Después del fracaso de “October”, el difícil segundo disco que tuvo como sencillo a “Gloria”, una canción con el coro en latín, la banda irlandesa necesitaba cimentar la promesa que mostraron con su álbum debut.

La opción para salvar a la banda fue crear un disco que encapsulara en canciones la frustración de vivir en una isla asediada por “The Troubles”, el entonces inacabable conflicto bélico en Irlanda del Norte.

El resultado no pudo haber sido mejor para U2. “War” es un disco que impacta desde la portada, en la que Peter Rowen –el mismo niño que aparecía inocente en la portada de su disco debut “Boy”– mira fijamente a la cámara con una mezcla de enojo e impotencia y un par de cicatrices en la cara. De la misma forma como lo hizo su “cover boy”, U2 creció en este álbum.

Con este crecimiento no solo entró la política y el proselitismo en su música, también los primeros grandes clásicos. A “Sunday Bloody Sunday”, la canción que abre el disco, es imposible no ponerle atención gracias a la intensidad militar en la batería de Larry Mullen Jr., y posiblemente la letra con más resonancia que ha escrito Bono.

“New Year’s Day”, con la distintiva línea de bajo de Adam Clayton, y The Edge usando el sintetizador, se convirtió en el otro himno del disco.

“War”, además de ser el primer álbum número uno de U2, fue el disco que sacó de la cima del chart británico a “Thriller” de Michael Jackson. Tal es la fuerza de este disco.

El éxito de “War” le dio nueva fuerza en vivo a la banda: “Two Hearts Beat As One”, una joya postpunk escondida en la segunda mitad del álbum, suena más potente en el mítico video/disco en vivo “Under A Red Blood Sky”, grabado en el anfiteatro de Red Rocks en Colorado.

En la batalla por sobrevivir, U2 ganó la guerra con este álbum. Las celebraciones de esa victoria siguen hasta hoy.

“War”

U2 [Universal; 1983]

120 pesos en iTunes