en cómo usan nuestro dinero, es imposible por esto que la política no prevalezca en la música moderna”, agrega Smith.

El músico describe que hay un hartazgo generalizado entre los británicos. Él mismo, dice, ha dejado de consumir noticias desde hace tiempo.

Para él, el problema anquilosado de la derecha en el gobierno de Reino Unido no se resuelve sólo cambiando al polémico personaje de Boris Johnson, sino con una reforma política; por ello hacen analogía de esto con el título de su disco The Overload, que en español sería “la sobrecarga”, lo que representa el peso de la incertidumbre en el futuro de Inglaterra.

“Todo esto va más allá de Boris Johnson, en Reino Unido necesitamos reformas estructurales a todo el sistema político, reemplazarlo a él como primer ministro podría no ser bueno, incluso, eso podría traer más daño, es algo que da miedo, pero sí, es algo que nos estresa, hace mucho que no hay buenas noticias políticas”, explica el vocalista.

Yard Act comenzará una gira en breve por Europa y Estados Unidos, todavía sin fechas anunciadas en México. Actualmente promocionan su sencillo “Rich” que, precisamente, se burla del consumismo exacerbado y crítica a la sociedad pasiva del presente.

Rescate de Yard Act al post-punk en la pandemia

Sin que el coronavirus se antepusiera a su talento, las conversaciones de sacar adelante a Yard Act se mantuvieron durante 2020, de todas maneras, por correo electrónico, por videollamada y mensajes de texto, lo que importaba era seguir creando material y componer, aunque fuera en momentos en solitario.

“Ahora mismo hay un movimiento de post-punk en Reino Unido y creemos que encajamos ahí, sí pertenecemos a ello, pero también nos gusta ESG (banda de avant-funk), o el saxofonista James Chance, tenemos ese ADN. Eso era lo que nos inspiraba a tocar antes de la pandemia en un cuarto grande y cuando comenzamos el LP algo de eso se quedó”
Ryan NeedhamBajista

Algo que también resalta el vocalista es que con la esencia post-punk tocaron los instrumentos básicos que se necesitan para tener armonía y un balance melódico en una banda. El tener lo elemental también funcionó para Yard Act, por eso su formación de cuarteto es justo lo necesario para que salgan adelante.

“Fue un tiempo en el que nos pudimos enfocar a ello, también hubo mucho estrés por preguntarnos ¿cómo íbamos a pagar la renta? (…) Teníamos trabajos nocturnos y esto nos permitió enfocarnos en la música. James y yo tuvimos un tiempo prolífico, las primeras tres semanas escribimos como 13 o 18 canciones. Creo que pudimos usar nuestro tiempo y creatividad en estos momentos horribles”, ahonda Needham.

También puedes leer: El rock no paga payola