Ante sus polémicas sin fin, Warner Bros considera terminar con el contrato de Ezra Miller, intérprete de The Flash en el Universo extendido de DC, además de analizar el futuro del superhéroe en la franquicia.

Desde antes de la pandemia, y especialmente durante ella, Miller se ha involucrado en una serie de problemas con la justicia incluyendo agresiones a fanáticas en Islandia, detenciones en Hawai y un proceso judicial en su contra por su relación con una joven nativoamericana.

Recientemente, tras la última acusación por parte de los padres de una joven de 18 años, la justicia dijo que el actor se encuentra inubicable, pues no han podido entregarle las notificaciones y citaciones judiciales.

Te sugerimos: Ezra Miller es acusado de ofrecer drogas y golpear a joven; piden orden de restricción

Debido a estos escándalos, Warner Bros reconsidera el lanzamiento de la película en solitario de The Flash, que ya ha aparecido en los filmes de Justice League.

La grabación, que se encuentra completa desde 2021 para ser lanzada este 2022, podría no ver la luz.

E incluso, aunque finalmente se estrene en cines o directamente en HBO Max, Ezra Miller jamás volvería a ser quien encarne a Barry Allen.

“Fuentes dicen que incluso si no surgen más acusaciones, es probable que el estudio no mantenga a Miller en el papel de Flash en futuras películas de DC. Eso significaría reemplazarlo en el futuro, pero todavía hay una inversión de $200 millones en juego con la primera película y los ejecutivos de Warner Bros deben estar avergonzados con cada nuevo informe de prensa”, asegura el portal especializado Deadline.

Warner Bros y DC vislumbraban un año brillante para su franquicia, pues llegarían a la pantalla cintas con Flash, Batman, Aquaman y Black Adam como protagonistas.