“Hasta 80 por ciento de los casos de cáncer de próstata son curables, siempre y cuando se detecte de forma oportuna”, explica el director general del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), Abelardo Meneses García.

No obstante, en México es una de las primeras causas de mortalidad por cáncer en hombres, pues siete de cada 10 casos se detectan en etapa avanzada.

Por ello, el INCan desarrolló el Programa de Atención Integral de Cáncer de Próstata OPUS que tiene como objetivo reforzar el tratamiento del cáncer de próstata y mejorar la tendencia relacionada con esta enfermedad mediante una valoración integral, que comprenda, no solo la atención física y médica del padecimiento, sino aspectos como nutrición, psicología y medicina de primer contacto.

Miguel Ángel Jiménez Ríos, jefe del Departamento de Urología Oncológica, indica que este padecimiento se presenta, por lo general, en hombres mayores de 40 años cuando las células de la próstata comienzan a crecer fuera de control. Si bien causa 9.8 muertes por cada 100 mil habitantes, hoy en día es un tema de salud que es tratable mediante diversas opciones médicas, tales como la quimioterapia.

“Gracias a la innovación terapéutica, este tipo de cáncer es controlable si se atiende de manera complementaria y tomando en cuenta las diversas terapias existentes se puede mejorar la calidad de vida de quien lo padece.

“Actualmente, existe la idea de que el cáncer de próstata no se puede atender. Si una persona recibe un diagnóstico con este padecimiento, no es el fin del mundo. “Hoy, la innovación y los avances científicos encaminados a la medicina nos permiten tener otra visión y decir que es posible vivir con cáncer de próstata o hay más vida después del cáncer de próstata”, añade Jiménez Ríos.

Por su parte, Miguel Ángel Álvarez Avitia, médico adscrito al Servicio de Tumores Genito-urinarios del INCan, aclara que el cáncer de próstata es un tipo de neoplasia que si se detecta en etapas tempranas tiene un pronóstico favorable de control, convirtiéndose en un tema de salud que ha pasado de ser una enfermedad terminal a una crónica.

Parte importante del tratamiento del cáncer de próstata avanzado es retirar el estigma que rodea a esta etapa de la enfermedad que generalmente se asocia con la muerte.

Asimismo, alternativas como la quimioterapia están rodeadas de mitos que hacen pensar que son tratamientos con alta toxicidad que derivan en efectos secundarios tales como las náuseas o la pérdida del cabello.

“El progreso en los medicamentos complementarios de la quimioterapia nos concede un horizonte completamente diferente al que teníamos décadas atrás y hoy podemos decir que se puede atravesar la enfermedad con un semblante distinto”
Miguel Ángel Jiménez RíosDoctor

Otro de los aspectos a considerar dentro de la atención del cáncer de próstata es el acceso a la información, ya que se ha observado que en los estados del país considerados de muy baja marginación la mortalidad por este padecimiento mostró una reducción de cinco por ciento anual y esta ocurrió principalmente entre los hombres más jóvenes.

Esto representa un signo de cambios culturales en las generaciones más recientes, en las cuales una percepción diferente acerca del cáncer de próstata y la importancia del acercamiento con especialistas reduce su mortalidad

Los especialistas concluyen que es necesario impulsar la conversación sobre la salud masculina a fin de que este grupo poblacional cuente con más información sobre las opciones de tratamiento para el cáncer de próstata en etapas avanzadas y que conozcan que, gracias a la innovación terapéutica, se puede tener una perspectiva de vida distinta, en donde los pacientes pueden tener buena calidad de vida y seguir siendo productivos e independientes.

Te puede interesar: Cáncer, la pandemia que se avecina