Expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrollaron un simulador para poder practicar las más complejas y riesgosas cirugías cerebrales de forma segura y sin poner en peligro a los pacientes.

Se trata del Brain Advanced Computer Surgery Simulator o sólo BACSIM, el cual combina elementos de tecnología robótica y realidad virtual para poder llevar a cabo una neurocirugía de forma tridimensional que permite extirpar tumores.

Te puede interesar: Expertas de la UNAM recomiendan seguir usando cubrebocas en conciertos y partidos

BACSIM combina elementos físicos con una cabeza de maniquí y tecnología robótica para realizar el procedimiento médico, con la simulación computarizada tridimensional.

De esta forma, los médicos pueden realizar una microcirugía de una manera muy realista, ya que incluye proporciones a escala real del instrumental y un visor tridimensional que muestra al cirujano una escena similar a lo que ve en el microscopio electrónico.

Además, BACSIM utiliza modelos matemáticos que simulan el comportamiento tanto del cerebro como del tumor haciendo que se vea y se sienta lo más realista posible, como si se encontrara ante el paciente.

“Se trata de que el simulador sea lo más real al quirófano. El cirujano no está sentado enfrente de una computadora, sino de pie, como de frente a un paciente y lo que se trata es que el aparato sea ergonómicamente activo”, dijo Juan Salvador Pérez Lomelí, experto en desarrollo de prototipos y líder del proyecto.

¿Cuál es la importancia del simulador?

La neurocirugía estudia las enfermedades que afectan al sistema nervioso que dirige y regula el funcionamiento correcto del organismo, por lo cual, practicar las cirugías y aprender los procedimientos puede ser complejo y riesgoso.

Tal como señala Miguel Ángel Padilla Castañeda, líder del proyecto: “Las oportunidades de ir aprendiendo son escasas y de riesgo para los pacientes”; no obstante, esto cambia con el simulador.

Lo anterior, debido a que el las cirugías que simula BACSIM se encuentran entre las más complejas y riesgosas de aprender, las cuales normalmente llevan años de adiestramiento y que ahora será posible practicar de forma segura.

A pesar de que recientemente se tienen noticias de este simulador único en su tipo, los trabajos comenzaron desde hace 6 años con expertos del Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología (ICAT).

Además, fue diseñado por el neurocirujano Aldo Hernández en colaboración con médicos del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, donde ha sido probado, y ya se encuentra en el proceso para ser patentado.